Pablo Hasél, atrincherado en el rectorado de Lérida: ''Tendrán que reventarlo para detenerme''
12:03
15 Febrero 2021

Pablo Hasél, atrincherado en el rectorado de Lérida: ''Tendrán que reventarlo para detenerme''

El rapero, que ya avisó de que no huiría del país como Valtónyc ni pediría el indulto, ahora se enfrenta a su detención atrincherándose en la Universidad de Lleida con ''otros solidarios''. 

"Estoy encerrado junto a bastantes solidarios en la Universitat de Lleida, tendrán que reventarla para detenerme y encarcelarme. Es en el Rectorat de Rambla d'Aragó por si alguien de por aquí quiere echar una mano", ha escrito el rapero Pablo Hasél, condenado a nueve meses de prisión por enaltecimiento del terrorismo e injurias al rey Juan Carlos I -a través de unos tuits incendiarios y una canción-.

El músico tenía de plazo hasta el pasado viernes para entregarse a la policía y cumplir el mandato de su entrada en prisión, pero, igual que avisó de que no iba a "huir" -como ya hizo el también rapero Valtónyc, fugado en Bruselas con Puigdemont-, ahora recuerda que tampoco irá por su propio pie a las diligencias policiales.

En primer lugar, explicó que no escaparía de la justicia porque eso le parecería una cobardía. Alegó, además, que jamás pedirá el indulto -que Pablo Iglesias está intentando levantar a su favor y a favor de los políticos presos de Cataluña-, porque, a sus ojos, eso se traduciría como "arrepentimiento". 

Hoy vuelve a desafiar a la Justicia junto a la organización Llibertad Pablo Hasél, una cuenta que trata de "organizarse solidariamente" para evitar su ingreso en prisión. Desde su usuario de Twitter, han avisado de que "Hasél está con nosotros" y de que se encontraban "encerrados en el rectorado" para burlar su encarcelamiento. Además, han hecho una llamada popular a la gente de la zona para que se unan a su causa: "¡Todo el mundo al Rectorado!", han aclamado, añadiendo la dirección de la trinchera -plaza Víctor Siurana-. 

Asimismo, han adjuntado un vídeo donde pueden verse las puertas del rectorado clausuradas desde dentro con un enorme cerrojo y se escuchan sus voces gritando: "¡Llibertad, Pablo Hasél!". 


Etiquetas:  #Pablo #Hasél #atrincherado #en #el #rectorado #de #Lérida #Tendrán #que #reventarlo #para #detenerme

COMENTARIOS