Miranchuk, el gemelo que resucita a Rusia ante Finlandia
17:36
16 Junio 2021

Miranchuk, el gemelo que resucita a Rusia ante Finlandia

El extremo del Atalanta marca en el añadido de la primera parte para dar la primera victoria al conjunto ruso, que se sobrepuso a la lesión en la columna de Mario Fernandes

A Aleksei Miranchuk ya no le costará que le diferencien de su gemelo Anton, ni que le señale como el mejor de los hermanos. El zurdazo que se coló por la escuadra para darle a Rusia vida en la Eurocopa le ha convertido en especial. A sus 25 años, el extremo del Atalanta ha conseguido separarse definitivamente de la sombra de su hermano, con quien llegó a formar un binomio inseparable en el Lokomotiv de Moscú, Aleksei en ataque y Anton como pivote. Crecieron juntos, llegaron al primer equipo a la vez y también a la selección. Eran tan inseparables y es tan extraño es ver a parejas de gemelos en el mismo once que tuvieron que tomar la determinación de buscar cómo romper esa identificación. Una de las formas fue no conceder nunca entrevistas conjuntas.

Sus caminos se separaron el pasado mes de septiembre, cuando Aleksei cambió Moscú por Bérgamo para reforzar la delantera del Atalanta. Jugó 25 partidos en la Serie A y se ganó un sitio en la convocatoria del General Cherchesov. No fue titular en la goleada de Bélgica, pero se convirtió en determinante para resucitar a Rusia. [Narración y estadísticas]

Una derrota en el duelo báltico ante Finlandia suponía una humillación que no podían permitir. La determinación les llevó a dominar de principio a fin, pero solo el gol de Miranchuk en el añadido de la primera parte subió al marcador. El 'gemelo' se convirtió en determinante.

Para Finlandia ea una cita con la historia en la que no supo salir del dominio ruso. Firmes en defensa, Kanerva descansó en Pukki y Pohjanpalo toda la responsabilidad de hacer buenos los contragolpes letales a los que se encomendó. La idea de partido pareció perfecta en el minuto tres, cuando Raitala aprovechó un error del lateral Kuzyaev para poner un centro perfecto que Pohjanpalo remató adelantado. El goleador del Unión Berlin volvía a asustar.

Lesión en la columna de Fernandes

Pero aviso no noqueó a Rusia. Después de la goleada que le endosó Bélgica, en San Petersburgo no podían fallar. Suyo fue el control absoluto hasta encerrar a los finlandeses en su campo, incluso sobreponiéndose a la lesión de Mario Fernandes por un fuerte traumatismo en las vértebras dorsales. Ni un partido de Finlandia sin susto en el campo.

Cherchesov había retocado ya el once, con cambio de portero y la entrada del fino atacante del Atalanta, que acompaña al gigante del Zenit, Dzyuba, la incansable referencia rusa, y a talentoso Golorin. Barinov y Zobrin canalizaban el juego buscando las grietas de un rival al que le costaba reaccionar, arropado y con la velocidad a la contra como mayor arma.

Dueña del partido, Rusia tuvo que esperar al añadido para mandar también en el marcador hasta que se asociaron en el área Dzyuba y Miranchuk, que sorprendió a Hradecky con un zurdazo a la escuadra. El panorama no cambió a la vuelta del vestuario.

Se intentaba estirar Finlandia sin capacidad de inquietar a Safonov. No tenían los búhos fútbol suficiente para intimidar una selección rusa que, poco a poco, fue protegiendo el marcador sin renunciar a contras como la que obligó a Hradecky a lucirse ante un disparo del lateral Kuzyaev. Incapaz fue Finlandia de hilvanar una clara ocasión. Solo inquietó en el 88 con un remate de Arajuuri a la desesperada al que respondió Zhemaletdinov con un remate alto a la media vuelta.


Etiquetas:  #Miranchuk #el #gemelo #que #resucita #a #Rusia #ante #Finlandia

COMENTARIOS