Marta Higueras, la líder de izquierdas que salvó a Almeida: 'Somos decisivos, Vox está en fuera de juego'
06:09
31 Diciembre 2021

Marta Higueras, la líder de izquierdas que salvó a Almeida: 'Somos decisivos, Vox está en fuera de juego'

''Si muriera Vargas Llosa, la izquierda no votaría en contra de nombrarlo hijo predilecto'' / ''Si no logramos el frente amplio de Yolanda Díaz, habrá derecha para rato''.

Resulta inaudito porque la dinámica de bloques está metida hasta el tuétano de la política española. En Madrid, esa cerrilidad se ha roto. Los concejales herederos de Manuela Carmena negociaron a contrarreloj con el gobierno PP-Ciudadanos para aprobar los Presupuestos. Y se ha montado la de San Quintín: Vox llama al alcalde "Carmeida, traidor"... y Rita Maestre acusa a sus excompañeros de "transfuguismo y oscuridad".

En medio de esa vorágine, esta mañana, responde Marta Higueras, que fue mano derecha de Carmena en el gobierno anterior y que ha liderado la negociación presupuestaria. Le interesa la gestión, la enmienda concreta, rehúye el calificativo... Tiene todos los boletos para no salir en el telediario, pero no le importa: celebra haber hecho "lo mejor para los madrileños".

A lo largo de esta conversación, intentará explicar cómo negoció con Almeida, cuáles han sido sus principales logros, cuáles las renuncias más duras, qué pasó con Almudena Grandes, qué votará su grupo –Recupera Madrid, se llama– el resto de la legislatura... Porque sus tres concejales serán decisivos hasta que haya elecciones. El alcalde no puede hacer nada sin sus votos.

Asiste Marta Higueras, con cierta perplejidad, a un nuevo capítulo de la Autobiografía de Federico Sánchez que escribió Jorge Semprún: los movimientos de izquierdas siempre asesinándose entre ellos. Reconoce la tradición –negarla sería absurdo–, pero incide: "A mí no me van a encontrar ahí".

Quiere un frente amplio, similar al que propone Yolanda Díaz para todo el país. De hecho, tiende la mano a la vicepresidenta del Gobierno y se pone a su "disposición". Espera poder impulsar junto a sus compañeros, cuando llegue el momento, ese frente amplio a nivel municipal y autonómico. "Si no, habrá derecha para rato". 

No sé si recordará usted un audio muy celebrado que corrió como la pólvora en los grupos de WhatsApp: se mezclaban los nombres de todos los grupos catalanes; algunos inventados. No había quien se aclarase. En la izquierda madrileña hoy pasa lo mismo. “Recupera Madrid” ha aprobado los Presupuestos de Almeida, pero ¿qué es eso de “Recupera Madrid”? A ver si le convence este resumen: “Los favoritos de Carmena”.

¡Uy! Voy a tener que remontarme a 2015 para explicarlo –sonríe–. Cuando nos presentamos a aquellas elecciones, se había creado una plataforma llamada "Ahora Madrid". Y se le pidió a Manuela Carmena que la liderara. En 2019, nos volvimos a presentar, pero ya fue Manuela quien creó la plataforma. La anterior, con la que gobernó, se la dieron hecha. Y ella labró una plataforma que no tenía nada que ver con los partidos: Más Madrid. Ganamos las elecciones, pero no pudimos gobernar. Manuela se marchó.

Y ahí empezó el lío.

Sí. Porque unos compañeros –se refiere a los liderados por Rita Maestre, actual portavoz de Más Madrid– decidieron que esa plataforma ciudadana, pensada precisamente para trascender los partidos, tenía que convertirse... en un partido. Más Madrid se sigue llamando igual, pero no tiene nada que ver con lo que ideó Manuela. Ella misma, entre risas, suele decir: "Planté la semilla de una plataforma y me salió un partido".

Usted y tres compañeros se marcharon: y así nació Recupera Madrid, que acaba de aprobar los Presupuestos... del centro derecha.

Cuatro concejales decidimos que queríamos continuar el proyecto original, lejos de las dinámicas de los partidos.

Pero usted y los dos compañeros que han desbloqueado los Presupuestos fueron elegidos como concejales de Más Madrid. Ahora, desvinculados de ese grupo, ustedes hacen su propia política; desarrollan su propio programa. ¿Eso es transfuguismo?

