Paula Echevarría: ''No quiero meterme con los influencers de profesión, pero en la vida hay que tener una base''
01:00
23 Noviembre 2022

Paula Echevarría: ''No quiero meterme con los influencers de profesión, pero en la vida hay que tener una base''

Tras tres años de parón por la pandemia y su maternidad, la actriz asturiana vuelve al sector con 'True Story' en Prime Video

Asesino en Serie La mejor serie de la semana: La Ruta, la sonrisa y el abismo Crisis El futuro incierto de HBO: la casa de 'Los Soprano' y 'Juego de tronos' cambia de manos y de estrategia

Cuando al mundo lo frenó una pandemia, a Paula Echevarría (Candás, Asturias, 1977) el Covid la dejó sin el proyecto que tenía por delante. Cuando todo volvió a la (no) normalidad, su segundo embarazo la volvió a alejar de los rodajes. Tres años apartada de las cámaras, pero no del trabajo. Porque su marca de moda, su línea de perfumes y su faceta de influencer siguieron a pleno rendimiento. No así la de actriz «Desde que soy madre me ha costado mucho despegarme de casa y volver a arrancar».

Y finalmente lo ha hecho como una de las protagonistas de True Story, el programa de Prime Video a medio camino entre la ficción y la realidad y con dificultad para definirlo en un género. «Ahora me apetece hacer cosas distintas y que me diviertan, la verdad».

¿Apartarse de este mundo fue personal o por falta de proyectos?

Falta de proyectos que pudiera compaginar con mi vida porque casi todos eran dos meses en Colombia, Budapest o Estambul. Y yo ni puedo ni quiero irme porque tengo una hija adolescente y un bebe, no me sentía capacitada. Ahora sí estoy analizando otra ficción rara que me ha propuesto porque se rueda en Madrid.

¿Aún sigue siendo difícil ser madre y compaginarlo con un trabajo como el de actriz?

En mi caso no por ser mujer, por mis gustos personales. Nadie me ha puesto trabas para trabajar y mi situación en casa es favorable, es una preferencia mía. Yo me puse las trabas para no irme fuera, no la condición de ser mujer y madre.

¿Y el miedo que siempre se dice a que no te llamen existe?

Ni me lo planteo, soy muy de vivir el día a día. Ser mujer te paraliza y ser hombre no, pero yo he disfrutado de mis embarazos sin la ansiedad de que no me fueran a llamar. Al contrario, ahora que he dado a la luz me lo tomo con mucha calma y a la puerta siguen llamando. No he sentido la falta de empatía por ser mujer.

Y no puede parar de gesticular ni de moverse sobre el sillón en cada respuesta que va soltando. Fue esa inquietud la que la llevó a probar como actriz con 23 años y acabar quedándose. «No sirvo para un trabajo donde reine la monotonía, eso me consumiría por mi forma de ser y de vivir».

También esto tiene el doble juego de la incertidumbre.

Yo no he pasado momentos sin trabajar porque tengo mi línea de moda y de perfumes que me da la estabilidad económica y puedo negarme a ir dos meses al otro lado del mundo a grabar. Tengo muchos frentes abiertos, pero me dan una estabilidad, unos horarios y me permiten llevar a mis hijos al colegio y recogerlos cada día.

Paula Echevarría.Paula Echevarría.

De esa exposición y de una separación del cantante David Bustamante también llegó a una persecución mediática con papparazzis tras ella en la puerta de casa, en las del colegio de su hija Daniela y en cada rincón de su vida. «Si lo recuerdo, aún siento el horror. Quien no lo haya vivido nunca pensará que no era para tanto, pero con probarlo un día lo entenderán. Me sentía incómoda y muy vulnerable. Y eso que yo soy de carácter fuerte, pero me veía vulnerable y acosada».

¿Y qué se piensa en hacer en ese momento? ¿Desaparecer?

Yo quería que la tierra me tragara, me planteé irme a vivir a Estados Unidos porque no podía soportarlo durante más tiempo.

Y ahora, sin embargo, eres muy activa en redes donde es fácil sentirse observada de nuevo.

Llevo un buen equilibro entre lo personal y lo laboral porque marco el límite yo. De aquella persecución lo que más vulnerable me hacía sentir era cuando iba con mi hija, me sentía mal porque tuviera que sufrir el salir del colegio y que en la verja hubiera 12 fotógrafos que le apuntaban. Eso ya era un grado superior.

¿Hay que explicarle a esa gente joven el peligro de las redes y que no todos van a ser influencers?

Hay muchos chicos jóvenes que están ganando dinero por hacerse cuatro vídeos y cuatro fotos, pero las modas cambian y en la vida hay que ser algo. No me quiero meter con quien sea influencer de profesión, pero en la vida hay que ser algo y tener una base porque el día de mañana no sabemos si eso va a existir aún.

Imagínate haber pillado ese mundo con 15-16 años también.

Yo lo entiendo perfectamente, pero los adultos estamos para recordarles que las modas van y vienen. Hace 10 años un blog en una revista de moda era lo más y ahora están muertos y dentro de otros 10 habrá otra cosas y a lo mejor avanzan con ello, pero los estudios y la preparación de base siempre son importantes.

¿Cuánto se practica la censura propia cuando cada foto o comentario tuyo es una noticia?

Nada, hay veces que no doy mi opinión, pero no porque me vayan a poner verde, sino porque hay que ser prudente y siendo un personaje público más. Ni me gustan los lavados de cerebro ni sentenciar con mi opinión. Te doy mi opinión aquí sentados, pero no quiero influir en algo importante.

Supongo que tú recibes muchas opiniones sobre todo en la parte del físico.

Todo el rato y especialmente que estoy demasiado delgada. A eso me refiero con ser prudentes porque estuve embarazada, cogí 29 kilos y no sentí el hate de estar gorda. Pero da igual porque me falta tanto el respeto el que me dice que estoy gorda como el que me dice que estoy demasiado delgada. ¿Qué sabrás tú como estoy? Si yo, aunque no lo haga porque no sé, puedo tunearte la foto que está viendo.

Y que se puede generar un problema psicológico a alguien.

La gente tiene muy poco tacto porque hay gente que quiere adelgazar y no puede y gente que no engorda aunque se coma cinco vacas. Todo el mundo asume que la gente gordita se infla a bollos y la gente delgada no come. Y no.


Etiquetas:  #Paula #Echevarría #No #quiero #meterme #con #los #influencers #de #profesión #pero #en #la #vida #hay #que #tener #una #base

COMENTARIOS