Mikel Arteta, el hombre que amenaza a Guardiola y lidera el nuevo orden en la Premier League
02:16
4 Octubre 2022

Mikel Arteta, el hombre que amenaza a Guardiola y lidera el nuevo orden en la Premier League

El Arsenal es el actual líder de la liga inglesa y sueña con volver a levantar el título de campeón casi veinte años después de su último entorchado.

Hace no mucho, en los años previos y posteriores al cambio de milenio, el Arsenal era un equipo que levantaba títulos con cierta facilidad. En aquel lado de Londres vivían felices y tranquilos viendo que los suyos respondían y ganaban, sobre todo en la época en la que todavía seguían jugando en el mítico estadio de Highbury

Son momentos que se recuerdan con mucho cariño entre los aficionados gunners. Aquellas plantillas con emblemas como Lehmann, Sol Campbell, Ljunbjerg, Robert Pires, Patrick Vieira, Dennis Bergkamp o sobre todo Tierry Henry suenan a buen fútbol, a éxitos incomparables y sobre todo son nombres que siguen levantando suspiros de anhelo entre los hinchas. 

Esos maravillosos años, como tantos otros antes y después de aquello, tuvieron un mismo capitán de barco. Si hay un puesto inestable en el mundo del fútbol ese es el del entrenador, pero Arséne Wenger consiguió lo que parecía imposible, permanecer en su cargo pasara lo que pasara durante más de dos décadas. La friolera de 22 temporadas estuvo el técnico francés al frente del Arsenal, ganara o perdiera, para firmar una de las trayectorias más asombrosas de la historia del fútbol.

Arteta charla con Gabriel Jesus, la gran estrella del Arsenal

Arteta charla con Gabriel Jesus, la gran estrella del Arsenal REUTERS

Sus últimos años, es cierto, tampoco fueron los mejores y en 2018 llegó el momento de su adiós. Desde entonces, tres entrenadores han pasado por el banquillo. Unai Emery fue el sucesor de Wenger y su periplo fue corto. Una temporada y media en la que al menos llevó a los gunners a la final de la Europa League. Más corta fue la estancia de Ljunbjerg. La apuesta por el exfutbolista salió cruz y a los seis partidos dejó sitio a Mikel Arteta.

Al entrenador español le ha costado adaptarse a ser el primer entrenador de un equipo como el Arsenal. De hecho, ha tenido momentos muy bajos en los que ni siquiera se ha clasificado para Europa, pero ahora parece que las tornas están cambiando y que le ha cogido el pulso a la situación de manera definitiva. En plena lucha contra trasatlánticos como el Manchester City y contra su estrella Erling Haaland desatada, Arteta tiene a los suyos líderes de la Premier League con velocidad de crucero y con la ilusión de los aficionados totalmente desatada.

Una carrera meteórica

La historia de Mikel Arteta como entrenador es de esas que crecen de repente como la espuma. Reconocido jugador de exquisita clase en el centro del campo, el vasco desarrolló la mayor parte de su carrera como futbolista en la Premier League. Se retiró en el año 2016 y lo hizo vistiendo la camiseta del Arsenal tras cinco temporadas como gunner. Antes, otras seis campañas en el Everton donde se convirtió en capitán del equipo avalan su conocimiento del fútbol inglés.

[La indirecta de Odegaard al Real Madrid por su estabilidad en el Arsenal]

Por eso, apenas unos días después de su adiós al fútbol en activo recibió la llamada de Pep Guardiola, ahora 'enemigo'. Acababa de mudarse a Inglaterra con una responsabilidad tan grande como la de dirigir un proyecto en el que solo valía y vale ganar como es el Manchester City. Pep se enfrentaba a su primera aventura británica y consideró que la experiencia de Arteta en este terreno iba a ser un punto a su favor. 

