Pedro Sánchez apuntala su perfil europeo ante las ''dificultades'' en España
01:42
6 Junio 2022

Pedro Sánchez apuntala su perfil europeo ante las ''dificultades'' en España

El presidente del Gobierno trabaja su perfil internacional en un contexto de crisis económica, choques con sus socios y encuestas desfavorables

Pedro Sánchez ha encontrado un respiro en Europa. En un contexto de «angustia» parlamentaria, como asumen los socialistas que es cada votación en el Congreso, de polémicas y choques casi permanentes con sus socios de Gobierno, Unidas Podemos, y de gobernabilidad, los nacionalistas, el jefe del Ejecutivo se esfuerza por trabajar y asentar un perfil europeo, internacional, donde demuestra que se siente cómodo. A ello se suman la crisis económica agravada por la guerra y unas encuestas no alentadoras. Así se evidenció la semana pasada con los actos por el 40 aniversario de España en la OTAN, el Consejo Europeo en Bruselas o su visita a Moldavia.

Ante las «dificultades» que encuentra el Ejecutivo, la gestión europea de la guerra en Ucrania y la crisis económica y energética que sufre el continente, así como la celebración de la cumbre de la OTAN en Madrid a finales de mes, han permitido a Sánchez afianzar un perfil europeo que siempre ha cuidado desde que llegó a La Moncloa, pero que ha acentuado en los últimos meses y que espera culminar con la presidencia española de la Unión Europea en el segundo semestre de 2023. Una presidencia en la que La Moncloa lleva ya meses trabajando.

Explican los curtidos en política que esta presidencia de la UE no supondrá más votos para el PSOE, pero sí permitirá a Sánchez superlativizar ese perfil internacional. «Europa es nuestra nueva patria y hay que reivindicar el patriotismo europeo. Es una identidad nueva y complementaria a otras como la española y la catalana», ha defendido Sánchez.

En los últimos meses, el jefe del Ejecutivo ha intensificado su agenda internacional. Bien por los contactos en Europa en busca de una salida a la crisis energética, logrando en un tenso Consejo Europa la excepción ibérica en política energética -aunque aún no ha entrado en vigor-. Bien por sus viajes en el contexto de la guerra en Ucrania yendo incluso Kiev. Bien con citas económicas para intentar atraer inversión a España, como el Foro Davos.

Cercanía con Von der Leyen

Desde La Moncloa creen que ahora España «está en la agenda internacional por la valoración que se hace de nuestro país desde otros foros, sean económicos o desde la Comisión Europea» y que antes no ocupaba ese escalafón. «España está muy bien posicionada, nos hemos ganado el respeto absoluto buscando soluciones», exponen fuentes socialistas.

Hay un hecho que resaltan tanto en La Moncloa como en el PSOE para mostrar la posición que se ha trabajado Sánchez en Europa: la buena relación que mantiene con Ursula von der Leyen, presidenta de la Comisión Europea. Y ello pese a que son de familias políticas distintas. De hecho, es habitual que tanto el Gobierno como el PSOE se refugien en declaraciones de Von der Leyen en las que realza la gestión económica de España, y de los fondos europeos, para desactivar el discurso del PP.

«El presidente desde que está en el Gobierno ha ofrecido su ayuda a la Comisión. Cuando un ejecutivo en lugar de torpedear propuestas, defiende una posición y trata de liderar es normal que agradezcan ese apoyo», explican fuentes socialistas.

Sánchez desde un principio hizo del cuidado de la relación con Bruselas una prioridad. Aunque hubiera diferencias, la norma ha sido no criticar en público a la Comisión Europea. Se trabaja en privado, de forma bilateral, pero no se usan los medios como punta de lanza.

A ello se suma, explican fuentes comunitarias, que el jefe del Ejecutivo ha buscado ser siempre de los primeros en liderar debates o fijar posiciones. Y recuerdan que así lo hizo con la acogida del barco Aquarius, que portaba 630 migrantes, para que atracara en España en una de sus primeras decisiones tras llegar a La Moncloa. Aunque estos migrantes han denunciado posteriormente se posicionó en contra de que la UE ayudase a los países más afectados por la Covid-19, entre ellos España.

Desde su llegada a La Moncloa la agenda internacional ha tenido mucha importancia para Sánchez. Quiso darle desde el principio un puesto destacado: viajes, reuniones, citas bilaterales... Aunque en algunas ocasiones no saliera como se preveía, como, por ejemplo, sucedió con el paseo con Joe Biden. Hace unas semanas, en el LXXII Aniversario de la Declaración Schuman, planteó un decálogo para construir una UE más fuerte, con autonomía estratégica e influyente a nivel global.

Sánchez prevé las elecciones a finales de 2023, principios de 2024. Un año en el que acaba el mandato de Charles Michel como presidente del Consejo Europeo.


Etiquetas:  #Pedro #Sánchez #apuntala #su #perfil #europeo #ante #las #dificultades #en #España

COMENTARIOS