Muere 'Mike' Agassi, el padre que exigía al pequeño Andre ganar ''al Dragón''
12:24
30 Septiembre 2021

Muere 'Mike' Agassi, el padre que exigía al pequeño Andre ganar ''al Dragón''

Nacido en Irán, emigrado a Estados Unidos y empleado del hotel Tropicana de Las Vegas, empujó a sus cuatro hijos a que fueran estrellas del tenis obligándoles a golpear 5.000 bolas al día.

Entrevista Andre Agassi: "El miedo es un poderoso motivador" Biografía Confesiones de un transgresor

En su cruda autobiografía, Open, Andre Agassi escribió: "Mi padre me grita dos veces, a veces tres, a veces 10. Más fuerte, me dice, más fuerte. Más rápido. Maldita sea, Andre, golpea más rápido. Me mete prisa. Me grita. No es suficiente que golpee todas las bolas que el Dragón me dispara; quiere que golpee más fuerte y más rápido que la máquina. Quiere que gane al Dragón".

Contra la máquina que apodaban el Dragón y a los siete años, en 1977, Agassi, uno de los mejores tenistas de siempre, empezó una carrera en un deporte que terminaría odiando por obra -las dos cosas- de su padre, Emmanuel 'Mike' Agassi, un hombre difícil, fallecido el pasado viernes a los 90 años en Las Vegas.

La vida de 'Mike' Agassi son los éxitos y los demonios de su hijo André y el relato publicado, sin duda, pero también una historia propia de huida, de supervivencia, de vida. Desde su mismo nacimiento en 1930. 'Mike' nació Aghassian, pero la familia decidió cambiar su apellido a Agassi para evitar la persecución a los musulmanes otomanos. Sus padres procedían de Armenia y se habían mudado a Teherán, en Irán, donde vivieron en un chamizo y compartieron baño con una treintena de familiares. Según narró más tarde, en aquellos años 'Mike' descubrió deportes como el tenis y el boxeo gracias a los militares estadounidenses y británicos que controlaban la ciudad y sobre un ring participó en los Juegos Olímpicos de Londres 1948 y Helsinki 1952, donde no llegó a sumar una victoria.

Las pistas de tenis del Tropicana

Su deseo de prosperar lo llevó a Estados Unidos, a Chicago, donde ya residía uno de sus hermanos, y más tarde a Las Vegas, donde encontró trabajo en el hotel-casino Tropicana. Casado con Elizabeth 'Betty' Dudley, pronto empezó a entrenar a sus hijos mayores, Rita, Phillip y Tami, en las pistas de tenis en desuso del hotel, pero fue al pequeño, Andre, a quien dedicó más tiempo y exigencia. Sin muchos conocimientos técnicos, su método era la repetición, la repetición, la repetición: el joven debía devolver cada día unas 5.000 bolas escupidas por la máquina, por el Dragón.

Lo hizo Andre pese al desgaste psicológico y luego deglutió la presión de ganar todos los torneos infantiles, y luego aceptó marcharse a entrenar con Nick Bollettieri a Florida... y así incluso cuando ya era un campeón. En 'Open', por ejemplo, Andre Agassi recuerda las primeras palabras de su padre cuando en 1992 ganó en Wimbledon su primer Grand Slam. Después del triunfo en cinco sets ante Goran Ivanisevic, el comentario de 'Mike' fue: "No tenías que haber perdido ese cuarto set".

La relación entre ambos se resistió, evidentemente, aunque no tanto como la de 'Mike' con su hija mayor Rita, "un conejillo de indias" para él, con quien estuvo años sin hablar. Después del éxito de su hijo, se convirtió en embajador del hotel-casino MGM Grand Las Vegas y a ello dedicó el final de sus días.

"Pese a su infancia adversa en Irán, Mike Agassi se abrió camino en Estados Unidos para criar a cuatro hijos extraordinarios, todos tenistas, y sobre todo a Andre, que cambió el juego del tenis", comentó esta semana el director de la Asociación de Tenis de Nevada, Ryan Wolfington, sobre su fallecimiento.


Etiquetas:  #Muere #Mike #Agassi #el #padre #que #exigía #al #pequeño #Andre #ganar #al #Dragón

COMENTARIOS