No. Porque somos nosotros los que mantenemos la visión, los ideales y los proyectos de la plataforma original. Por cierto, cuando creamos Más Madrid, cada uno podía votar en conciencia, independientemente. Los que han hecho transfuguismo de salón han sido mis antiguos compañeros, que votan siempre lo que dice el líder. "Es que el partido dice...". Nosotros no somos eso.

¿Manuela Carmena ha bendecido su maniobra? La de aprobar los Presupuestos de Almeida.

Antes que nada, un preámbulo: Manuela está en desacuerdo con todo lo que significa bronca. Ella no está cómoda en eso. Más Madrid y Recupera Madrid nos sentimos ambos herederos de su proyecto. Manuela nunca se va a decantar en público, creo, pero no hay más que leerla y oírla.

Pero, ¿qué dice de la aprobación de los Presupuestos?

Esa opinión debe darla ella. Manuela siempre está por hacer lo mejor para los ciudadanos. Oiga, para nosotros no ha sido fácil. Nos ha costado mucho. Podríamos haber mirado para otro lado, pero hemos querido hacer lo correcto, lo mejor para Madrid, y nos ha supuesto un coste muy grande. 

Usted es mediadora penal, con una dilatadísima trayectoria en el sector público; Luis Cueto es alto funcionario; y José Manuel Calvo, arquitecto. ¿Se acuerda de los tecnócratas de Franco? ¿Son ustedes los tecnócratas de la izquierda?

Es que en el actual Más Madrid hay gente que sólo ha ejercido una profesión: la política. Están en esto desde que tenían veinte años y no han salido de ahí. Han ido saltando de partido en partido a ver dónde pillaban silla. Nosotros no vivimos de esto, no nos aferramos a ningún cargo. Tenemos adonde regresar y eso nos hace libres. Otros no pueden decir eso: se deben a sus partidos. Por permanecer, hacen lo que sea.

Es poco frecuente, sobre todo en la España de hoy, que los bloques se rompan; es decir, resulta inaudito que tres concejales a la izquierda del PSOE aprueben unas cuentas públicas de PP y Ciudadanos. Decía antes que han tenido que hacer de tripas corazón.

Está claro que los Presupuestos aprobados no son los que nosotros hubiéramos diseñado. De hecho, el proyecto original estaba diseñado para que lo aprobara Vox. Hemos trabajado mucho. Presentamos una propuesta de máximos y, a partir de ahí, empezó una negociación en la que cedieron ambas partes. Lo mejor que puede hacer un progresista es dejar a la extrema derecha en fuera de juego. Hemos votado con el centro derecha, sí, pero hemos dejado fuera a Vox. Hemos logrado algunas cosas y hemos renunciado a otras.

Porque no me dirá que los de Almeida y Villacís son unos “Presupuestos de izquierdas”.

No son unos Presupuestos de izquierdas, pero tampoco son sus Presupuestos. No van a hacer regalos fiscales a los ricos; una renuncia que, por sí solos, no habrían decretado en toda su vida.

"Hemos logrado que Almudena Grandes sea hija predilecta de Madrid"

¿Qué ha sido lo que más les ha costado arrancar a la derecha?

Que no haya bajada de impuestos ha sido lo más complicado. Hemos logrado que Almudena Grandes sea hija predilecta de Madrid. La creación de una oficina para que se ayude a los desfavorecidos a solicitar y tramitar el Ingreso Mínimo Vital. El capítulo es amplio: van a volver las ayudas al Orgullo, habrá ayudas directas a las personas titulares de inmuebles de uso residencial con valor catastral inferior a 300.000 euros, apoyo sociolaboral a menores no acompañados, fondo de emergencia habitacional para familias que no pueden hacer frente a los gastos de su vivienda...

¿Y qué ha sido lo que más les ha dolido asumir? Las renuncias más dolorosas.

Nos ha dolido mucho renunciar a la restitución de la placa en honor a Largo Caballero. También la negociación del IBI, donde hemos cedido nosotros y ellos.

¿De verdad? ¿Largo Caballero? Organizó un golpe de Estado contra la República y llamó repetidamente a la violencia. ¿Eso les ha costado? 

Era algo simbólico. Queríamos que el PP virase de verdad su mirada. La placa de Largo Caballero fue destrozada a martillazos después de que Vox lo propusiera y Almeida lo aceptara. Era una reivindicación simbólica.

