Nadal se deja el primer set en el torneo, pero vence a Schwartzman y ya está en semifinales
01:52
10 Junio 2021

Nadal se deja el primer set en el torneo, pero vence a Schwartzman y ya está en semifinales

Ganó por 6-4, 4-6, 6-4 y 6-0, en dos horas y 45 minutos, después de una extraordinaria reacción. Cerca de 5.000 personas presenciaron el partido en la Philippe-Chatrier

Duelo en semifinales Djokovic pasa otro sofoco, pero vence a Berrettini y se cita con Nadal Cuartos Zverev pone fin al magnífico torneo de Alejandro Davidovich Cuartos Badosa cae frente a Zidansek en una durísima pugna emocional

Demandado como no lo había sido en la presente edición del torneo, Rafael Nadal encontró el punto de altura de su tenis en el momento justo para sacarse de encima a Diego Schwartzman, que trabajó cual termita hasta minarle y generar inquietud en su box. En una clásica confrontación sobre tierra batida, ante un rival de sobra conocido, el zurdo despegó mediado el tercer parcial para marcar una distancia ya inasumible para el bravo jugador argentino. Nadal se impuso por 6-4, 4-6, 6-4 y 6-0, en dos horas y 45 minutos, y disputará este viernes contra Novak Djokovic sus decimocuartas semifinales de Roland Garros. Está, así, a dos victorias de su decimocuarto título y vigesimoprimer Grand Slam, con el que rompería la igualdad con Roger Federer en lo más profundo del cielo tenístico.

Nadal enfrentó con la predisposición que se le conoce y los mejores golpes cuando más los necesitaba la tenaz resistencia de Schwartzman, ejemplar en juego y actitud hasta que cedió el tercer parcial y vio crecer la cima de la montaña. Su tercer cruce en París, el sexto en un torneo de esta categoría, acabó como todos los anteriores. Tercer cabeza de serie en esta ocasión, el español es, si cabe, aún más favorito que al inicio de la competición, una vez constatada su respuesta frente a dificultades hasta ahora desconocidas

Hubo momentos en los que Schwartzman se ganó la complicidad de la grada, este miércoles de nuevo cobijo de entusiasmos, adhesiones y lamentos, cerca de 5.000 personas en la Philippe-Chatrier para ver al 13 veces campeón defender la corona frente al corajudo tenista argentino, levantadas parte de las restricciones del Covid 19. Pudo escuchar Diego su nombre replicado varias veces en altas voces de aprecio y reconocimiento, tras milimetrar un globo que le devolvió la vida cuando Nadal se aprestaba a abrir un boquete recién despegaba la disputa. Merece eso y más el chico, largo tiempo en el desempeño de David cuando le toca cruzarse con su amigo, sin mayor premio que la victoria en cuartos de Roma del pasado año, alcanzada ya la docena de representaciones.

Trabajador infatigable

Schwartzman se lo curra, que se diría en terminología coloquial, maneja sus armas con inteligencia y no acostumbra a declinar los brazos. No abundaremos más en apelativos; le cansa y lleva razón. Basta ver que no responde a la fachada del tenista moderno, que ha de bregar con recursos alternativos. Y lo hace. Claro que lo hace. Se le esfumó el saque en dos ocasiones en el primer parcial y de poco le sirvió un quiebre inmediato como respuesta. Con todo, siguió peleando, haciendo la vida incómoda a un tenista ya infinito, a quienes muchos se limitan a rendir pleitesía.

Restó bien, le hizo dudar con el saque, le abrió decenas de pelotas sobre su drive para cambiarle al revés cuando tocaba. Obtuvo esperanzadores réditos en la reanudación, ya con una cruz sobre su remera. Se fue 3-0 y no le importó verle venir de vuelta, igualarle a tres. Iba a ser el primero en ganarle un set desde que lo hiciera Dominic Thiem en la final de 2019 que ya parece tan lejana, y dejaría la racha en 36, sin permitirle emular los secuenciados entre 2016 y 2018. El Diego, fiel a su versión batalladora y perspicaz, había conseguido lo negado a tantos otros, algunos de ellos portadores de mayor vitola.

Schwartzman prolongó su envite en un tercer set parejo, resuelto por la mayor calidad de Nadal en los momentos culminantes. Fue entonces cuando reconocimos de nuevo al hombre que sólo ha perdido dos encuentros de los 107 disputados desde que se hizo en 2005 con el primer título. Acabó como un ciclón, que se llevó por delante a un rival de admirable actitud, sometido con gruesos guarismos en el último parcial.

"Es un jugador increíble, siempre muy difícil para mí. Nos conocemos muy bien. Necesité jugar un poco más agresivo y al final lo hice, así que estoy muy feliz por ello", comentó el vencedor a pie de pista.


Etiquetas:  #Nadal #se #deja #el #primer #set #en #el #torneo #pero #vence #a #Schwartzman #y #ya #está #en #semifinales

COMENTARIOS