Nick Kyrgios, el chico malo del tenis que desespera a todos: broncas, raquetazos y hasta sillas por el aire
02:16
4 Julio 2022

Nick Kyrgios, el chico malo del tenis que desespera a todos: broncas, raquetazos y hasta sillas por el aire

Un escupitajo a un aficionado, comer sushi en rueda de prensa y encararse con Tsitsipas han sido las últimas polémicas del australiano en Wimbledon.

Hablar de Nick Kyrgios es hablar de uno de los tenistas más polémicos y con más calidad del actual circuito ATP. Con tan solo 19 años ya estab en el top 50 y, aunque ha llegado hasta el decimotercer puesto, a sus 27 años se encuentra en el número 40.

Un lugar en el ranking que, viendo su prometedor inicio de carrera, igual sabe a poco. Pero es que durante estos años han sido muchos los que han lamentado el desperdicio de talento de Kyrgios, más centrado en los altercados dentro y fuera de la pista que de concentrarse en jugar y ganar.

En lo que va de Wimbledon (solo tres partidos) ya ha protagonizado dos de los altercados más sonados del torneo. En su partido contra Paul Jubbs admitió que escupió a un aficionado al acabar el partido porque le insultó durante el encuentro: "Ha sido una falta de respeto. Alguien me insultó, me dijo que era una mierda, desde el público. ¿Es eso normal? No. No entiendo porque ocurre todo el tiempo", dijo Kyrgios tras el partido.

Nick Kyrgios pierde los nervios en Indian Wells

Nick Kyrgios pierde los nervios en Indian Wells EFE

"Amo Wimbledon. No tiene nada que ver con el torneo. Es simplemente una generación de gente que se cree que por estar en redes sociales tienen derecho a decir lo que quieran y lo siguen haciendo en la vida real. Porque hay una valla y físicamente no puedo hacer nada, ni decir nada, porque me metería en problemas". Por si fuera poco, apareció en la rueda de prensa con un plato de sushi al que le iba echando salsa según los periodistas le iban haciendo preguntas.

Pero las aventuras del australiano en la hierba londinense no han acabado ahí. En el duelo de este sábado frente a Tsitsipas, el griego dio un raquetazo que envió una bola a la grada a gran velocidad tras errar un punto. Kyrgios acababa de adjudicarse el segundo set y el griego no lo aceptó de la mejor manera, hasta el punto de que el australiano pidió la presencia del supervisor y que Tsitsipas fuese descalificado por su acción.

[Kyrgios escupió a un aficionado en Wimbledon: "Menos mal que hay una valla porque si no..."]

A partir de ahí, los dos intercambiaron gestos poco cariñosos. El griego intentó golpear en un par de ocasiones al australiano cuando tuvo la posibilidad de rematar al borde de la red y este respondía con irónicas sonrisas cada vez que firmaba algún punto comprometido.

Hasta el momento esa ha sido la aportación de Kyrgios en el Grand Slam británico, en el que sigue adelante y en el que además se perfila en el horizonte como el hipotético rival más duro para Nadal antes de llegar a la final.

La amenaza de Nadal

El balear va por el lado 'amable' del cuaro después de que Cilic y Berrettini, dos de sus principales amenazas, se hayan caído del torneo por contagiarse de covid. Así, Kyrgios parece de los pocos que pueden plantar cara a Nadal, que está yendo de menos a más en el torneo.

Pero los precedentes de Kyrgios en los 'grandes' tampoco son muy prometedores, ya quen nunca ha pasado de cuartos de final en el cuadro individual. Precisamente llegar a esa ronda fue su mejor participación en Wimbledon, dodne lo consiguió en el año 2014.

Nick Kyrgios, durante el Open de Australia 2022

Nick Kyrgios, durante el Open de Australia 2022 AAPIMAGE / DPA

Durante todo este tiempo, Kyrgios ha protagonizado algunos de los momentos más tensos, hilarantes y polémicos de los últimso años en el tenis, por lo que a nadie sorprende los incidentes que ha acumulado hasta ahora en Wimbledon.

