Los vaqueros, las películas y la jerga: Kim Jong-Un, en guerra contra la influencia extranjera
15:08
7 Junio 2021

Los vaqueros, las películas y la jerga: Kim Jong-Un, en guerra contra la influencia extranjera

El régimen coreano ha aprobado una polémica ley que incluye penas de cárcel para quienes consuman productos audiovisuales extranjeros.

Corea del Norte ha aprobado una polémica ley que busca erradicar cualquier tipo de influencia extranjera, castigando duramente cualquiera que sea sorprendido viendo películas, vistiendo ropa o incluso utilizando jergas extranjeras. 

Cualquiera que esté en posesión de una gran cantidad material audiovisual de Corea del Sur, Estados Unidos o Japón ahora se enfrenta a la pena de muerte. Aquellos que sean sorprendidos asistiendo a películas extranjeras se enfrentan al ingreso en un campo de prisioneros durante 15 años. El objetivo de Kim Jong-Un es evitar que la información externa llegue a la gente de Corea del Norte, a medida que la vida en el país se vuelve cada vez más difícil, y reprimir lo que el régimen describe como "pensamiento reaccionario".

Y no se trata solo de lo que ve la gente. Recientemente, Kim Jong-Un escribió una carta en los medios estatales pidiendo a la Liga Juvenil del país que tome medidas enérgicas contra el "comportamiento desagradable, individualista y antisocialista" de los jóvenes. Quiere acabar con la utilización de expresiones extranjeras, los peinados y la ropa que describió como "venenos peligrosos".

The Daily NK, una publicación online en Seúl, citando fuentes de Corea del Norte, informó de que tres adolescentes habían sido enviados a un campamento de reeducación por cortarse el pelo como ídolos del K-pop y doblarse los pantalones por encima de los tobillos.

Mientras las condiciones de vida en Corea del Norte se endurecen, Kim Jong-Un quiere asegurarse de que sus ciudadanos sigan consumiendo la propaganda cuidadosamente elaborada del estado, sin lugar a otra perspectiva. 

El país ha estado más aislado del mundo exterior que nunca después de sellar su frontera el año pasado en respuesta a la pandemia. Los suministros y el comercio de la vecina China casi se paralizaron. Aunque algunos suministros están comenzando a llegar, las importaciones aún son limitadas.

Este aislamiento autoimpuesto ha exacerbado una economía ya fracasada y en la que el dinero se canaliza hacia las ambiciones nucleares del régimen. A principios de este año, el propio Kim Jong-Un admitió que su pueblo se enfrentaba a "la peor situación que tenemos que superar".

Pese a la voluntad de control por parte del Gobierno, leyes anteriores parecidas demostraron el ingenio de la gente para circular y ver películas extranjeras que generalmente se pasan de contrabando en memorias USB a través de la frontera desde China.


Etiquetas:  #Los #vaqueros #las #películas #y #la #jerga #Kim #Jong #Un #en #guerra #contra #la #influencia #extranjera

COMENTARIOS