Pedro Sánchez se erige como punta de lanza de Europa en América Latina ante la influencia de China y Rusia
01:45
23 Agosto 2022

Pedro Sánchez se erige como punta de lanza de Europa en América Latina ante la influencia de China y Rusia

La invasión de Rusia a Ucrania está reseteando el contexto geopolítico internacional. La crisis socioeconómica y energética derivada de la misma obliga a iniciar, reafirmar relaciones o, simplemente, tomar posiciones. Así sucede con América Latina, donde la creciente influencia de Rusia o China preocupa a Europa y, en especial a España, por sus intensos lazos con esta región. Pedro Sánchez protagoniza esta semana una gira que en la que visitará Colombia, Ecuador y Honduras.

Un viaje con el que pretender ser «punta de lanza» para que América Latina no sucumba a lo que en nuestro país y en Bruselas describen como «influencias de otros actores». Consideran en el Gobierno que Europa y España no pueden perder presencia.

Aunque esta gira está programada hace tiempo, se produce después de que se conociera de la preocupación que existe en la Comisión Europa por la pérdida de influencia en esta región del mundo y el peso ganado por China y Rusia. En juego ser el actor predominante en un mercado importante.

El viaje de Sánchez ofrece el componente de estrechar lazos, como señalan en La Moncloa, con esta región a la que España está tan unida, pero el fuerte componente económico del mismo lo demuestra que el jefe del Ejecutivo encabeza una delegación compuesta por al menos trece empresas: Indra, Ohla, Sacyr, Navantia, Airbus España, Idom, Llorente y Cuenca, Grupo Proeducar-Unir, Hispasat, Grupo Urbas, Redeia (Grupo Red Eléctrica), CEOE y Cámara de España. A Sánchez lo acompaña la ministra de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto.

En el Gobierno hacen hincapié en la importancia de cuidar este mercado, ante el hecho de que Rusia o China estén dando zancadas para ganar peso. Por ejemplo, a finales del 2021, la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac) y China firmaron un acuerdo que mediante siete apartados establece acciones de cooperación en áreas clave de cara a 2024. Con líneas de actuación en materias como la cooperación agrícola bilateral y multilateral; el fortalecimiento de los intercambios científicos, tecnológicos y académicos o infraestructuras, sectores todos ellos importantes para las empresas españolas.

En Colombia y en Ecuador se celebrarán sendos foros económicos porque consideran en el Ejecutivo que la importancia que estos países van a conceder a asuntos con la transición energética, las energías renovables o la construcción de nuevas infraestructuras como el ferrocarril brinda un campo de inversión para las empresas españolas.

Según los datos que maneja el Gobierno, por ejemplo en Colombia, hay presencia de más de 800 compañías, son un stock de inversión de unos 26.000 millones de euros. Con estos datos en La Moncloa no albergan dudas: ven clave ser de los primeros en llegar y hacer valer el potencial de las empresas -Gustavo Petro tomó posesión hace sólo dos semanas-.

La preocupación de Europa, y de España, por seguir teniendo influencia en América Latina se constata en el hecho de que además del viaje de Sánchez, cuatro eurodiputados españoles y portugueses del grupo socialdemócrata en el Parlamento Europeo inician esta semana una gira por Brasil, Chile y Argentina para mantener encuentros con líderes progresistas de estos países con el fin de reforzar la cooperación del grupo con esta región. Una misión que lidera la española Iratxe García, miembro del PSOE.

El objetivo de la visita de Sánchez es no perder e incluso recuperar terreno. Porque, como recuerdan en el Ejecutivo, el presidente colombiano, Gustavo Petro, y la presidenta de Honduras, Xiomara Castro, son presidentes electos en los últimos tiempos y es importante tomar ventaja para posicionar a las empresas del país.

Además, en el caso de Colombia y Honduras, además de la faceta económica, en el Gobierno dan importancia a la política, toda vez que son líderes de izquierda con los que consideran que hay puntos de convergencia.

Este viaje, al igual que sucedió con la gira por los Balcanes, ahonda en la estrategia de Sánchez de cultivar su perfil internacional y seguir poniendo abonando la presidencia española de la UE, que se producirá en el segundo semestres de 2023. De ahí que uno de los objetivos del presidente del Gobierno sea celebrar en España una cumbre de líderes de la Unión Europea, América Latina y el Caribe, una reunión UE-Celac, que no se celebra desde 2015.

Se da la circunstancia de que en el plan de acción China-Celac incluía como objetivo de celebrar un Foro China-CELAC en el 2024. Una muestra, la pretensión de celebrar estos foros, de la carrera geopolítica que está en marcha.


Etiquetas:  #Pedro #Sánchez #se #erige #como #punta #de #lanza #de #Europa #en #América #Latina #ante #la #influencia #de #China #y #Rusia

COMENTARIOS