Así, de repente, Arteta se lanzó a la aventura. En unas semanas pasó de estar dándole patadas al balón dentro del terreno de juego a formar parte del cuerpo técnico del equipo con más presión y responsabilidad de la Premier League. Mientras tanto, el Arsenal viajaba un poco a la deriva con el adiós de Wenger y la inestabilidad comenzaba a apropiarse del club. 

Hasta que llegó el momento. En Londres se pararon a pensar y recapacitaron. "¿Qué hacemos", debieron pensar para volver a pisar en suelo firme. El tiro fue certero. Un hombre considerado de la casa después de tantos años en el club, con experiencia en el fútbol inglés, una metodología de trabajo renovada y un gusto por el juego de los mejores años de Wenger. Llamaron a Arteta y este no se lo pensó. Era imposible decir que no a una posibilidad así, por lo que separó su camino del de Guardiola para convertirse en su rival.

Sin embargo, la carrera que ha hecho el entrenador vasco al frente del Arsenal no ha sido ni mucho menos un camino de rosas. Ha tenido momentos bajos, muy bajos, como el de dejar al equipo fuera de cualquier competición europea por una mala actuación en la Premier. Pero también le ha quitado el polvo a las vitrinas del club. Consiguió una FA Cup en 2020, mismo año en el que logró también la Community Shield.

 La ilusión de 20 años

Seguramente si hubiera que definir el Arsenal de Mikel Arteta ante estas luces y estas sombras se le podría tildar de ser un equipo irregular. Y precisamente la falta de equilibrio es lo que a cualquier conjunto le termina lastrando en la Liga, el campeonato de la constancia. Ese era uno de los principales debes del entrenador español al menos hasta el momento porque parece que comienza a haber un cambio en este sentido.

Es cierto que el club londinense se ha reforzado bien. Quizás sea el año que más y mejor ha dado con la tecla acostumbrado a realizar incorporaciones millonarias que terminaban fracasando de manera estrepitosa. Desde luego que no le ha salido gratis porque el Arsenal ha invertido más de 130 millones de euros este verano, pero sobre todo el acierto con la llegada de Gabriel Jesus a la delantera está resultando fundamental.

Los del norte de Londres están mostrándose intratables en este arranque de la temporada. De los nueve partidos disputados hasta la fecha han sacado adelante con victoria ocho de ellos entre la Premier League y la Europa League. Tan sólo el Manchester United ha sido capaz de mojarles la oreja, pero eso no es impedimento para que lideren en solitario la clasificación de la Liga inglesa por delante del Manchester City. En este caso, el pupilo Arteta está adelantando y amenazando al maestro Guardiola con quitarle el trono.

[La Covid y la invasión rusa amenazan a la Premier: millones de pérdidas y propietarios a la fuga]

El Arsenal está demostrando que va en serio esta temporada y que no se va a dejar intimidar por el proyecto de un equipo llamado a ganar todos los años la Premier League. Este es el sueño que persiguen los gunners, el de volver a experimentar la sensación de levantar el título del campeonato regular, algo que ya se les ha olvidado.

Hace casi 20 años que el Arsenal no gana una Premier League. La última vez fue en la temporada 2003/2004 con Arsène Wenger al frente, pero desde entonces ha llovido mucho, y más aún en Londres. Ahora Inglaterra se enfrenta a nuevo orden en su fútbol, a un cambio de ciclo que puede suponer el regreso de un club que perdió su lugar para vagar sin apenas objetivos que conseguir. Como le pasó hace no mucho, por ejemplo, al Inter o al Milan en Italia

El reto es mayúsculo dada la dimensión de los rivales. Pero también es cierto que en un año en el que ni Chelsea, ni Manchester United, ni Liverpool están en sus mejores horas, este parece el momento definitivo para volver a dar el salto. 

Arsenal FC Arsène Wenger Deporte Fútbol Inglaterra Londres Premier League

Etiquetas:  #Mikel #Arteta #el #hombre #que #amenaza #a #Guardiola #y #lidera #el #nuevo #orden #en #la #Premier #League

COMENTARIOS