María Conde y la sonrisa de España: la selección se desata ante Montenegro y ya está en cuartos del Eurobasket
22:54
21 Junio 2021

María Conde y la sonrisa de España: la selección se desata ante Montenegro y ya está en cuartos del Eurobasket

La selección española, excelente en defensa y liderada por Astou Ndour (17 puntos, seis rebotes) y María Conde (19 sin fallo), barre a las balcánicas en octavos

España sonríe, España corre, España defiende. España se mira al espejo y se reconoce. España escapa así de sus desafíos, desatando su juego volcánico, su corazón de guerreras ante las adversidades. Aguarda ya Serbia en cuartos de final del Eurobasket, batalla con tantas cuentas pendientes, porque Montenegro fue triturada en octavos por esta selección de menos a más. [78-51: Narración y estadísticas]

No hubo tiempo ni para la más mínima duda en la Fonteta. Y razones podría tener esta España de Lucas Mondelo, saciada de medallas y elogios, golpeada por el infortunio de dos positivos por covid justo antes de amanecer en el Eurobasket patrio; nada menos que despojada de su estrella, de Alba Torrens. Y con una derrota cruel ante Bielorrusia para empezar.

De las que inauguran incertidumbres. Pero ni lo más remoto. Ya avisó el seleccionador, que la fase inicial era todavía parte de la preparación, más con este verano eterno que en unas semanas culmina con los Juegos. Y España crece, aunque de repente llegue el Rubicón, el que siempre superó últimamente a base de heroicidades.

Una de ellas fue aquel dos más uno de Anna Cruz en Budapest, en los cuartos de otro Eurobasket que también acabó en medalla. A la misma Montenegro que en la Fonteta se quedó petrificada ante el ímpetu español, liderado por la defensa y prolongado por Astou Ndour, que es el principio y final de España.

Llegó sobre la bocina al torneo, directamente desde la WNBA, y pronto tomó las riendas, aunque siga jugando con el freno de mano de los minutos echado, apenas 23 por noche, casi 16 puntos y siete rebotes de promedio.

Ya en el primer acto lucía la africana con 11, con robos de sus brazos inmensos, que culminaban en contragolpes fugaces. Bien la acompañó María Conde, uno de esos talentos que pide paso, el relevo generacional que ya está aquí. La madrileña, pura elegancia, se desató ofensivamente, mientras la distancia crecía y crecía, pronto los 20 puntos que significaban fiesta en la Fonteta. Iba a ser su gran noche: 19 puntos sin fallo.

España sonrío mediante su defensa, presión a toda pista si hacía falta, ayudas constantes. Eso, la energía, el esfuerzo, es la gasolina de España, el resorte que conecta el ataque. Laura Gil suele ser quien lidera la retaguardia, ayer de nuevo dominando la pintura (ocho rebotes), pese a que suele pelear contra gigantes.

De las caras largas del primer día al éxtasis del lunes, unos octavos quizá imprevistos, pero que parecieron impulso al ánimo español. A la vuelta de vestuarios siguió la pujanza, apareciendo nuevos recursos ofensivos, ahora Maite Cazorla, otra de las que llega, mientras la defensa no flaqueaba. Montenegro andaba ya desesperada.

Como hace dos años en seminales, cuando España silenció Belgrado para luego ganar el oro. Como en las semifinales de los Juegos de Río, para luego lucir la planta. Serbia de nuevo en el camino. Espera a España con el temor de quien le arruinó tantas veces, pero con las ganas de quien pretender saldar cuentas. Otro episodio para la épica en cualquier caso.


Etiquetas:  #María #Conde #y #la #sonrisa #de #España #la #selección #se #desata #ante #Montenegro #y #ya #está #en #cuartos #del #Eurobasket

COMENTARIOS