Motivos para creer en el milagro (o en el desastre) del Barcelona en Múnich
00:20
8 Diciembre 2021

Motivos para creer en el milagro (o en el desastre) del Barcelona en Múnich

El equipo azulgrana aspira a esquivar la eliminación en la Champions frente al totémico Bayern, al que nunca ganó en su estadio.

Xavi "No creo nunca en la palabra fracaso" Grupo E La clasificación

El frío de Múnich, que astilla los huesos, no parece un buen augurio para este Barcelona en busca de algo de calor. Frente al totémico Bayern, líder indiscutible del grupo, se juega el equipo de Xavi Hernández una clasificación para los octavos de final de la Champions que había sido norma durante los últimos 21 años. Los tiempos han cambiado.

Para seguir adelante y esquivar el premio de la consolación de la Europa League, el Barça tiene más que claras las cuentas. Pasará de ronda si gana. Si no lo hace, tendrá que esperar a que el Benfica no logre el triunfo en Lisboa ante el ya eliminado Dinamo de Kiev. Acostumbra el fútbol a transitar sobre la frontera que separa el cielo del infierno. Y aquí algunos motivos para que pueda el Barça mantener viva la llama de la esperanza. Pero también para cerciorarse de que esto va más allá de una simple gesta.

Dembélé

De acuerdo. El extremo francés no ha sido todavía titular esta temporada. Tampoco ha marcado ni ha asistido. Apenas ha jugado 104 minutos en cuatro ratos frente a Dinamo, Benfica, Villarreal y Betis. Ni mucho menos ha renovado, y quién sabe si habrá alguien en el club que lo convenza. En cuatro años se ha perdido 100 partidos con lesión. Pero es la gran esperanza de este Barcelona post-Messi, incapaz de encontrar desequilibrio alguno cuando pasa de la zona de tres cuartos. Buena parte de la buenaventura azulgrana en Múnich pasará por sus maneras guadianescas en el costado.

Puerta cerrada

Con Alemania en plena cuarta ola del Covid (el 68,78% de los alemanes tienen la doble pauta de vacunación) y Múnich con una incidencia acumulada a siete días de 399,2, el gobierno bávaro decidió que el Bayern-Barça se disputara sin público en las gradas (el 2-8 en Da Luz llegó sin público). Quién sabe si la ausencia de aficionados locales llevará a mejorar el rendimiento de los azulgrana en sus partidos como visitante. En los ocho encuentros disputados lejos del Camp Nou esta temporada sólo ha sido capaz de ganar en dos (Kiev y Villarreal), perdiendo a domicilio frente al Benfica, el Atlético y el Rayo.

Bajas

Julian Nagelsmann, técnico del Bayern, confirmó las ausencias de Goretzka y Gnabry por lesión, y de Kimmich y Choupo Moting, que acaban de pasar el coronavirus. Tampoco está clara la titularidad de Lucas Hernández, con molestias y que está apercibido de sanción. Sin Kimmich ni Goretzka el equipo bávaro pierde buena parte de su creatividad y fortaleza en un centro del campo del que podría formar parte Marc Roca, que sólo ha jugado 23 minutos esta temporada. Quienes sí jugarán de inicio son Neuer y Lewandowski. Alfa y omega.

La economía

Si Xavi Hernández pretende que la directiva le entregue refuerzos en el mercado invernal, y ante la perspectiva de tener que seguir soportando las fichas de Coutinho y Umtiti, seguir en la Champions se presume esencial. Si el equipo no alcanza los cuartos de final de la competición, objetivo de mínimos habitual en los presupuestos del club, el Barcelona dejará de ganar 20,1 millones de euros.

El malditismo del Benfica

Quizá continúe preguntándose Jorge Jesus por ese gol a puerta vacía que erró Seferovic en el ocaso de su partido en el Camp Nou (0-0). O si seguirá vigente la maldición de Bela Guttmann, el entrenador húngaro que llevó al Benfica a conquistar Europa por dos veces (1961 y 1962) antes de ser despedido y pronosticar la nada continental para los lisboetas. Males de ojo a un lado, el Benfica está mostrando una preocupante irregularidad en la liga portuguesa. Viene de caer en casa frente al Sporting (1-3) y es tercero del campeonato, por detrás de su rival lisboeta y del líder, el Oporto. El único punto que ha sumado el Dinamo de Lucescu en esta fase de grupos de la Champions fue precisamente frente al Benfica en Kiev (0-0). La estabilidad laboral de Jorge Jesus está también en cuestión.

La historia

El Barcelona nunca ha ganado en Múnich. En sus cinco visitas sólo ha sido capaz de arrancar dos empates. El 2 de abril de 1996, en la ida de las semifinales de la UEFA y aún con Johan Cruyff como entrenador, empató a dos gracias a los goles de Òscar Garcia y Hagi. Fue el día en que Pep Guardiola jugó de central. Acabarían los azulgrana por echar a perder la clasificación cayendo en el partido de vuelta (1-2). El 14 de abril de 2009, y después de haber apalizado al Bayern en el Camp Nou en la ida de cuartos de la Champions (4-0), los azulgrana igualaron (1-1) en el trámite de la vuelta. La estadística global del Barça frente al Bayern es desesperanzadora (ocho derrotas, dos empates y dos victorias en 12 duelos, con 16 goles a favor y 29 en contra). Los últimos precedentes son el 0-3 en el Camp Nou de esta fase de grupos, y la histórica caída en los cuartos de final de la Champions en Da Luz (2-8).

Lewandowski

En el último clásico que jugó el Bayern en Dortmund, la hinchada del Signal Iduna Park intentó incomodar al delantero polaco recordándole que el Balón de Oro había sido para Messi. Contestó Lewandowski con dos nuevos goles. A sus 33 años no baja el ritmo. Amontona ya 27 goles en 21 partidos esta temporada. Nueve de ellos en la Champions después de haber marcado en los cinco partidos de esta fase de grupos. Si vuelve a ver puerta contra el Barça, igualará el récord de Cristiano, que también hizo pleno en la campaña 2017-18.

Memphis

Quien debía ser el futbolista franquicia del Barcelona tras las salidas de Messi y Griezmann el pasado verano representa la otra cara de la moneda. Aún no ha marcado un solo gol en esta Liga de Campeones. Y aunque continúa siendo el máximo anotador azulgrana esta temporada (nueve goles, tres de ellos de penalti), también es cierto que no ha visto puerta en 12 de los 20 partidos disputados. La ausencia por lesión de Ansu Fati, la cardiopatía del Kun Agüero y la escasa confianza en Luuk de Jong obligan a Xavi a perpetuar su confianza en Memphis como única referencia ofensiva.


Etiquetas:  #Motivos #para #creer #en #el #milagro #o #en #el #desastre #del #Barcelona #en #Múnich

COMENTARIOS