Desde joven apuntaba maneras, y en el masters 1000 de Montreal en 2015 le dijo a Wawrinka durante un partido que Kokkinakis se había acostado con su novia. "Tu novia se ha acostado con Kokkinakis, lo siento colega", le espetó.

[Kyrgios ataca a Rafa Nadal durante su última rabieta contra un juez de silla]

En alguna ocasión directamente se ha dejado ganar, mostrando una actitud totalmente pasiva ante el partido y enfureciendo a los aficionados, como en Shanghai 2016. Zverev le ganó después de que Kyrgios se encarara con el público y para remtar cargó contra los periodistas por su actitud hacia él. La ATP le sancionó con 25.000 dólares, pero parece que a Kyrgios no le importó demasiado.

Tampoco le importó mucho que durante un descanso en un partido en Queen's simulara que se masturbaba con una botella. Un gesto que dio, otra vez, la vuelta al mundo y dejó boquiabiertos a todos los presentes en el partido que le enfrentaba a Marin Cilic. Nueva sanción, esta vez 15.000 euros.

Raquetas destrozadas a menudo

El australiano, de ascendencia griega y malaya, también dio un espectáculo importante en el Masters 1000 de Roma en 2019 ante un jovencísimo Casper Ruud. En este caso fue su mal perder lo que le llevó, después de que Ruud le rompiera el sque, a dar patadas a las botellas, romper su raqueta (un clásico de Kyrgios) y tirar una silla en medio de la pista. Resolución del torneo: descalificado.

Pero tampcoo hay que remontarse tan atrás en el tiempo. Este mismo año en Indian Wells y precisamente contra Rafa Nadal, Kyrgios volvió a perde los papeles. Estuvo a punto de golpear a un recogepelotas, volvió a romper la raqueta y gritó en numerosas ocasiones cosas poco decorosas por las que fue sancionado. Otros 25.000 euros.

Nick Kyrgios, en Wimbledon

Nick Kyrgios, en Wimbledon John Walton / PA Wire / Dpa

No era la primera vez que en un partido entre los dos tenistas sucedían este tipo de situaciones dantescas. En 2019 Kyrgios ya había conseguido encender a Nadal en el torneo de Acapulco, Kyrgios levantó tres bolas de partido para acabar imponiéndose tras una partido vibrante. La cuestión de la polémica fue un saque de cuchara (otra gesto marca de la casa del australiano) que no gustó nada al español, que le recriminó después en rueda de prensa que no tenía "respeto al público, al rival y hacia sí mismo".

Pero, como estamos viendo este año, también aprovecha los más grandes torneos de tenis para hacerse notar. En el US Open de 2015 se quedó -o se hizo- el dormido en un partido ante el escocés Andy Murray tras perder el primer set. Una situación surrealista de la que se justificó después: "Sólo me echaba una siesta. Es bueno para la salud".

[El tormento de Kyrgios: el infierno de autolesiones y pensamientos suicidas detrás del 'monstruo']

En otra ocasión, después de perder contra un tenista que estaba más de 300 puestos por debajo de él en el ranking ATP, desveló el motivo de su derrota: "Honestamente, he estado jugando más a Pokémon Go, que al tenis últimamente". Un aficionado le reprochó su actitud comparándola con la de Djokovic y Federer, a lo que respondió: "¿Acaso Federer o Nole tienen un Gyarados (un tipo de Pokemon) evolucionado a un nivel 2000? No lo creo".

Un enganchón de los muchos que ha tenido con aficionados, jueces de silla y rivales el 'chico malo' por excelencia del tenis actual y que, si todo marcha según los pronósticos, se podría ver las caras de nuevo con Rafa Nadal en Wimbledon.

Nick Kyrgios Novak Djokovic Rafa Nadal Tenis Wimbledon

Etiquetas:  #Nick #Kyrgios #el #chico #malo #del #tenis #que #desespera #a #todos #broncas #raquetazos #y #hasta #sillas #por #el #aire

COMENTARIOS