Pogacar, el alienígena con doble tridente y jefe de una escuadra que asusta
15:14
13 Marzo 2022

Pogacar, el alienígena con doble tridente y jefe de una escuadra que asusta

El esloveno reedita triunfo en la Tirreno-Adriático y el UAE asombra con 17 triunfos en los dos primeros meses de la temporada

'Pelo Pincho' es un monstruo con cara de niño. Alienígena insaciable. Tadej Pogacar, prodigio paranormal, asombra por su versatilidad. El esloveno es capaz de imponerse en la nieve de la Tirreno-Adriático, en el 'sterrato' de la Strade Bianche o en la arena del desierto del Tour de Emiratos. Escenarios diversos y estrategias plurales, con ataques a falta de 40 kilómetros de la meta, con acelerones en rampa a 200 metros de la llegada o aplastantes ejercicios cronometrados. Nadie es más completo.

Este domingo, el esloveno ha abrochado su segundo triunfo consecutivo en la carrera italiana de los dos mares. Doble tridente. La última jornada fue ganada al sprint por el alemán Phil Bauhaus (Bahrain). Uno de los protagonistas del día fue Jorge Arcas (Movistar), que se fugó junto a Manuele Boaro (Astana) y Alessandro Tonelli (Bardiani), y que fue cazado a falta de ocho kilómetros para la llegada, en San Benedetto del Tronto.

Pogacar sumó la general y dos victorias de etapa sin apenas oposición de sus adversarios. Él impone un ritmo alto en las subidas, se marcha y sus contrincantes intercambian miradas de incredulidad e impotencia, sólo se reparten las migajas. "Cuando ataca está fuera de este mundo", se resigna el español Mikel Landa (Bahrain), tercero en la ronda. Pogacar, el nuevo Extraterrestre, heredero de Miguel Indurain. El otro integrante del podio de la Tirreno-Adriático es Jonas Vingegaard (Jumbo), también segundo en el último Tour de Francia. "Cuando ataca no salgo tras él, porque veo que su nivel estaba muy por encima de nosotros", lamenta el danés.

A sus 23 años, Pogacar presenta un palmarés incomparable, con dos Tour de Francia consecutivos o triunfos en Lieja o Lombardía. El próximo sábado opta a la Milán-San Remo, un desafío casi siempre resuelto por sprinters, y donde pugnará con su compatriota Primoz Roglic. Pero el líder del UAE no entiende de retos imposibles. "Es el corredor más parecido a mí, siempre está preparado para vencer en rondas por etapas y en clásicas", exclama Eddy Merckx. "Jamás he visto a nadie mejor", incide el técnico español Josean Fernández Matxin, descubridor del esloveno y director deportivo de UAE.

Pagacar es imprevisible, actúa más por instinto que por los parámetros marcados por la tecnología de última generación. Desconcierta a los enemigos y genera espectáculo. "No ataca a lo loco, lo hace con inteligencia, cuando debe hacerlo. El sábado, en la jornada de montaña de la Tirreno, se marchó en la segunda subida a Monte Carpegna, lo podría haber hecho en la primera ascensión, pero lo descartó porque estaba más lejos de la meta y había más opciones de cazarle. En la Strade Bianche se fugó porque vio debilidades en sus adversarios, en unas de las zonas que nosotros ya teníamos marcada. Tadej se guía por los planteamientos que hacemos antes del comienzo de las carreras, pero luego él toma sus propias decisiones, siempre ataca en los momentos exactos", aclara Matxin.

El ídolo esloveno dijo que aumentó el ritmo en Monte Carpegna porque se veía con buenas piernas y tenía frío. Las cunetas estaban adornadas con la nieve caída en jornadas precedentes. Un fenómeno.

Pogacar es muy bueno y hace mejores a sus compañeros. Esta temporada, el UAE se impone autoridad aplastante. En dos meses de competición, la escuadra financiada por los petrodólares ha sumado 17 triunfos, con siete ganadores distintos. No sólo brilla Pogacar (con siete distinciones), también Fernando Gaviria (dos etapas en Oman), Brandon McNulty (París-Niza y Challenge de Mallorca), Alessandro Covi (Andalucía y Murcia), Matteo Trentin (Le Samyn) o Yousif Mirza (Emiratos). Para la antología, el triplete del Trofeo Laigueglia, ganado por Jan Polanc y escoltado por Juan Ayuso y Covi.

"El éxito de equipo radica en un buen trabajo de base. No sólo tenemos grandes corredores, como Pogacar, McNulty, Almeida, Majka o Soler y gente como mucho presente y futuro, como Juan Ayuso, sino también una buena atmósfera, un buen ambiente. Tenemos las cosas muy claras, pero también somos conscientes de que esto va por ciclos, antes dominaba Ineos, luego Jumbo, ahora nosotros", dice Matxin.

Esa labor colectiva es importante para el rendimiento de Pogacar, el esloveno lo sabe y agradece: ''Estoy muy feliz de obtener la victoria porque el equipo ha trabajado muy duro, tirando todo el día con el viento en contra durante muchos kilómetros. Felicito a todos", dijo el esloveno antes de recoger el tridente que le acredita como el indiscutible dominador de la Tirreno-Adriático".


Etiquetas:  #Pogacar #el #alienígena #con #doble #tridente #y #jefe #de #una #escuadra #que #asusta

COMENTARIOS