Lula retoma el control de un país al rojo vivo con 1.500 detenidos
23:46
9 Enero 2023

Lula retoma el control de un país al rojo vivo con 1.500 detenidos

El presidente brasileño afirma que se aplicará 'mano dura' contra los ''actos terroristas y golpistas'' ocurridos el domingo en Brasilia

Preguntas con Respuesta Golpe a la democracia de Brasil: por qué ha llegado el país a este abismo Brasil Lula y la Justicia unen fuerzas para neutralizar a los golpistas en Brasil, pero la incertidumbre y la tensión continúan

Una vez que los poderes del Estado cayeron en la cuenta de que estaban en medio de un nido de serpientes, la reacción fue fulminante: Brasil aplicará mano dura contra el extremismo que ofreció, este domingo, un asombroso y denigrante espectáculo al mundo.

"Los poderes de la República, defensores de la democracia y de la Carta Constitucional de 1988, rechazan los actos terroristas, vandálicos, criminales y golpistas ocurridos en la tarde de ayer en Brasilia", rezó una declaración conjunta suscrita este lunes por el presidente de la República, Luiz Inácio Lula da Silva, el presidente en funciones del Senado, Veneziano Vital do Rêgo, el presidente de la Cámara de Diputados, Arthur Lira, y la presidenta del Supremo Tribunal Federal (STF), Rosa Weber.

"Estamos unidos para que se tomen medidas institucionales, conforme a las leyes brasileñas. Hacemos un llamamiento a la sociedad para que mantenga la serenidad, en defensa de la paz y la democracia en nuestra patria", añadió el texto, precedido de una publicación en redes sociales que bajo la leyenda Firmes en defensa de la democracia reunió a Lula, Lira y Weber.

Asalto a las instituciones de Brasilia

Qué es golpismo, y tú me lo preguntas

Del Capitolio a Brasilia: América, el mayor polvorín del planeta

El jefe de Estado brasileño tenía previsto reunirse más tarde en el día con los jefes de las tres Fuerzas Armadas, en la mira de algunos políticos y medios de comunicación que creen que parte de los militares vio con simpatía la invasión de miles de bolsonaristas extremos a la Plaza de los Tres Poderes. José Mucio, ministro de Defensa, está en la cuerda floja tras haber calificado días atrás de "democráticas" las manifestaciones extremistas de los últimos dos meses.

La reunión de los máximos responsables de la institucionalidad brasileña tuvo un costado simbólico, ya que se produjo en el despacho presidencial del Palacio del Planalto, al que los radicales, que arrasaron con oficinas e instalaciones, no pudieron ingresar al tratarse de una sala blindada. Según Paulo Pimenta, ministro de Comunicaciones, el objetivo de las reuniones fue demostrar que los tres poderes siguen funcionando y ejerciendo sus responsabilidades.

La mano dura incluyó la disolución de los campamentos bolsonaristas ante edificios de las fuerzas armadas. Empecinados en no aceptar el resultado de las elecciones del 30 de octubre, que Lula ganó de manera muy ajustada sobre Bolsonaro, la aventura de muchos de ellos terminó mal: en el inicio de la tarde del lunes ya había 1.500 personas arrestadas.

Mientras el poder en Brasilia trataba de recomponerse, miles de kilómetros al norte, en el Estado de la Florida, Bolsonaro fue ingresado en un hospital de Orlando por dolores abdominales. Según O Globo y Folha de Sao Paulo, el ex presidente se presentó en el hospital para saber si está volviendo a sufrir una obstrucción intestinal.

Desde que fue apuñalado durante la campaña para las presidenciales de 2018, Bolsonaro fue sometido a cuatro cirugías. A finales de enero de 2019, cuando ya era presidente de la República, fue operado para retirarle una bolsa de colostomía que le habían colocado tras el atentado. En septiembre del mismo año, se sometió a una operación para corregir una hernia en la cicatriz de una intervención anterior.

Bolsonaro suele quejarse de que sus dolores y problemas intestinales están relacionados con la puñalada que recibió en aquel ataque.

La huida de Bolsonaro a Estados Unidos dos días antes del final de su mandato fue cuestionada por el propio Lula. Tras los sucesos del domingo, en medios de comunicación y en círculos de la política en Brasilia se discute sobre un posible pedido de extradición del ex presidente. Jake Sullivan, consejero de Seguridad Nacional de Joe Biden, afirmó este lunes en Ciudad de México que no ha tenido ningún tipo de requerimiento en ese sentido por parte de las autoridades brasileñas.


Etiquetas:  #Lula #retoma #el #control #de #un #país #al #rojo #vivo #con #1500 #detenidos

COMENTARIOS