Moncloa ignora a Ciudadanos con la reforma laboral y apuesta todo a la negociación de Yolanda Díaz con los nacionalistas
12:18
19 Enero 2022

Moncloa ignora a Ciudadanos con la reforma laboral y apuesta todo a la negociación de Yolanda Díaz con los nacionalistas

El PSOE no contactó con el partido de Inés Arrimadas para negociar su apoyo pese a su predisposición

Covid Yolanda Díaz cancela su agenda pública tras dar positivo en Covid-19 Política Díaz se remanga con Bildu, ERC y PNV para lograr una abstención de todos que salve la reforma laboral Economía Las aspiraciones de los nacionalistas con la reforma laboral implican un riesgo de desigualdad entre CCAA

El Gobierno no quiere contratiempos con la reforma laboral en el Congreso de los Diputados, como le sucedió este martes a la vicepresidenta Yolanda Díaz, que tuvo que cancelar su agenda al dar positivo en Covid-19. De ahí que las negociaciones se sucedan e intensifiquen en estos días bajo la máxima de la discreción.

Se consolida la vía del llamado bloque de investidura, de los nacionalistas, que pilota el Ministerio de Trabajo, toda vez que La Moncloa y el PSOE han optado por no mover ficha, al menos de momento, ignorando a Ciudadanos. No ha habido ni siquiera conato de diálogo con los naranjas, que se resignan: "Ellos verán cuándo quieren llamar y a quién quieren llamar".

El departamento que dirige Díaz ha logrado que La Moncloa y el PSOE respeten y validen su propósito de que la reforma laboral salga adelante en el Congreso con los socios nacionalistas y los partidos minoritarios. Hay contactos, incluso reuniones presenciales, sobre todo, con ERC, PNV y EH Bildu. "Vamos dando pasos", señalan fuentes conocedoras de las conversaciones. Resaltan cómo los nacionalistas han moderado su posición, desde el rechazo inicial a la reforma a considerarla insuficiente.

En el Gobierno entienden que los partidos tengan que exhibir ante los suyos "que intentan arreglar, cambiar, algo, pero ahora no critican el contenido, dicen lo que falta". Y por eso la posición pública es la de mantener la tensión negociadora. Ahí enmarcan declaraciones como las de este martes de Oriol Junqueras, líder de ERC, quien expuso que "si no se mejoran" aspectos como los salarios de tramitación o las inspecciones de trabajo, "si no mejoran estas cosas, no va a haber apoyo de ERC".

El diálogo avanza, sin PP y Cs

En el caso del PNV, el meollo está en que haya prevalencia de los convenios autonómicos sobre los estatales, pero desde esta formación ya aseguran que "se puede salvar el gran núcleo, el 95%" de la reforma. Una vía para la demanda de los convenios autonómicos sería dejar intacto el texto de la reforma laboral a cambio de reformar el Estatuto de los Trabajadores. Más difícil se ve un acuerdo con EH Bildu si una de sus líneas rojas es recuperar la indemnización de 45 días.

Pero el diálogo avanza "cada día" y Díaz afianza una vía que excluye a Ciudadanos y el PP. "Hablamos con todos los partidos de la mayoría de la investidura", dicen en Trabajo, pese al malestar público de formaciones como Más País, que exigen al Gobierno "no dormirse en los laureles" y negociar con sus socios.

Díaz gana terreno con una mayoría que es la apuesta de Unidas Podemos y que no desagrada al PSOE, que espera para mover ficha. "Es importante que salga adelante apoyada por la mayoría que sostiene al Gobierno de coalición progresista, para consolidar avances como los de la negociación colectiva", resumió este martes el ministro de Consumo, Alberto Garzón, sintetizando el pensamiento morado.

En Unidas Podemos consideran que romper la entente con sus socios nacionalistas con una reforma tan importante podría tener consecuencias en lo que queda de legislatura y comprometer futuras iniciativas en el Congreso, lo que pondría en el alero la consecución de la agenda del Gobierno.

Cs: "Sorpresa relativa"

Porque a pesar de que La Moncloa, en la figura del ministro de la Presidencia, Félix Bolaños, anunció una ronda de contactos con todos los grupos, sobre todo para sumar a Ciudadanos, ésta aún no se ha producido. De hecho, no ha habido atisbo de diálogo con los naranjas. Un hecho que concede vía libre a la fórmula de la vicepresidenta Díaz.

"Sorpresa relativa", admiten en la cúpula de Ciudadanos ante la falta de llamada de La Moncloa, pese a que se han ofrecido a negociar y a no obstaculizar la reforma, avalando la tesis del Gobierno de aprobarla "sin tocar ni una coma". "Ya lo vivimos en la negociación de los Presupuestos de 2021. Al final, la opción prioritaria de Sánchez siempre es cerrar acuerdos con los socios de investidura. Por eso están apurando los plazos", reflexionan desde el núcleo duro de Inés Arrimadas.

Desde el sector socialista del Gobierno insisten en el llamamiento a todas las fuerzas para que apoyen esta norma, porque es fruto de un acuerdo entre sindicatos y empresarios. "Los partidos tienen que escuchar lo que quieren los agentes sociales", fue de nuevo, este martes, el mensaje de Isabel Rodríguez, portavoz del Ejecutivo.

"Pues lo que nos dicen los agentes es que les sorprende que el Gobierno no haya contactado con nosotros", responden en Ciudadanos, animados por los empresarios a sumarse. Los naranjas ven posible que el PSOE les contacte si ve apurado. Pero advierten: "Que digamos que, para lo que podría haber sido, nos damos con un canto en los dientes, no significa que nos guste ni que demos un cheque en blanco".


Etiquetas:  #Moncloa #ignora #a #Ciudadanos #con #la #reforma #laboral #y #apuesta #todo #a #la #negociación #de #Yolanda #Díaz #con #los #nacionalistas

COMENTARIOS