Podemos se plantó ante Pedro Sánchez con los alquileres: ''O Presupuestos o fondos buitres, que elijan''
12:18
6 Octubre 2021

Podemos se plantó ante Pedro Sánchez con los alquileres: ''O Presupuestos o fondos buitres, que elijan''

Pedro Sánchez convocó una reunión imprevista en La Moncloa a la que asistió Yolanda Díaz y en la que se logró el acuerdo

Política PSOE y Unidas Podemos llegan a un acuerdo en los Presupuestos tras pactar la intervención de los alquileres Vivienda La nueva Ley de Vivienda obligará a los grandes propietarios a bajar los alquileres

Cuando hace un año Pedro Sánchez y Pablo Iglesias firmaron un pacto que incluía mecanismos para bajar los alquileres, un alto cargo de Unidas Podemos ya advertía en petit comité de que habría que "sudar" para hacer cumplir al PSOE. Que de todo lo pactado entre ambos socios, el meollo estaba en el alquiler.

No se equivocaba. Doce meses ha durado la negociación hasta lograr un acuerdo que ha necesitado de la intervención de Pedro Sánchez y Yolanda Díaz en la reunión decisiva y que abre la puerta a que las autonomías puedan obligar a los grandes tenedores a bajar los precios del alquiler y que los particulares los congelen.

Entre medias, una negociación enconada desde el primer momento, pese a estar firmado, con momentos reales de posible ruptura y de malestar en ambas partes. "Ellos eligen: Presupuestos o fondos buitre", fue el mensaje que la ministra Ione Belarra trasladó hace unos días a su equipo sobre el estado de la negociación y ante la posición socialista de no obligar a estos fondos a bajar los precios del alquiler.

Los morados estaban decididos a no apoyar las cuentas públicas si no se cumplía lo firmado hace un año. No admitían ya compromisos, lo querían por escrito en la ley. "No podíamos dejar que el PSOE nos pasara por encima". Ya habían transigido con incumplir el pacto durante casi un año e, incluso, habían asumido que se obligara sólo a los grandes propietarios y no a los pequeños bajar el precio, descafeinando el propósito inicial.

Además, sabían que ceder suponía mermar su crédito político, recibir la desaprobación de los colectivos sociales y que los socios de gobernabilidad no comulgaban con no abordar esta regulación.

"Ningún paso atrás"

El reparto de competencias en la coalición presentó una balanza muy desequilibrada a favor del PSOE, por lo que Unidas Podemos sabe que las negociaciones de tú a tú con los socialistas son una oportunidad para lograr éxitos políticos y demostrar que pueden hacer política útil.

"Este espacio político no ha perdido su vigencia y las mujeres que lo lideran no van a dar ningún paso atrás", explican en Unidas Podemos. La coordinación y unidad de acción de Yolanda Díaz -con otras maneras distintas a Iglesias pero igual firmeza- y Belarra -ha pilotado la negociación de principio a fin- han sido claves.

Enfrente, el PSOE confiaba en que el calendario y la presión de señalar que las exigencias de sus socios hacían descarrilar una ley social hicieran recular a Unidas Podemos. De ahí que los socialistas incluso considerasen que la apuesta por la regulación del alquiler "había pinchado en hueso". Incluso jugaron la baza de intentar desvincular la negociación de la Ley de Vivienda de la presupuestaria. Podemos se negó.

Hace un par de semanas los socialistas entendieron que no habría cuentas públicas para 2022 sin Ley de Vivienda. Sánchez decidió que Félix Bolaños, ministro de la Presidencia y con buena relación con Unidas Podemos, se sumara a la negociación. Las reuniones y los contactos se multiplicaron. Hubo avances, acercamientos. Pero el bloqueo seguía en la regulación del alquiler.

La reunión decisiva

Este lunes, Bolaños y Belarra se reunieron porque Sánchez ordenó aprobar los Presupuestos esta semana. No llegaron a un acuerdo. Durante todo el día hubo negociación, intercambio de documentos. Entrada la noche, Bolaños transmitió a Belarra que a primera hora de la mañana le mandaría la última propuesta. Tampoco convenció a los morados, cuyo enfado fue en aumento.

Cuando más tensión había, Sánchez, antes del Consejo de Ministros improvisó una reunión a la que asistieron Díaz, Bolaños, Belarra y María Jesús Montero (Hacienda). Cónclave con fumata blanca en menos de una hora: regulación del alquiler. "Faltaba voluntad política", dicen Podemos.

Un momento importante en esta negociación fue cuando Pedro Sánchez, durante su viaje a EEUU, se reunió con fondos de inversión como Blackstone. La Ley de Vivienda fue uno de los asuntos tratados y el jefe del Ejecutivo trató de tranquilizar a estos fondos mostrando su compromiso con la "seguridad jurídica".

La reunión convenció a Unidas Podemos de que no podían ceder. De hecho, propició algo poco habitual: el malestar público de Yolanda Díaz con mensaje directo a Sánchez: "Los fondos de inversión tienen el objetivo de ganar dinero, pero los gobernantes lo que tenemos es que defender a nuestro pueblo y nuestro país".


Etiquetas:  #Podemos #se #plantó #ante #Pedro #Sánchez #con #los #alquileres #O #Presupuestos #o #fondos #buitres #que #elijan

COMENTARIOS