Pedro Sánchez usará el respaldo de la UE para intentar desacreditar a Núñez Feijóo en el Senado
13:48
31 Agosto 2022

Pedro Sánchez usará el respaldo de la UE para intentar desacreditar a Núñez Feijóo en el Senado

Acepta debatir tras lograr el apoyo de Bruselas al plan energético de España y a la reforma del mercado europeo como ha pedido estos meses

Jugaron al despiste. El Gobierno enseñó una carta al PP en la que no contemplaba un debate en el Senado con Alberto Núñez Feijóo, como pedía éste. Y cuando parecía definitiva la jugada, cambiaron de carta. Habrá cara a cara el próximo martes, pese a que los populares despacharon la propuesta de Pedro Sánchezconsiderándola insuficiente. En La Moncloa creen que han cogido al líder de la oposición con el pie cambiado, que no esperaba el debate, y preparan una puesta en escena bajo el cobijo de Europa con la que tratar de desarmar y desacreditar al PP. Lo que el lunes no se contemplaba, el martes era viable. De no aceptar un debate a impulsarlo por iniciativa propia. ¿Qué pasó en el Gobierno en apenas 24 horas?

«El presidente...», decían ayer en el Gobierno, entreviendo que en estas cuestiones tiene la última palabra. Pero lo que sucedió, sobre todo, es que Europa dio un nuevo espaldarazo a las pretensiones del Gobierno al anunciar el lunes por la tarde una reforma del mercado eléctrico, para acabar con el «chantaje» energético ruso y abaratar la factura de la luz.

Desde hace meses, Sánchez reclama en Bruselas una «reforma estructural del mercado de la energía en la Unión Europea para desacoplar el precio del gas al de la electricidad como medida de contención del alza de la factura de la luz». La presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, con quien Sánchez mantiene una magnífica relación y que es de la misma familia política que Feijóo, ya defiende intervenir el mercado eléctrico y reformar su diseño. Una reforma que la Comisión Europa dijo ayer que tendrá lista «en semanas».

No será este aval el único que exhibirá Sánchez para tratar de poner en cuestión a Feijóo instándole a ir contra el criterio de Bruselas y de una líder de su mismo espectro ideológico, sino que pondrá sobre la mesa las felicitaciones de hace unas semanas de la propia Von der Leyen a las medidas de ahorro energético puestas en marcha en España, y que no respalda el PP. Sánchez hará palanca en estos éxitos en Europa, sin dejar de mencionar los fondos europeos, la llamada «excepción ibérica» para abaratar la factura energética o el apoyo de Bruselas y Alemania a la interconexión gasista, todo ello con el objetivo de desautorizar la labor de oposición de Feijóo.

Aunque este tipo de debates sobre política y actualidad suelen celebrarse en el Congreso, Sánchez acudirá el martes al Senado para hablar del «plan de ahorro y gestión energética y su perspectiva territorial, así como del contexto social y económico del mismo». En un intento de regatear que se vea como una cesión a Feijóo, en La Moncloa justifican que se celebre en el Senado porque es un plan que afecta a las comunidades, que tienen que poner en marcha medidas y aportar iniciativas al plan. Lo cierto es que ha sido Feijóo desde hace días quien abogó por este debate.

Sin embargo, el PP rechazó ayer, de primeras, este debate, alegando que era insuficiente porque, entendían, Sánchez debe comparecer para abordar las «incertidumbres económicas y sociales que afectan a este país, y no solo de energía». En el Gobierno causó asombro y hasta perplejidad la reacción del PP. La petición de comparecencia de Sánchez registrada en el Congreso contiene una alusión a hablar del «contexto social y económico» y en eso cabe todo. De ahí que consideran que han dejado descolocado al PP, con el pie cambiado, pues, creen, no se esperaban que Sánchez aceptara el envite.

«El PP ha decidido perder el debate antes de celebrarlo», fue el dardo de la ministra Pilar Alegría. «¿Qué pasa? ¿Tiemblan las piernas? ¿Por la vacuidad al descubierto?», ironizó Rafael Simancas, secretario de Estado de Relaciones con las Cortes y Asuntos Constitucionales. «No es extraño que Feijóo se niegue a debatir con el presidente. Nunca el PP le ha ganado un debate, ni siquiera con la ayuda del resto de la oposición. Y además así evitan mostrar las múltiples carencias de su líder», apuntó Adriana Lastra, hasta hace un mes vicesecretaria general del PSOE.

Cerco al líder del PP

En el Gobierno perciben cierta debilidad en Feijóo y quieren aprovechar la oportunidad. En algunas de sus últimas intervenciones le han pillado en renuncios como decir que los fondos europeos no llegaban en una comparecencia en una empresa que los había recibido o emplazar a Sánchez a usar el jet foil y no el Falcon para desplazarse en Canarias, transporte que no se usa hace 20 años. Creen que es una oportunidad para sacarlo de su zona de confort y hacer que se moje en varios asuntos.

«El PP no tiene modelo alternativo», dicen en La Moncloa para justificar el por qué de aceptar el debate propuesto por Feijóo. «Queremos contraponer modelos en un debate sereno y tranquilo», lanzan, obviando que desde la celebración en julio del Debate sobre el estado de la Nación el PSOE y el Gobierno, los ministros socialistas, han endurecido de manera notable el tono y los ataques contra el líder popular.

Feijóo ha hecho del discurso económico uno de los pilares contra los que hacer oposición a Sánchez. En La Moncloa molesta que el PP hable permanentemente de «pesimismo, alarmismo y catastrofismo», pero sí admiten que hay que tener «cautela» y que el escenario es de «incertidumbre». En todo caso, creen que el pírrico respiro de la inflación en agosto, ha pasado del 10,8% al 10,4%, y que la OCDE haya constatado que España creció un 1,1% en el segundo trimestre del año, casi cuatro veces más que la media de los países del grupo (0,3%), les concede cierto oxígeno y margen para contrarrestar la embestida de Feijóo.


Etiquetas:  #Pedro #Sánchez #usará #el #respaldo #de #la #UE #para #intentar #desacreditar #a #Núñez #Feijóo #en #el #Senado

COMENTARIOS