Pedro Sánchez releva a los delegados del Gobierno en Andalucía, Madrid y Galicia para blindar su control territorial
01:27
30 Marzo 2021

Pedro Sánchez releva a los delegados del Gobierno en Andalucía, Madrid y Galicia para blindar su control territorial

El proceso de renovación de liderazgos en el PSOE pasa por nombrar perfiles afines al presidente del Gobierno

Andalucía. El primer aviso de Sánchez a Susana Díaz: destituye a la delegada del Gobierno Entrevista. Sandra García: "Creo que Ferraz será respetuoso con la autonomía del PSOE andaluz" Madrid. José Manuel Franco relevará a Irene Lozano en la presidencia del Consejo Superior de Deportes

La estrategia política no se detiene. En la trastienda de una crisis socioeconómica, con las magulladuras que han dejado en el PSOE las fallidas mociones de censura en Murcia y Castilla y León y en la antesala de una crisis de Gobierno, las luchas internas por el poder reviven.

Ferraz y Moncloa son conscientes de que el control territorial es clave. Así, mueven ficha con claras advertencias: relevo de los delegados del Gobierno en Andalucía, Comunidad de Madrid y Galicia. Nuevo aviso de que los liderazgos no pasan por quienes los ostentan ahora: Susana Díaz, José Manuel Franco y Gonzalo Caballero.

Al igual que sucede en el PP, en el PSOE también se está dilucidando el poder territorial. Ferraz está decidida a renovar determinados liderazgos con nuevos nombres que cambien el paso, en busca de revitalizar un respaldo electoral mermado. Cuestión que los estrategas socialistas y de La Moncloa ven crucial para reforzar la permanencia de Pedro Sánchez en el Gobierno.

Y es que Andalucía y Madrid son enclaves capitales para el proyecto del presidente del Gobierno. Pedro Fernández y Mercedes González serán nombrados este martes por el Consejo de Ministros delegados del Gobierno, respectivamente. En Galicia será José Miñones.

La salida de Sandra García

El caso más claro y patente es el de Andalucía. "Creo que Ferraz será respetuoso con la autonomía del PSOE andaluz". Esta frase la pronunció la todavía delegada del Gobierno en Andalucía, Sandra García, en la última entrevista concedida a un periódico, EL MUNDO de Andalucía.

Fue hace algo más de una semana y este martes será destituida por el Consejo de Ministros y relevada por un reconocido partidario de Pedro Sánchez, el alcalde de Baza (Granada), Pedro Fernández, en lo que supone el primer movimiento táctico de Ferraz y La Moncloa en la guerra que está a punto de librarse por el control de la federación andaluza, la más importante de España, frente a Díaz.

García, considerada afín a Susana Díaz, ha durado poco más de un año en el cargo y antes fue delegada de la Junta en Granada en el último gobierno presidido por Díaz. Su nombramiento fue consensuado entonces por la dirección federal del PSOE y la regional en lo que entonces se enmarcó en unas fluidas y cordiales relaciones.

Claro que las cosas han cambiado mucho y a Ferraz se le ha agotado la paciencia con la secretaria general andaluza, que se empeña en plantar batalla y resistir en Andalucía, tras rechazar cuantas salidas se le han ofrecido.

"Susana no se va"

A diferencia de lo que sucedió hace 13 meses, la destitución fulminante de Sandra García no se consensuó con el equipo de Díaz, al que no sentó bien la noticia. La maniobra, señalaron fuentes del PSOE-A, tiene una clara "significación política" y tras ella "habrá más movimientos".

Aunque, insistieron estas fuentes, nada de lo que pueda hacer la dirección federal del partido que lidera Pedro Sánchez va a hacer moverse a Díaz ni un milímetro de su posición. "Susana no se va, se va a presentar sí o sí, le guste a Sánchez o no", recalcaron las fuentes.

La apuesta de Ferraz para liderar la federación socialista es Juan Espadas, alcalde de Sevilla, considerado por la cúpula nacional "el mayor activo" del partido en esta región.

En Madrida también hay tambores de renovación. El malestar en las filas soialistas de esta comunidad por lo que consideran injerencias de Ferraz y La Moncloa en la lista electotal para el 4-M se ve ratificado con la salida de José Manuel Franco a la secretaría de Estado de Deportes, en sustitución de Irene Lozano. Franco es, además, hasta ahora líder de los socialistas madrileños.

Un lavado de cara en Madrid

La cúpula de Sánchez apuesta por un liderazgo a futuro en Madrid y ya situó a Hana Jalloul, hasta ahora secretaria de Estado de Migraciones, como número dos de Ángel Gabilondo. Ferraz busca un lavado de imagen en Madrid de cara a 2023. El nombre que despunta es Juan Lobato, alcalde de Soto del Real, que ya intentó liderar esta federación en 2017 y es del gusto de Ferraz.

La concejala del PSOE en el Ayuntamiento de Madrid, Mercedes González Fernández, será la nueva delegada del Gobierno en Madrid. Una plataforma de promoción de cara a las próximas elecciones.

También es un movimiento de advertencia el nombramiento que se prevé haga el Consejo de Ministros de José Miñones como delegado del Gobierno en Galicia. Es el único gallego elegido por Sánchez para formar parte de la ponencia preparatoria del próximo congreso federal -ponente de Municipalismo y Medio Rural- y ha sido crítico con Gonzalo Caballero tras el mal resultado de las últimas autonómicas, pidiendo primarias para abordar el liderazgo del PSdG.


Etiquetas:  #Pedro #Sánchez #releva #a #los #delegados #del #Gobierno #en #Andalucía #Madrid #y #Galicia #para #blindar #su #control #territorial

COMENTARIOS