Ni PSOE ni Cs en Murcia se arrepienten de la moción de censura: piden elecciones anticipadas
02:33
9 Mayo 2021

Ni PSOE ni Cs en Murcia se arrepienten de la moción de censura: piden elecciones anticipadas

El socialista Conesa y la naranja Martínez Vidal critican al PP por mantener el Ejecutivo murciano con tránsfugas de Ciudadanos y expulsados de Vox

Los resultados cosechados por Ciudadanos y el PSOE en Madrid han tenido un efecto rebote en Murcia, al dejar señalados en sus respectivos partidos a Ana Martínez Vidal, líder de los naranjas murcianos, y a Diego Conesa, líder de los socialistas murcianos. Los comicios en la capital de España se convocaron tras la moción de censura impulsada por Conesa y Martínez Vidal para sacar al PP del Gobierno de la Región. Tal objetivo no se logró, pero sus protagonistas no se arrepienten de la moción que desencadenó las elecciones madrileñas, donde el PSOE quedó relegado a tercera fuerza política y Cs se volatilizó.

Tanto Diego Conesa, secretario general del PSOE, como Ana Martínez Vidal, coordinadora de Ciudadanos, se defienden haciendo buena la frase del general chino Sun Tzu: 'No hay mejor defensa que un buen ataque". Prueba de ello es que ambos dirigentes reclaman un adelanto de las elecciones autonómicas en Murcia y justifican su petición por la estrategia usada por el PP para atajar la moción de censura: sumar los apoyos de tres tránsfugas de Cs y tres diputados expulsados por Vox.

Ni Conesa ni Martínez Vidal aceptan que el PP venda esa operación política como la reunificación del centroderecha. "Siempre hemos defendido que este no es un Gobierno legítimo y por tanto hemos exigido la convocatoria de elecciones", subraya la dirigente naranja mientras arremete contra el paso al bando popular de sus excompañeros, Isabel Franco, Valle Miguélez y Francisco Álvarez, así como el fichaje de Mabel Campuzano, expulsada de Vox, como Consejera de Educación. "Ahora tenemos un Gobierno con tránsfugas y con una consejera de extrema derecha que es negacionista de las vacunas de la Covid".

Martínez Vidal defiende la legitimidad del intento que protagonizó de cambiar al PP por el PSOE como socio en el Palacio de San Esteban: "La moción de censura que presentamos en Murcia contaba con los apoyos de PSOE y Ciudadanos, si no prosperó fue por tres tránsfugas que traicionaron a su partido (Cs) para venderse al Partido Popular: nosotros actuamos en conciencia porque no podíamos seguir gobernando con un PP que vacunó irregularmente a centenares de personas".

Un discurso similar mantiene su socio en esta aventura política fallida, el socialista Diego Conesa: "Se presentó una iniciativa con una mayoría de 23 firmas y el apoyo de Podemos, con un proyecto compartido, donde conocíamos la realidad social de la Región frente a una situación de escándalo de vacunas, de no gestión, de confrontamiento esteril y sistemático con el Gobierno de España". Conesa lanza esta reflexión: "¿Cómo se va a arrepentir de plantear una iniciativa democrática el PSOE, el partido que ganó las últimas elecciones autonómicas en Murcia?"

Diego Conesa, PSOE, y Ana Martínez Vidal, Ciudadanos, firmando el frustrado pacto de Gobierno en la Asamblea Regional.

Diego Conesa, PSOE, y Ana Martínez Vidal, Ciudadanos, firmando el frustrado pacto de Gobierno en la Asamblea Regional. Europa Press

El dirigente socialista también reclama un adelanto de los comicios autonómicos tras el fiasco madrileño. "Ayuso tiene el aval de las urnas y López Miras tiene la hipoteca por la compra de los tránsfugas, que pagaremos con un daño a la reputación de la Región de Murcia porque tenemos un Gobierno con tránsfugas y personas expulsadas de otro partido, cuyo único valor es que son diputados, tenemos una anomalía democrática que solo se salva con una convocatoria electoral".

A la hora de hacer autocrítica sobre la influencia que ha tenido el fracaso de la moción de censura de Murcia sobre los resultados de las elecciones de Madrid, tanto la naranja Martínez Vidal como el socialista Conesa, no solo establecen un cortafuegos argumentario con lo sucedido en las urnas madrileñas, sino que además lanzan algún dardo a las direcciones nacionales de sus respectivos partidos.

- ¿Considera que el fracaso de la moción al Gobierno murciano ha influido en la debacle electoral de Ciudadanos en Madrid?

- Ana Martínez Vidal: Los resultados no guardan relación directa. Nosotros llevamos desde 2019 experimentando una importante caída de apoyos a nivel electoral, según mi opinión y la de Ciudadanos Región de Murcia, a causa de la política de socio preferente que en su día adoptó Ciudadanos. En las elecciones de Cataluña pasamos de 36 a 6 diputados y no había moción en Murcia. Los madrileños han respaldado el mensaje de Ayuso contra Sánchez, en un clima de polarización, y han atribuido al PP toda la gestión que se ha hecho en los dos últimos años en el Gobierno de Madrid donde estaba Ciudadanos. Esto es la consecuencia de la política de socio preferente que nunca debió haber tenido Ciudadanos porque es un partido de centro: no es ni de centro derecha ni de centro izquierda.

