Luis Suárez culmina un milagro ante San Siro
00:42
29 Septiembre 2021

Luis Suárez culmina un milagro ante San Siro

Un gol de penalti del uruguayo en el sexto minuto del añadido castiga a un Milan que jugó más de una hora en inferioridad (1-2)

1-2 en San Siro Narración y estadísticas Grupo B El Liverpool, líder con seis puntos en dos jornadas

Palpitaba a mil por hora el corazón dormido de San Siro. El latido de un gigante que ahora quiere volver a ser temido en Europa. El Atlético sabe por experiencia el esfuerzo que eso requiere. No es cosa de una sola noche. Sin embargo, durante un largo rato el novato, frágil y asustadizo, invisible sobre el césped lombardo, pareció el conjunto rojiblanco. Los de Simeone acabaron escapando del abismo con dos dentelladas postreras, frente a un Milan en inferioridad, que sólo entregó su alma en el ocaso. Encomendados a otra remontada imposible que Luis Suárez, poniendo fin a seis años sin ver puerta lejos de casa, resolvió de penalti en el minuto 97. Un milagro ante los ojos de San Siro. A veces los santos también juegan su papel.

Y es que por momentos pareció como si fuera la primera aventura de los jugadores del Atlético en la Champions. Hasta la expulsión de Kessié, se vieron superados y silenciados los rojiblancos, mientras el Milan, a lomos de su hinchada, se abalanzaba sobre el área de Oblak. De no haber mediado el esloveno, el asunto pudo ser más serio.

Porque a la cautela del Atlético, que parecía seguir anclado en su última y distorsionada visita a Vitoria, respondió el cuadro rossonero con ganas, ímpetu y valentía. Brahim Díaz imaginaba, ordenaba y mandaba desde la mediapunta. Y el resto, asentían a sus impulsos nerviosos. El malagueño se marcharía lesionado en la segunda parte. En la otra trinchera, Maignan, el guardameta local, permaneció como si la cosa no fuera con él hasta el descanso.

Caminando sobre cristales

De la primera estampida salió ileso el Atlético. Luis Suárez, sometido por la intensa zaga milanista, perdía un balón y el Milan, como si fuera un relámpago rojo y negro, tras un borrón de Giménez, se plantó con un parpadeo delante de Oblak. Pero a Rebic le debió parecer un gigante el portero esloveno porque no acertó a dar con la solución. La bota de Jan tapó acabó tapando el único camino posible hacia el gol. Pero a Simeone no le dio tiempo a respirar. En la continuación de la jugada, Brahim jugueteó en el área, detectó sin marca a Leao. El zarpazo del portugués sí fue letal. San Siro explotó, acaso tratando de soltar al cielo los demonios que llevaba dentro tantos años.

El Atlético caminaba sin rumbo sobre cristales, hasta que Kessié, pasado de revoluciones, pagó la novatada. Un agarrón y una entrada, ambas sobre Llorente, daba con sus huecos en el vestuario. La superioridad numérica rebajó la temperatura del Milan, pero tampoco desembocó en un derroche de fútbol rojiblanco. Anda lejos, mucho, el conjunto de Simeone de bordar el juego. Bastante tiene con ir poniendo algún que otro hilván. Anoche Koke, de regreso tras una semana ausente, no fue remedio para ninguno de los problemas.

Seis años después

Durante varios momentos, creyó Luis Suárez ver esfumarse su maldición. La que le mantenía inédito en Champions con el Atlético y sin marcar fuera de casa desde 2015. Las brujas se empeñaban en seguir negándole la redención. Hasta en dos ocasiones, con el pie y con la cabeza, trató de sofocar el fuego sin éxito. El asunto pareció paranormal hasta que llegó ese golpe final del destino en el añadido.

Se encomendó a su artillería Simeone, en busca de otra de esas remontadas exprés y alcanzó su objetivo. Asomó Griezmann y reapareció Lemar, que sigue transmitiendo buenas vibraciones. Y entre los dos, con ayuda de Lodi, dibujaron una tirita.

Y Luis Suárez, en otro destello de Lemar, que forzó el penalti, tras comprobación del VAR, zurció la herida. Incluida la suya.


Etiquetas:  #Luis #Suárez #culmina #un #milagro #ante #San #Siro

COMENTARIOS