Mark Rutte gana el primer pulso a los negacionistas con el toque de queda en Países Bajos
01:40
17 Febrero 2021

Mark Rutte gana el primer pulso a los negacionistas con el toque de queda en Países Bajos

La medida se mantendrá al menos hasta el viernes, entonces los jueces tomarán un decisión sobre el recurso presentado por el Gobierno

Covid-19 Países Bajos, la sagrada libertad ciudadana que impide luchar contra el coronavirus Pandemia Países Bajos, secuestrada por jóvenes encapuchados amotinados contra el toque de queda

Los negacionistas han llevado la estrategia oficial de Mark Rutte a los tribunales y consiguen retarle, al menos de momento. Consiguieron tumbar en los tribunales y durante varias horas la única restricción a la movilidad que realmente ha aplicado el Gobierno neerlandés desde marzo del año pasado: el toque de queda. El Gobierno impugnó la decisión ante otra Corte porque considera que la medida es "necesaria" para frenar los contagios. Al final, logró mantener la restricción hasta el viernes, cuando los jueces analizarán el contenido del recurso presentado y la legitimidad de la medida.

El Gobierno ha ganado con esto unos días para buscar alternativas legales en las que basar el toque de queda, quizás por la vía legislativa regular, buscando el respaldo del Parlamento y el Senado, porque de lo contrario, el viernes corre el riesgo de que la Justicia vuelva a tumbar la restricción por falta de base. Los jueces han considerado que el interés del Estado neerlandés manteniendo esta restricción pesa más que el deseo de los denunciantes a levantar el toque de queda por privar su libertad de movimiento y su privacidad, que fue lo que argumentaron.

Aunque los jueces lo han dejado claro: el toque de queda ya se está aplicando y por eso el tribunal no respalda la suspensión de momento, pero sí en el procedimiento sustantivo se decide que la medida no puede seguir adelante, entonces al Gobierno no le quedará más remedio que acatar a la Justicia, a menos que en estos dos días pueda convencer a los jueces de lo contrario. "El toque de queda se aplica, también esta noche. El coronavirus aún no está bajo control. Sigue siendo importante quedarse en casa, socializar con la menor cantidad de personas y cumplir todas las medidas", celebró Rutte tras lograr el respaldo judicial en una sesión contra el reloj.

El líder de Viruswaarheid, Willem Engel, que hizo la denuncia, consideró que los jueces están "cometiendo un gran error" permitiendo que el toque de queda siga en vigor los próximos días. "Esto es inaceptable", lamentó. Unas horas antes, el activista se había sentido "muy satisfecho con la decisión" del juez que le había dado la razón y aseguró que "había perdido la fe en la justicia" porque su organización había perdido casos previos contra el Estado neerlandés durante los últimos meses. Al final, la alegría le duró poco, aunque no pierde la esperanza de cara al viernes.

Mientras el Gobierno neerlandés trataba de frenar a contracorriente la suspensión de la restricción, Engel llamaba a "fiestas en la calle" con "mucha gente" para celebrar la victoria. En respuesta a esto, el Gobierno pidió "no salir a la calle" y "usar el sentido común, en vez de dejarse llevar". El propio Rutte había dicho que, pase lo que pase en los tribunales, la gente debería adherirse al toque de queda porque, lo contrario, "tendría de inmediato un grave impacto en la lucha contra el coronavirus" y alertó a la sociedad de que el hecho de que la medida no tuviera base legal en el momento de su aprobación "no significa que no sea necesario" aplicarla para controlar la pandemia. "No es un fin en sí mismo, es un medio" para frenar los contagios, justificó.

Viruswaarheid no está de acuerdo. Desde sus argumentos negacionistas, ha interpuesto un total de 12 demandas contra el Estado neerlandés por las medidas aplicadas contra el coronavirus, por lo que hay pendientes varios juicios, entre ellos uno contra la obligación de usar mascarillas en los espacios cerrados de acceso al público. A finales de diciembre, este grupo también ganó un proceso sumario contra la obligación de entrar a Países Bajos con una PCR negativa, pero el Gobierno revisó la regulación e impuso legalmente su uso de nuevo. A pesar de que la pequeña victoria judicial de este martes no le da la razón a su interpretación de la realidad, permitió a Engel varios momentos de gloria en los medios para insistir en que el coronavirus solo es una gripe más.


Etiquetas:  #Mark #Rutte #gana #el #primer #pulso #a #los #negacionistas #con #el #toque #de #queda #en #Países #Bajos

COMENTARIOS