Messi: ''Siempre volvía llorando a Barcelona, perdí muchas amistades...''
09:40
22 Mayo 2021

Messi: ''Siempre volvía llorando a Barcelona, perdí muchas amistades...''

'Diario Olé' ha entrevistado a Leo Messi, que da una visión cercana de su vida alejada de los terrenos de juego. Además, habla de sus inicios.

Leo Messi no acostumbra a hablar en público, por eso es tan interesante conocer más del astro argentino en cada ratito que ofrece a algún medio de comunicación. Diario Olé ha entrevistado al ídolo de su país en una charla de 45 minutos en la que el '10' se abre para mostrar cómo es su vida en el día a día, con algunos complejos y curiosidades que revela como su gran arrepentimiento o aspectos de su vida como padre.

Messi también repasa cómo empezó su camino en el fútbol, desde sus primeras patadas a un balón en Rosario hasta su fichaje por el Barcelona, con todo lo que eso conllevó para la que había sido su vida hasta entonces.

Su primera vez: "Faltaba uno en uno equipo más mayor y mi abuela le empezó a decir al técnico, al que conocía de toda la vida, "metelo a este". "No, qué lo voy a poner, mirá lo chiquito que es, estás loca, le van a hacer mal", y ella le decía "metelo, metelo". Se ve que entré, que hice un par de cosas y a partir de ahí... Volvió mi abuela y le dijo: "Cómprale botines, que la semana próxima lo llevo a entrenar". Y ahí arrancamos, ahí arrancamos...".

De Rosario a Barcelona: "La verdad que tomar esa decisión fue difícil, pero al mismo tiempo fue rápida. Ni lo dudé, sin pensar. Fue duro porque cuando yo llegué no podía jugar por un tema de papeles, después empecé y me lesioné. Estuve casi un año sin poder competir. Me entrenaba, que no era lo mismo. Y después tuve la suerte de que a partir de ahí fue todo muy rápido".

"Siempre volvía llorando de Rosario, no queriéndome quedar, pero al mismo tiempo sí. Quería venir acá a Barcelona para seguir haciendo lo mismo, pero al mismo tiempo me costaba dejar todo. He perdido muchas amistades por el hecho de lo que contaba antes, de que era muy difícil la comunicación... Hoy cualquier chico de 13 o 14 años te anda con un teléfono y en esa época no pasaba. He dejado de hablarme con mucha gente por el tema de la comunicación, de la distancia", añade.

Vida familiar

Ahora disfruta de su vida asentado en Barcelona con su mujer y sus hijos. Así es su relación con los pequeños: "Yo tengo la suerte de estar prácticamente todo el día con ellos, poder llevarlos al colegio, ir a buscarlos, llevarlos a fútbol, a otras actividades y me encanta. Lo que más disfruto es el despertarme, el desayunar con ellos... Aunque a veces los querés matar -risas-".

Y si ser Messi no tiene que ser fácil en lo privado, Leo sí se siente cómodo en cuanto a la relación con los padres de los compañeros de cole de sus hijos. Dice ser uno más: "Tuve la suerte de tener un grupo de padres espectaculares. Empezamos con los de Thiago, que fue el primero en ir al cole, hacerse de amigos, y tiene un grupo muy bueno, los padres también. Ya es normal vernos, juntarnos. Y soy uno más".

La privacidad de Messi

La parte negativa de ser Messi es esa falta de privacidad en ocasiones puntuales: "Más que nada, el tema de las salidas. Que por ahí quieres pasar inadvertido y meterte donde hay mucha gente o en un centro comercial por ahí es más complicado, pero tampoco pasa de que te conozcan, de una foto, de eso... Pero también tenés... Es que hay momentos que uno quiere estar sin esa presión. Es que muchas veces también tienes tus locuras. Y estás loco porque no quieres cruzarte con nadie. Por ahí la gente te pide una foto o un autógrafo, y por ahí no querés saber nada".

Sus hijos mayores Thiago y Mateo, de 8 y 5 años, ya perciben lo que es ser hijo de Leo Messi: "A Thiago no le gusta, no le gusta que lo reconozcan... El carácter de él es muy tímido y la pasa mal. Y Mateo todo lo contrario, le chupa un huevo que lo reconozcan, o que digan esto o aquello, le da lo mismo. A Thiago lo baja y le cuesta un poquito más. Pero ellos dos ya se dan cuenta".

Los estudios

Y, ¿cómo era de Messi de niño?: "La verdad que no me gustaba estudiar y me costaba, pero siempre me porté bien. Hice el secundario acá en España. No prestaba atención, me costaba, pero era bueno, me portaba bien"

La barba

Como curiosidad, Olé le preguntó cómo surgió el cambio de pasar a lucir barba: "El tema de la barba fue que llevaba mucho tiempo afeitándome, yo estaba con Gillette y me decían que, dentro de lo posible, vaya afeitado. Y entonces estuve mucho tiempo afeitándome, afeitándome. Hasta que no estábamos más y dije no me afeito más, y fue quedando".

Colección de camisetas

De Messi también se sabía hace tiempo que tiene una inmensa colección de camisetas de futbolistas contra los que ha jugado. Su mayor arrepentimiento es no haber empezado antes a guardarlas: "Me arrepiento de no haber pedido camisetas antes a jugadores que he enfrentado cuando era chico. Como la de (el brasileño) Ronaldo, la de Roberto Carlos, jugadores que me enfrenté y hoy digo me hubiese gustado tener esa camiseta".

La última Copa del Rey

Por último, Messi describió cómo se sintió al ganar la Copa del Rey, su último título con el Barcelona: "La verdad es que la última Copa del Rey fue especial por el momento en que estábamos también, el club viene de un par de años donde no la veníamos pasando bien por diferentes resultados y por títulos. Porque es un vestuario muy joven, con mucha gente, y gente nueva, y esta Copa del Rey para el vestuario fue un punto de inflexión, y muy importante"


Etiquetas:  #Messi #Siempre #volvía #llorando #a #Barcelona #perdí #muchas #amistades

COMENTARIOS