Podemos acude al rescate de la vicepresidenta Calviño
00:12
5 Enero 2023

Podemos acude al rescate de la vicepresidenta Calviño

Los 'morados', claves para que dé explicaciones al Congreso por la contratación de su marido en Patrimonio, rechazan la petición del PP

Más madera El PP apunta a Calviño en el caso de su marido y pide que comparezca en el Congreso Patrimonio El marido de Calviño firmó su renuncia horas después de la presión a su esposa en el Parlamento y la petición de su expediente

A pesar de la existencia de sobrados indicios que apuntan a que la colocación del marido de Nadia Calviño en Patrimonio Nacional podría ser un caso de nepotismo, Unidas Podemos se aliará con el PSOE en el Congreso para frenar que la vicepresidenta primera del Gobierno dé explicaciones.

El PP ha presentado una petición para obligarla a comparecer en la Comisión de Economía y con ello ha forzado que la Diputación Permanente debata sobre esa iniciativa cuando se reúna en una próxima sesión en el mes de enero. Sin embargo, pese a los detalles que ha ido desvelando en exclusiva EL MUNDO, que acrecientan toda sospecha sobre la contratación de Ignacio Manrique de Lara, la posición oficial de Unidas Podemos es votar en contra. «No le vamos a seguir el juego al PP», aseguran fuentes del grupo parlamentario.

El voto de los morados podía resultar decisivo porque de unirse a otros grupos del Congreso como PP, Vox o Ciudadanos propiciaba una mayoría parlamentaria para ganar la votación y forzar a Calviño a dar por primera vez explicaciones sobre ese escándalo. Porque no lo ha hecho aún, a pesar de que la polémica ha terminado por empujar a su marido a renunciar al puesto, una vez que este diario destapara su caso.

No era descabellado el apoyo de Unidas Podemos a su comparecencia porque Pablo Iglesias irrumpió empuñando la bandera de la regeneración y denunciando casos similares en los que familiares de políticos se beneficiaban de posiciones de privilegio. Era cuando Podemos hizo de su cruzada contra «casta» su carta de presentación política. Hoy esa palabra es tabú y está desterrada de su vocabulario.

Ingredientes hay al menos para exigir explicaciones a la vicepresidenta primera y ministra de Asuntos Económicos. La que fuera ex número dos de Calviño, Ana de la Cueva, fue quien fichó a Manrique de Lara para un puesto de alta dirección en Patrimonio Nacional. Lo contrató sin entrevista personal, sin informar al consejo de la institución, sin dar información relevante del proceso al resto de candidatos y sin aportar ni uno solo de los datos principales de su contratación.

Sin embargo, Unidas Podemos se va a acoger al pacto tácito que mantiene con el PSOE, y que consiste en que los dos miembros de la coalición de gobierno rechacen cualquier solicitud de comparecencia en las Cortes que no venga avalada por parte del ministro implicado. De este modo, el grupo que encabeza Pablo Echenique rehúsa salirse de ese guion e irá de la mano del PSOE.

El portazo de los morados no cierra definitivamente la puerta a que Calviño tenga que someterse a las preguntas de los diputados, aunque desde luego sí que la dificulta. La comparecencia quedará en manos de los socios habituales del Gobierno. Los ERC, EH Bildu, PNV o Más País, que si así lo desean pueden sumar una mayoría alternativa con las fuerzas de la oposición. De hecho, cuando estos partidos han querido han logrado obligar a ministros a comparecer. O, al menos, les han forzado a pedir comparecencias «a petición propia» cuando éstos han visto que iban a perder la votación en la Diputación Permanente.

Que Podemos ha denunciado de manera implacable el nepotismo o cualquier sombra de corrupción es de conocido. Desde 2014 fue un azote de PP y PSOE con ese tema. A Iglesias se le ha escuchado, por ejemplo, cargar contra Ana Botella por «encarnar ser 'esposa de'» y ser «nombrada por», sin preparación alcaldesa de Madrid. «Una mujer», dijo, «cuya única fuerza proviene de ser esposa de su marido [José María Aznar] y amiga de los amigos de su marido». De igual modo, alertó en 2014 de que el Ayuntamiento de Valencia con Rita Barberá era una «agencia de colocación de familiares y amigos». «Ejemplo de gobierno de la casta», denunciaba por el entonces. Por su parte, Pablo Echenique acusó al PP de «nepotismo» por colocar en su día al ex ministro Soria en el Banco Mundial con un sueldo «inconcebible».

El Gobierno no descarta cambios en el 'sí es sí'

El Ejecutivo de Pedro Sánchez no descarta que puedan producirse más modificaciones en la Ley de Garantía de la Libertad Sexual, más conocida como la Ley de solo sí es sí, después de la enmienda aprobada el mes pasado para tratar de clarificar la aplicación de la norma. «Ya en el Parlamento se ha introducido una enmienda en esa dirección y el Gobierno está muy pendiente de la aplicación de la norma y del trabajo de los tribunales, especialmente del Supremo, para poder valorar cualquier otra acción», admitió ayer la ministra portavoz, Isabel Rodríguez, en RNE.

En La Moncloa insisten en poner en valor «el esfuerzo para proteger a las víctimas de agresión sexual que antes tenían que demostrar esa agresión y ahora pueden obtener ayudas y acompañamiento» y piden que no se «frivolice» sobre el tema.

«Conviene que seamos muy firmes y contundentes en estas cuestiones. La violencia de género está ahí, está matando a mujeres, todos debemos ser contundentes y el Gobierno trabaja para potenciar, con todos los instrumentos del Estado, desde la protección policial a la intervención de los jueces, la protección de las mujeres», subrayó ayer Rodríguez, informa Europa Press.

La portavoz del Gobierno, no obstante, evitó reconocer si existe algún error en la norma impulsada desde el Ministerio de Igualdad y se limitó a señalar que «hay antecedentes en la jurisprudencia española respecto a la aplicación del Código Penal y en sus disposiciones transitorias que es lo que en algunos casos se están teniendo en cuenta».


Etiquetas:  #Podemos #acude #al #rescate #de #la #vicepresidenta #Calviño

COMENTARIOS