Mañueco ensaya en Castilla y León el 'modelo Feijóo' de bajada de impuestos
09:57
22 Abril 2022

Mañueco ensaya en Castilla y León el 'modelo Feijóo' de bajada de impuestos

Recorta el IRPF a todos los castellanos y leoneses y 'devuelve' un 5,3% a los que menos cobran, para contrarrestar la inflación

Economía Feijóo plantea una rebaja fiscal de entre 7.500 y 10.000 millones Plan Feijóo plantea un alivio fiscal a rentas inferiores a 40.000 euros

Alberto Núñez Feijóo no viajó a Valladolid para asistir a la toma de posesión de Alfonso Fernández Mañueco, para no propiciar su particular foto de Colón con Vox. Sobre todo, en un momento en el que las encuestas constatan que ya le ha robado más de 400.000 posibles votos al PSOE. Pero eso no significa que no haya sintonía entre ambos líderes. El gallego y el castellano y leonés no han hablado específicamente sobre las medidas del arranque del nuevo Gobierno regional de PP y Vox, pero sus equipos sí se han coordinado para compartir propuestas. El consejero de Economía y Hacienda de Castilla y León, Carlos Fernández Carriedo, fue una de las personas que aportaron ideas al documento económico que le enviará hoy el PP a Pedro Sánchez.

De hecho, el plan fiscal con el que Mañueco desprecintó este jueves la legislatura ensaya el modelo Feijóo para intentar proteger a las rentas más bajas del zarpazo de la inflación. Eso sí, con el beneplácito de Vox, el nuevo e incómodo socio de gobierno de los populares en esta comunidad.

La medida principal del plan de Mañueco será la rebaja del tipo mínimo del IRPF del 9,5% al 9%. Será el segundo más bajo de España, tras el de Madrid (8,5%). El tramo más bajo del impuesto afecta a todos los salarios, ya que grava los ingresos de cero a 12.450 euros. De esta manera, habrá rebaja para todos en Castilla y León. En ese tramo de renta se pagará un 5,3% menos. Para un trabajador con ingresos altos no será un alivio muy abultado, pero para las rentas bajas es casi tanto como deflactar por completo la tarifa del IRPF, ya que el IPC medio que prevé el Banco de España para 2022 es del 7,5%.

Una persona que tenga en Castilla y León una base líquida de 12.450 euros pagará por el IRPF 35 euros menos que hasta ahora, y 105 euros menos que un contribuyente catalán con los mismos ingresos.

De esta forma, Mañueco replica, en el ámbito autonómico y a pequeña escala, la principal bandera económica del presidente del PP. El consejero de Economía y Hacienda asegura a este diario que «aunque este es un plan de la Junta, es plenamente coherente y asimilable a lo que viene pidiendo Feijóo en estos días». Cada uno en su dimensión: si Feijóo pide una rebaja de hasta 10.000 millones en toda España, la Junta de Castilla y León hará un esfuerzo de 470 millones en la legislatura.

Planes económicos

«Ambos planes económicos están inspirados en los mismos principios», asegura el popular Fernández Carriedo. Y esos principios son: «Rebaja fiscal, porque el dinero está mejor en el bolsillo de los ciudadanos que decidiendo el Gobierno, apoyo a las rentas bajas y medidas específicas para el transporte, la industria y el medio rural». A ello se le suma un nuevo fondo de cohesión para apoyar a las familias «vulnerables» del medio rural y un aumento del 15% de la renta garantizada para todos las que la cobran, que así podrán sufrir menos el impacto de la inflación.

Vox está de acuerdo en la rebaja fiscal -la llevaba en su programa- y el PP ha venido hablando con sus representantes durante toda la elaboración del plan fiscal. El socio no ha puesto «ninguna pega» a la paga a las familias sin ingresos, a pesar de que sí lo hace con el Ingreso Mínimo Vital, que es similar, pero en el ámbito nacional.

A juicio de Vox, esa medida «cronifica» la pobreza y supone un efecto llamada «a gritos» de inmigrantes ilegales, a pesar de que eso es imposible que ocurra: en el real decreto que regula el ingreso mínimo vital se señala que para percibir la renta se ha de ser español o tener residencia acreditada en España con un año de antigüedad, lo que deja fuera de esta ayuda incluso a los solicitantes de asilo. Pero en el caso de la renta garantizada de Castilla y León, Vox asume la tesis de Mañueco: pagar un 15% más a los receptores de este ingreso.

Al igual que Feijóo, el plan de Castilla y León pide la reestructuración de los fondos europeos, para utilizarlos contra la crisis energética, más allá de su cometido primigenio contra el Covid. No en vano, esta comunidad es líder de España en producción de energías renovables. «Es muy importante que una parte de los fondos europeos se dirija al autoconsumo de energía y que eso favorezca la desconexión de la red», asegura Fernández Carriedo.

La rebaja fiscal, que se aprobará para este mismo año, será aún mayor para los trabajadores del campo, con un tipo reducido del 4% en la transmisión de explotaciones agrarias y una bonificación del 100% en los arrendamientos de fincas rústicas, así como la bonificación del 95% de las tasas por licencias de caza y pesca. Esto beneficiarán a más de 275.000 personas, un tercio de las que viven en el campo en Castilla y León. Hay que recordar que Vox capitanea la consejería de Agricultura, toda vez que el medio rural es uno de los principales caladeros -y una de las principales banderas- de la derecha radical.

«En una situación de récord de inflación, la primera medida ha de ser una rebaja de la presión fiscal», justifica Mañueco. «El Gobierno de España se comprometió a bajar impuestos en la Conferencia de Presidentes de La Palma, y no ha cumplido», añade. Desde la Junta aseguran que «se inicia, así, la mayor bajada de impuestos de la historia autonómica», lo que hará que esta región no sólo tenga el segundo tipo mínimo del IRPF tras Madrid, sino que será también la segunda en la que se tribute menos en la media de todos los tramos del impuesto.


Etiquetas:  #Mañueco #ensaya #en #Castilla #y #León #el #modelo #Feijóo #de #bajada #de #impuestos

COMENTARIOS