Pedro Cortés será juzgado en febrero de 2023 por abuso sexual a un menor, canterano del Valencia CF
13:52
24 Mayo 2022

Pedro Cortés será juzgado en febrero de 2023 por abuso sexual a un menor, canterano del Valencia CF

El Juzgado de lo Penal 3 de Valencia fija el juicio para el 23F. La Fiscalía pide dos años de cárcel para el expresidente. La familia, dos años y medio.

El Juzgado de lo Penal 3 de Valencia ha fijado para el 23 de febrero de 2023 el juicio contra Pedro Cortés por sus supuestos abusos sexuales a un menor. Así lo traslada a EL ESPAÑOL la representación del canterano del Valencia CF, que denunció tocamientos por parte del expresidente del club y exdelegado de la Selección Española de Fútbol, que ejercía como representante del futbolista.

En caso de celebrarse en esa fecha, el juicio tendrá lugar más de dos años después de los hechos denunciados, que habrían tenido lugar el 22 de noviembre de 2020. En concreto, tal y como reveló este periódico el 20 de enero de 2021, el joven denuncia que sufrió tocamientos en sus genitales en el coche de Cortés cuando lo llevó a la residencia para jugadores del Valencia CF tras una comida. La magistrada del Juzgado de Instrucción 1 de Paterna decretó la apertura de juicio oral el pasado 10 de diciembre, según el auto al que tuvo acceso este diario. 

La juez, tal y como reclamaban tanto la acusación particular como la Fiscalía, requirió a Cortés una fianza de 6.000 euros, cantidad a la que asciende la indemnización que solicitan tanto la familia como el Ministerio Público. La Fiscalía pide dos años de cárcel para Pedro Cortés, mientras que el abogado del joven reclama dos años y medio de prisión y otros 4 de libertad vigilada. La familia también pide 4 años de alejamiento a más de 500 metros del menor y la prohibición de comunicar con él.

El escrito de acusación presentado por la familia reveló mensajes subidos de tono que Cortés habría enviado al chico. Se trata de "expresiones fuera de lugar y con ánimo libidinoso" que forman parte de las "conversaciones directas con el menor mediante el chat de la aplicación WhatsApp", tal y como consta en el documento presentado el pasado 1 de diciembre por su abogado, Mariano Oliver.

Las mismas se encuentran entre las pruebas documentales que aporta el letrado para demostrar la atmósfera de coacción que habría derivado en un abuso sexual al joven, que tenía 16 años en el momento de los hechos denunciados. "Eres mío hasta los huevos, mamón". "Eres mío hasta la punta del rabo". "Voy, te como entero, y me vuelvo". "Me pones los cuernos". "Si quieres, voy allí ahora y sabes lo que te va a pasar", rezan algunas.

Extracto del escrito de acusación contra Pedro Cortés. EE

Extracto del escrito de acusación contra Pedro Cortés. EE

Son muchos más los mensajes inapropiados que aporta la acusación. "Voy, te jalo, y me vuelvo". "¿Quieres que vaya? ¿Sabes lo que te puede pasar? Que se me vaya la olla y te coma entero. ¿Comprendes mamón?". "A mí me gustan mucho las mujeres, pero me gusta mucho estar contigo también ¿Pasa algo?". "¿Porque estés conmigo me van a dejar de gustar las tías?". "Todos los días arroz no puede ser, lo sabes perfectamente". "Entero te como hasta la punta del nabo. Hasta que El Niño llore. Eres mío mamón".

La defensa argumentó inicialmente a este periódico que los mensajes aportados por la familia estaban manipulados y sacados de contexto, circunstancia que tratará de probar durante el procedimiento con la aportación de la conversación completa, según explicó. Posteriormente, rehusó a realizar declaraciones a este medio hasta la resolución del caso.

El relato de los hechos que ofrece la familia coincide con el que hizo suyo la Fiscalía. El Ministerio Público también recogía frases textuales que, según la denuncia de los padres del chico, habría pronunciado Pedro Cortés. Le habría susurrado "te voy a comer enterito" antes de los hechos denunciados. Además, tras practicarle los presuntos tocamientos en los genitales, habría añadido que "vida solo hay una y hay que disfrutarla".