Pero, ¿usted realmente cree que a los madrileños de izquierdas de hoy la renuncia que más les duele es lo de Largo Caballero?

No era tanto la placa, sino decir: el PP ha cambiado de mirada. No son unos Presupuestos de Vox y eso lo demuestra.

Podían haber probado con restituir la de Indalecio Prieto, que por lo menos se arrepintió de su golpe a la República en 1934.

Ya le digo: era una cuestión simbólica. La que rompieron a martillazos y a propuesta de Vox fue la de Largo Caballero.

Marta Higueras fue directora de Justicia del gobierno vasco con Patxi López.

Marta Higueras fue directora de Justicia del gobierno vasco con Patxi López. Cedida

Comparto con usted una reflexión: he visto que Recupera Madrid celebra haber conseguido que Almudena Grandes sea hija predilecta de Madrid a cambio de votar los Presupuestos. ¿No es eso mercadear con un muerto?

No tiene que ver con eso. Pedimos una serie de actos simbólicos. Cuando murió Almudena Grandes, por cierto, no fue Más Madrid, sino nosotros los que pedimos que se le hiciera hija predilecta. PP, Vox y Cs votaron en contra. Queríamos recuperarlo. Pedimos permiso a su marido, Luis García Montero, antes de incluirlo en la negociación. Nos dijo que le parecía muy bien. Nos lo ha agradecido. El bloque de la derecha ha dado un paso atrás. 

El hecho de que Grandes sea o no hija predilecta de Madrid debe referirse a su carrera literaria, no a la conveniencia de un partido u otro en una negociación presupuestaria. A eso me refería.

Cuando se votó la primera vez en el pleno, el alcalde Almeida se estaba arrastrando delante de Vox para aprobar los Presupuestos. Por eso votó en contra inicialmente. En cuanto a su reflexión: imagine, Dios no lo quiera, que se muere Vargas Llosa, ¿alguien de la izquierda rechazaría que fuera hijo predilecto? ¡Pues no! No sucedería.

¿De verdad está segura de eso?

Yo, desde luego, votaría a favor de que fuera hijo predilecto. Hablamos de su literatura, de la cultura, de Madrid, de las letras. Que hayan retrocedido sobre algo decidido, propio de la extrema derecha, es muy importante para nosotros.

"Vamos a ser determinantes en lo que queda de legislatura, hemos sacado a Vox de la ecuación"

¿Y ahora qué? ¿Qué pasa con Recupera Madrid? ¿Cuál va a ser su postura el resto de la legislatura?

Vamos a ser determinantes. Hemos sacado a Vox de la ecuación. ¡Mire lo enfadados que están! Seguiremos siendo decisivos. Estudiaremos todas y cada una de las propuestas del gobierno. Vox no les va a dar los tres votos que necesitan. Nosotros no seremos socios preferentes ni nada de eso, pero estudiaremos cada una de las cosas. No tenemos ideología de partido. Somos absolutamente independientes. Libres.

La izquierda es muy disciplinada, no falla a su deber con la Historia: siempre acaban ‘asesinándose unos a otros’. Las cosas que he leído y escuchado estos días son tremendas. Los calificativos que se arrojan Más Madrid y Recupera Madrid son más duros que los que dedican a sus archienemigos de Vox.

A mí no me verá usted utilizando esos calificativos. Resulta patético que la izquierda se pelee entre sí mientras tiene enfrente al adversario. Celebran los votos robados a otro partido de izquierdas en lugar de estar pensando en cómo llegar al gobierno. Si no hacemos un frente amplio como el que propone Yolanda Díaz, vamos a tener derecha para mucho rato. Le cuento una anécdota.

Diga.

El otro día veía un programa en la tele: había tres personas del bloque de izquierdas y una de derechas. De media hora, veinticinco minutos la izquierda discutiendo entre sí. La señora del PP, encantada de la vida. A mí, ahí no me van a encontrar. No contesto a las barbaridades que me dicen en el pleno.

De sus palabras se entiende que quiere trasladar el frente amplio de Yolanda Díaz a los ayuntamientos. ¿Tienen relación con la vicepresidenta del Gobierno?

