Pedro Sánchez agrava el desconcierto al exigir mascarillas al aire libre
12:18
23 Diciembre 2021

Pedro Sánchez agrava el desconcierto al exigir mascarillas al aire libre

Los presidentes autonómicos reclaman más fondos y cobertura legal para frenar esta sexta ola. El uso exterior de la mascarilla no lo avalan los expertos.

Directo Crisis del coronavirus Política El Gobierno impondrá la mascarilla en exteriores por decreto pero admitirá "excepciones" tras las quejas de comunidades Opinion No voy a cumplir su orden, presidente, por Arcadi Espada

Como no llevaban mascarilla al estar solos en sus despachos, a más de un presidente autonómico se le escapó una muesca de sorpresa, incredulidad. Pedro Sánchez reunió este miércoles a la Conferencia de Presidentes para abordar el auge de contagios en esta sexta ola de la pandemia de Covid-19. Hubo anuncio, pero también desacuerdo y disconformidad.

Primero, porque el presidente del Gobierno anunció sus medidas antes de escuchar a las autonomías -La Moncloa expuso días antes que iba a "escuchar" antes de decidir-. Segundo, porque las medidas se ven por muchas regiones insuficientes. El jefe del Ejecutivo anticipó un plan para reforzar el proceso de vacunación, con la incorporación del Ejército, y los centros de salud, con la reincorporación de médicos jubilados y la inyección de 292 millones de euros para aumentar el número de profesionales.

Lo más polémico fue, no obstante, la ausencia de restricciones y la imposición de la mascarillas en exteriores, que el Consejo de Ministros aprobará este jueves. Sánchez, en su exposición a los líderes autonómicos, anunció "el uso obligatorio de la mascarilla, vamos a recuperar esta medida", sin acotación alguna, según constató este diario, y pese a que los expertos ya habían puesto en entredicho la validez y eficacia y no avalaban la medida. De hecho, la obligatoriedad de esta medida no se contemplaba en el plan de restricciones elaborado por los técnicos de Sanidad y que el Ejecutivo ha desechado.

Este anuncio provocó la protesta y queja de muchas comunidades. Para empezar, desde Madrid, Isabel Díaz Ayuso se opuso a este regreso y pidió que fuera una recomendación y no una obligación.

"Los pueblos no lo entenderán"

Murcia, Castilla y León o Galicia, entre otras, pidieron excepciones, en el sentido de que no es lo mismo estar solo en la naturaleza o en un pueblo con distancia que en una calle concurrida de una ciudad. "En los pueblos no lo entenderán"; "No es lo mismo la situación en el ámbito rural que en aglomeraciones del ámbito urbano". También Aragón expresó sus dudas y que lo más atinado "sería reservarla para los espacios interiores".

Miguel Ángel Revilla, presidente de Cantabria, en la reunión.Miguel Ángel Revilla, presidente de Cantabria, en la reunión.Pedro Puente HoyosEFE

Tras la reunión y las críticas -fuera y dentro de la cita-, Sánchez matizó y admitió "excepciones". Cuando haya distancia, se practique deporte, se esté en ámbitos rurales o naturales... no será obligatorio. Así, la norma se encamina más a lo que actualmente hay en vigor, según una pedían las autonomías. El Gobierno mantiene su línea de no tomar decisiones que alteren la actividad económica y las relaciones sociofamiliares, alineado en este sentido con la posición de Madrid. Es más, Sánchez avanzó que trabajará para que se celebren las cabalgatas.

El planteamiento no dejó satisfechas a todas las regiones. Algunas pidieron medidas más severas. Pere Aragonès, presidente catalán, urgió a ir "más allá" al considerar el plan anunciado como "insuficiente".

"Medidas insuficientes"

El lehendakariIñigo Urkullu pidió limitar los aforos, los comensales por mesa, la práctica deportiva, prohibir el consumo en las barras. Y afeó a Sánchez reunirse para "adoptar medidas ya decididas".

"Si crecen los contagios, también crecerán los ingresos y el sistema sanitario se verá sobreestresado. Esto nos hace ver con preocupación las próximas fechas y que quizás las medidas puedan ser insuficientes", objetó Javier Lambán (Aragón).

Fernando López Miras, presidente de Murcia, también calificó de "insuficientes a todas luces de cara a atajar la expansión actual del virus. No ha habido coordinación, por lo que vuelven a abocarnos a 17 navidades diferentes. La reunión quedará como una pose de un presidente que se niega a tomar decisiones, y que fomenta la desigualdad y la confusión".

Emiliano García Page, presidente de Castilla-La Mancha, en la reunión.Emiliano García Page, presidente de Castilla-La Mancha, en la reunión.GOBIERNO CLM

Emiliano García-Page, presidente de Castilla-La Mancha, deslizó que si no se restringe la movilidad en las fronteras, de poco sirven las medidas de las regiones. "Si no hay problemas a la movilidad es muy difícil que las medidas parceladas que tomamos tengan una eficacia".

Dos grandes reivindicaciones de los presidentes fueron la creación de un fondo Covid para 2022, que el Ejecutivo rechaza, y una ley de pandemias que conceda un paraguas jurídico para articular restricciones.

"Medios y garantías"

"Es necesario que tengamos fondos suficientes para hacer frente al gasto sanitario derivado de la pandemia", expuso el murciano Fernando López Miras. "Urge articular una dotación que nos permita afrontar la sexta ola con más medios y garantías", sostuvo Juanma Moreno Bonilla, presidente de Andalucía.

Page tampoco se anduvo con rodeos: "No solo es la vacuna es todo el sistema que estamos manteniendo oficial y extraoficialmente suplementariamente por tanto es evidente que se necesitarán fondos adicionales. Esta es una situación excepcional que no admite sino más financiación, y si no pues tendremos problemas. Si no es ahora, será más adelante, lo demás es no querer ver el problema".

"En 2022 no está previsto un nuevo fondo, pero sí que va a haber coronavirus y sí que va a tener consecuencias en los presupuestos de las comunidades autónomas, en sanidad, en educación, en materiales o en personal. Eso hace imprescindible que el Gobierno de España habilite un fondo especial", pidió Lambán.

Respecto al marco jurídico que reclamaron la gran mayoría de territorios, Sánchez volvió a desechar la petición, delegando en las autonomías la restricción de aforos y cenas. Considera el Gobierno, pese al caos jurídico vivido en ocasiones, que la herramienta pasa porque los tribunales superiores de justicia autoricen las limitaciones que restrinjan derechos fundamentales. Y que este mecanismo es suficiente para tomar restricciones y frenar la sexta ola.


Etiquetas:  #Pedro #Sánchez #agrava #el #desconcierto #al #exigir #mascarillas #al #aire #libre

COMENTARIOS