Mónaco acepta citar a Álvaro de Orleans para que lo interrogue el fiscal que investiga al Emérito
03:09
8 Marzo 2021

Mónaco acepta citar a Álvaro de Orleans para que lo interrogue el fiscal que investiga al Emérito

El primo de Don Juan Carlos, que le pagó viajes por importe de ocho millones de euros, será convocado a declarar por videoconferencia.

Álvaro de Orleans-Borbón, primo de Juan Carlos I, va a ser citado en los próximos días para declarar en Mónaco, donde reside, a petición de la Fiscalía General española en el marco de la investigación que lleva a cabo desde junio de 2020 sobre las irregularidades patrimoniales del rey emérito.

Las autoridades de Mónaco han respondido favorablemente a la comisión rogatoria cursada por la Fiscalía y en la que se ha solicitado la citación de Álvaro de Orleans-Borbón, de 74 años, para que declare sobre la relación de Juan Carlos I con la Fundación Zagatka, los gastos del rey emérito cubiertos con fondos de esa entidad y qué otras conexiones económicas ha podido haber entre ambos en los últimos años.

A diferencia de otras comisiones rogatorias cursadas a Irlanda, Jersey o Reino Unido, que van más lentas, la petición de cooperación realizada a Mónaco ha sido respondida con agilidad y, de hecho, las autoridades del Principado ofrecieron citar al dueño de la Fundación Zagatka para el pasado 1 de marzo. Esa fecha, sin embargo, estaba ocupada por otros compromisos ineludibles del teniente fiscal del Supremo, Juan Ignacio Campo, por lo que las autoridades monegascas han indicado que buscarán otro día previsiblemente antes de que acabe el mes.

Campo será quien dirija el interrogatorio de Orleans-Borbón, que se realizará por videconferencia. El primo de Juan Carlos I ya declaró el 10 de octubre de 2018 ante el fiscal de Ginebra Yves Bertossa en relación con la Fundación Zagatka, sobre la que aparecieron datos en los registros que la Fiscalía de Suiza realizó en los despachos de los administradores de la fortuna ocultada en ese país por Juan Carlos I, Arturo Fasana y Dante Canónica.

Investigación suiza

A mediados del pasado febrero Bertossa citó de nuevo a Fasana y Canónica para interrogarles sobre Zagatka. Pero ambos se encuentran ya desligados de esta Fundación y no declararon.

Álvaro de Orleans-Borbón compareció ante Bertossa como testigo (Fasana y Canónica, al igual que Corinna Larsen, examante de Juan Carlos I, mantienen la condición de investigados) y aseguró que la Fundación Zagatka es suya y que pagó vuelos privados al rey emérito como una "ayuda" a la familia real española.

Juan Carlos I, Felipe VI y las infantas Elena y Cristina llegaron a figurar como beneficiarios de Zagatka en caso de fallecimiento de Álvaro y de su hijo Andrea (segundo beneficiario), aunque los cuatro desaparecieron en una modificación de los estatutos de la fundación realizada en junio de 2020.

Orleans-Borbón no supo explicar a Bertossa ingresos millonarios recibidos por Zagatka, como cuatro entradas de 250.000 euros entre marzo y julio de 2008 o 5,5 millones recibidos en diciembre de 2008.

Tampoco justificó una transferencia por 150.000 realizada en julio de 2010 a favor de Corinna Larsen, de la que el primo del rey emérito no tiene buena opinión. Álvaro de Orleans-Borbón manifestó al fiscal suizo que hizo devolver a la empresaria en 2011 tres millones de euros de Zagatka que habían sido destinados a viajes particulares de la examante de Juan Carlos de Borbón.

Legado familiar

Pero Álvaro de Orleans-Borbón ha negado ser testaferro del anterior jefe del Estado. En ello ha insistido tras la regularización fiscal llevada a cabo el pasado febrero por el rey emérito sobre los ocho millones de euros que recibió entre 2014 y 2018 de Zagatka para financiar viajes y desplazamientos.  

Facturas a Zagatka de vuelos realizados por el rey emérito./

Facturas a Zagatka de vuelos realizados por el rey emérito./ E.E.

"La Fundación Zagatka pertenece única y exclusivamente a Álvaro de Orleans-Borbón, fundador y único propietario de la misma. Por tanto, es falso que sea una sociedad pantalla o instrumental o esté acusada de serlo", indicó en un comunicado.

Explicó que Zagatka se constituyó en 2003 "con el objetivo de gestionar a nivel administrativo y financiero una parte" de su patrimonio destinado a "materializar su ayuda a la Casa Real española, como parte del legado transmitido por su padre, Álvaro de Orleans-Borbón y Sajonia-Coburgo-Gotha, y su abuelo, el infante D. Alfonso de Orleans y Borbón, específicamente a S.M. el Rey D. Juan Carlos, rey en el momento de la creación" de la fundación.

"Como parte del objetivo de la Fundación y fruto del compromiso heredado de su padre y de su abuelo, Álvaro de Orleans-Borbón puso voluntariamente a disposición del rey don Juan Carlos ayuda financiera a través de la Fundación Zagatka para la atención de gastos de viaje", señalaba.

Sin diligencias abiertas

La regularización realizada por el rey emérito, que ha abonado a Hacienda 4.395.901,96 euros por los pagos recibidos de Zagatka cuando ya no era jefe del Estado español y, por tanto, había perdido el privilegio de la inmunidad, disipa una eventual acusación de delito fiscal tanto contra él como quienes hubieran podido ser considerados cooperadores necesarios.

En todo caso, la comisión rogatoria cursada por al Fiscalía a Mónaco es anterior a esa regularización. Los investigadores, que desconocían que el rey emérito iba a llevar a cabo una segunda legalización tributaria, ya consideraban anteriormente necesario aclarar la relación económica entre el rey emérito y su primo. 

La Fiscalía General no abrió unas diligencias de investigación específicas sobre los fondos que Juan Carlos I recibió de Zagatka y tampoco Hacienda tenía en curso ninguna actuación. Ello ha permitido llevar a cabo al abogado del rey emérito, Javier Sánchez-Junco, una regularización tributaria sin requerimiento previo.


Etiquetas:  #Mónaco #acepta #citar #a #Álvaro #de #Orleans #para #que #lo #interrogue #el #fiscal #que #investiga #al #Emérito

COMENTARIOS