Lo invitó a comer

Ambas acusaciones detallaron que, "como en otras ocasiones, el acusado, el día 22.11.20, invitó al menor a comer junto con su familia, por lo que sobre las 13.00 horas del referido día recogió al menor en la Ciudad Deportiva del Valencia, desplazándose ambos hasta el Restaurante Casa Roberto de la ciudad de Valencia, donde comieron con otros familiares del acusado".

Agregaron que "en un momento dado, durante la comida, el acusado, con ánimo libidinoso, se aproximó al oído del menor y le susurró, te voy a comer enterito, si bien la comida continuó con normalidad". Una vez finalizada. Cortés llevó al menor "en su vehículo" a la Ciudad Deportiva del Valencia CF, donde reside el futbolista.

"Y en el referido trayecto, en un momento dado, el acusado, guiado por su ánimo libidinoso mientras mantenía su mano izquierda en el volante del vehículo, posó su mano derecha en el muslo izquierdo del menor, comenzando a hacerle masajes en forma circular, desplazando su mano el acusado hasta la zona genital del menor llegando a colocarla sobre el pene del mismo, tocándoselo", detallaron tanto la familia como la Fiscalía. 

El escrito de la familia subrayó al respecto que el menor, "inicialmente, se quedó paralizado, sin saber qué hacer o decir, al tratarse de un acto sorpresivo, indeseado y no consentido, para acto seguido apartar la mano del acusado de sus partes íntimas". Este, a continuación, "le dijo al menor vida hay solo una y hay que disfrutarla", según el escrito de acusación, que añade que el joven se fue a su habitación de la residencia, "donde rompió a llorar" y avisó tanto a una amiga como a su tutor en el club.

Woulfsoul Technology SL

Las dos acusaciones precisan sobre la relación entre ambos que "los padres suscribieron contrato de representación del menor en el desarrollo de actividad futbolística con la mercantil Woulfsoul Technology SL, gestionada por el hijo del acusado Enrique Cortés Contreras, lo que facilitó que el acusado tuviera contacto de manera habitual con el menor". "Como consecuencia del contacto que el acusado mantuvo con el menor, y debido al reconocimiento del acusado en el mundo del futbol, se fraguó una relación de confianza", apuntó.

Como informó este periódico, la jueza del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción 1 de Paterna procesó a Cortés al apreciar que existen indicios de que abusó sexualmente del canterano del club que le denunció. El auto, que transformó las diligencias previas en procedimiento abreviado -tal y como establece al artículo 779 de la Ley de Enjuiciamiento Criminal- fue notificado el 1 de octubre a las partes.

La magistrada consideró que "de las diligencias de instrucción practicadas se desprende la existencia de indicios de la comisión de un delito de un abuso a un menor de edad previsto y penado en el artículo 181 y siguientes del Código Penal". Tales diligencias consistieron en la declaración del investigado y de otros testigos, así como la exploración del propio joven.

La familia del jugador denunció el presunto abuso sexual tras ser advertida del mismo por una amiga de su hijo. Según la denuncia, los hechos habrían tenido lugar en el coche, pero fuera de la ciudad deportiva, según subrayó el Valencia CF

La defensa, además de acusar a la familia de manipular y sacar de contexto los mensajes, argumentó que el menor es superior físicamente a Cortés, que tenía 73 años de edad en el momento de los hechos denunciados. Tras la publicación inicial de EL ESPAÑOL, él Valencia CF emitió un comunicado en el que trasladó su respaldo al futbolista. Cortés, por su parte, dimitió como delegado de la Selección Española de Fútbol.

Abusos sexuales Comunidad Valenciana Paterna Selección Española de Fútbol Valencia Valencia CF

Etiquetas:  #Pedro #Cortés #será #juzgado #en #febrero #de #2023 #por #abuso #sexual #a #un #menor #canterano #del #Valencia #CF

COMENTARIOS