Es Yolanda quien tiene que manejar la situación y los tiempos. Nosotros nos ofrecemos para echar una mano donde podamos. Alabamos lo que está haciendo. No hay otra manera. El PSOE va perdiendo votos. Tienen ocho concejales en Madrid y los sigue perdiendo en cada elección. El frente amplio es determinante para gobernar. Ayuso ha ganado en todos los distritos de Madrid. Estamos a disposición de Yolanda.

Pero volvemos a lo de siempre: teniendo en cuenta su ‘feeling’ con Más Madrid, se antoja casi imposible la reunificación.

Cuando se habla de un frente amplio, se habla de reunir sensibilidades y respetarlas todas. En Más Madrid se nos llenaba la boca de decir que lo hacíamos, pero no era verdad. Cuando hemos querido votar distinto al partido, no nos han dejado. Quisimos votar contra la medalla de Ana Botella, pero estuvimos amordazados. Antes, cada uno podía votar lo que fuera, ahora Más Madrid es un partido que impone la disciplina.

Pues eso: que es imposible el frente amplio. Mire cómo están.

No, no es imposible. Precisamente porque el frente amplio respetaría todas las sensibilidades, como debería haberlo hecho Más Madrid.

¿Se ve negociando el frente amplio con Rita Maestre dentro de un año?

Por supuesto que sí. Si no estuviera Rita, no sería un frente amplio. Tiene que estar todo lo que hay a la izquierda del PSOE. Espero que Rita quiera estar ahí. A mí me sorprende cuando veo a Íñigo Errejón decir que quieren emprender un viaje ellos solos. Espero que Rita cambie y que tenga esa mirada de no seguir siendo oposición, sino volver a gobernar con un frente amplio.

¿Con quién preferiría comer en Año Nuevo? ¿Con Almeida o con Rita Maestre?

Con Rita. ¡De lejos! Sin duda. Con Almeida, la distancia ideológica es gigantesca. Con Rita, esa distancia no existe.

Pero para comer en Año Nuevo es más importante la química personal que la ideología.

Bueno, es verdad que la química personal no va muy bien... Pero en esa comida estoy segura de que habría cordialidad.

¿Hasta dónde llega la transversalidad de Marta Higueras? Me han contado que su relación con Begoña Villacís fue clave para desbloquear los Presupuestos ¿Podría compartir candidatura electoral con Ciudadanos?

Es muy difícil. Una cosa es que Begoña y yo nos entendamos en algunas cuestiones, incluso personales. Nos llevamos bien. Pero si hablamos de política y pensando en el gobierno, se me hace muy cuesta arriba. Sería muy complicado. Ellos no encajarían nunca en un frente de izquierdas.

¿Y usted encajaría en un frente de centro liberal-progresista?

Bueno, es posible. Sí. Pero Ciudadanos no me atrae nada. Hay veces que se malinterpretan las cosas que se dicen. Creo en el pacto, el acuerdo, el diálogo y el consenso. Nunca me van a encontrar en el no por el no. Tampoco en el "que gobierne mal el de enfrente para que me vaya bien a mí". No hay una visión de gobierno interesante que no sea progresista. Cs no tiene esa visión progresista.

Usted tuvo mucho poder en el gobierno de Carmena, casi tanto como una reina maga. Ayúdeme con el 6 de enero. Dígame un regalo para Almeida, Villacís, Maestre, Mar Espinar y Ortega Smith.

Almeida ya tiene la cordialidad, pero es un poco mentiroso –se ríe–. Hace los pactos de la Villa, pero luego los maquilla o no los cumple. Así que le regalo eso: que sea menos mentiroso. 

Villacís.

A Villacís le regalaría valentía. Ella lo va a entender.

Rita Maestre.

Cordialidad, que sea más cordial.

Mar Espinar.

¡Uy!, algo para que grite menos: tranquilidad de espíritu.

Ortega Smith.

Carbón, mucho carbón.

¿Me permite una curiosidad? Todos los regalos han sido inmateriales, casi virtudes teologales. Me ha recordado a mi niñez en el colegio de monjas. ¿Cree en Dios?

Sí, sí, soy creyente –asoma una sonrisa–.

Ayuntamiento de Madrid Entrevistas José Luis Martínez Almeida Manuela Carmena Marta Higueras VOX

Etiquetas:  #Marta #Higueras #la #líder #de #izquierdas #que #salvó #a #Almeida #Somos #decisivos #Vox #está #en #fuera #de #juego

COMENTARIOS