- ¿Cómo valora los resultados de su partido en la capital el 4M?

Ana Martínez Vidal: Esto de que todo empezó en Murcia, es un argumento simple del Partido Popular que no se creen ni ellos. Nosotros sabíamos que estábamos en un mal momento, a consecuencia de los últimos dieciocho meses, pero aún así, han habido 130.000 personas apoyando a Ciudadanos. Asumimos que los resultados son muy malos, sin paliativos, pero sí ha habido una movilización como nunca de los afiliados de Madrid y del resto de España. El candidato Edmundo Bal, objetivamente, ha sido el mejor posible: una persona sensata que ha transmitido un mensaje coherente durante toda la campaña.

- ¿Piensa realizar cambios orgánicos a tenor de la crisis que también atraviesa Ciudadanos en la Región de Murcia?

- Ana Martínez Vidal: No podemos atribuir los resultados de las elecciones en Madrid a la moción de censura en Murcia, ni vamos a tomar ninguna decisión a nivel orgánico cuando yo solo llevo siete meses en el cargo (coordinadora autonómica). No he podido desarrollar mi proyecto político de centro, ni he podido designar a los equipos en los municipios, ahora mismo cuento con la estructura institucional que nombró en su día Fran Hervías, con lo cual no vamos a hacer ningún cambio en ese sentido.

El partido naranja -tras la moción fallida en suelo murciano- ha sufrido dimisiones de algunos ediles de Cs que han pasado al grupo mixto, incluso han dejado sus actas en ayuntamientos como Beniel y Alcantarilla, para ocupar cargos de directores generales en el Gobierno regional. Todo ello tras aceptar la llamada de los expedientados Isabel Franco, Valle Miguélez y Francisco Álvarez. De esta situación es consciente la dirección nacional, ya que su coordinadora avanza que Inés Arrimadas visitará Murcia "en las próximas semanas".

Edmundo Val abrazándose con Inés Arrimadas tras el descalabro del 4M.

Edmundo Val abrazándose con Inés Arrimadas tras el descalabro del 4M.

La líder estatal de Ciudadanos emprenderá una tournée por las diecisiete autonomías para recuperar el pulso a la militancia y recomponer el partido. "El miércoles celebramos una ejecutiva nacional donde analizamos los resultados eletorales, planteamos el calendario para los próximos meses porque en julio tenemos una convención nacional, por eso, Inés recorrerá las comunidades autónomas y vamos a tener reuniones con afiliados", detalla Martínez Vidal. "Vamos a seguir trabajando para devolver la ilusión a los afiliados y mantenernos en nuestra posición de centro".

Nadie llama de Ferraz

En el cuartel general socialista, en Ferraz, se desmarcan de hacer una lectura en clave nacional del 4M en Madrid. Y lo mismo hacen en Murcia donde rechazan establecer un nexo causal entre la malograda moción de censura murciana y los comicios madrileños.

- ¿Qué reflexión hace el PSOE de Murcia de los resultados de las elecciones autonómicas de Madrid a raíz de la moción de censura?

- Diego Conesa: Esa lectura quien tiene que hacerla es el Partido Socialista en Madrid. Nosotros hacemos nuestra propia lectura que se quiere borrar del mapa y que es una realidad: aquí había una moción de censura constructiva, con 23 firmas, para dar estabilidad al Gobierno regional. Todo eso saltó por los aires con una compra de tránsfugas y voluntades, a partir de ahí, nosotros tenemos que hacer un análisis sereno y centrarnos en la gestión de los ayuntamiento donde gobernamos. El 69% de los murcianos están regidos por un alcalde socialista.

- ¿Desde Ferraz le han llamado tras las elecciones de Madrid convocadas por la moción en Murcia?

- Diego Conesa: No. El análisis se tiene que hacer desde la Federación Socialista en Madrid. Nosotros tenemos que ver la situación con tranquilidad y debemos cuajar la única alternativa posible contra la derecha de la Región que no tiene escrúpulos democráticos. Se quiere homologar lo de Murcia y Madrid, pero es muy distinto.

- ¿Piensa adelantar la celebración de primarias en su partido para someter su cargo al criterio de la militancia?

Diego Conesa: Los procesos se abrirán cuando corresponda y cuando los órganos competentes lo decidan. Yo no puedo convocar primarias cuando quiero ni la Ejecutiva regional. Ahora mismo hay un congreso federal en octubre y después vendrán los congresos regionales. Vamos a ver las cosas con perspectiva para analizar y escuchar y hacer las cosas con cabeza, porque somos un partido con 5.500 personas y más de 500 cargos institucionales en la Región de Murcia, no somos cuatro. Tenemos que seguir haciendo nuestro trabajo de oposición responsable.


Etiquetas:  #Ni #PSOE #ni #Cs #en #Murcia #se #arrepienten #de #la #moción #de #censura #piden #elecciones #anticipadas

COMENTARIOS