Pogacar, el nuevo Caníbal, asombra en el 'sterrato' de la Strade Bianche, con Valverde segundo
23:34
5 Marzo 2022

Pogacar, el nuevo Caníbal, asombra en el 'sterrato' de la Strade Bianche, con Valverde segundo

El esloveno vence en la clásica de la Toscana con un ataque a falta de 50 kilómetros y en la que también destacaron Pello Bilbao y Carlos Rodríguez

El niño que se expresa como un viejo intimida como los monstruos de otros tiempos. Tadej Pogacar apabulla como Eddy Merckx o Bernard Hinault en escenarios distintos y sin planificar el calendario en función de los picos de forma. La victoria como anhelo intemporal. Si corre es para impactar, como hizo este sábado en la conquista de la Strade Bianche, el considerado Sexto Monumento, que cautiva por sus inagotables estampas. Un escenario espléndido para el lucimiento de un ciclista majestuoso, siempre emparentado con la épica, como ratificó con un asombroso ataque a falta de 50 kilómetros para la meta. Gloria al ciclista valiente, al espectáculo puro. A ese al que también pertenece Alejandro Valverde, que finalizó segundo. El chaval y el abuelo, brillan el monumental Siena.

Otro triunfo de prestigio elaborado en un fenomenal ejercicio. Las ausencias de Van der Poel, Van Aert, Egan Bernal o Thomas Pidcock no restaron mérito al esloveno, el nuevo Caníbal, que con sólo 23 años ya cuenta con 34 triunfos en su palmarés.

El sterrato como argumento principal de una obra fecunda. La tierra prensada que castigó a unos aventureros que se desenvolvían lejos de sus orografías habituales. Un recorrido agotador de 184 kilómetros, con salida en Fortezza Medicea de Siena y llegada en la Piazza del Campo, también de Siena. Ida y vuelta por la capital toscana. Por el camino, 11 sectores de grava, con un total de 63 kilómetros sembrados de trampas, con curvas cerradas y una climatología adversa. El viento azotó en los primeros tramos y a falta de 96 kilómetros para la meta se presenció una imagen inaudita: un golpe de aire tumbó a un grupo de corredores, entre ellos a Julian Alaphilippe, que tras evitar chocarse con el ciclista que le precedía tuvo que hacer un espectacular escorzo y lanzarse en plancha para evitar ser aplastado por el pequeño grupo que venía por detrás. Eolo rompió la carrera, con un grupo cabecero en el que se metió Marc Soler, gregario de Pogacar.

Un escaparate propio para las emboscadas y ataques permanentes. La sucesión de escaramuzas finalizó, a falta de 50 kilómetros, en Monte Sante Marie, en el octavo tramo grave, con un ataque de Pogacar. El esloveno aceleró y el único que le respondió fue Carlos Rodríguez, que se intercaló entre el campeón del Tour y el grupo de perseguidores, encabezado por Alaphilippe. Espléndido el polivalente corredor español del Ineos, formado en el equipo de cantera de Alberto Contador, y que está firmando un comienzo de temporada espléndido con la tercera plaza a la Comunitat Valenciana y el cuarto en la Vuelta a Andalucía.

El arreón de Pogacar fulminó a Alaphilippe, que se despidió del grupo de perseguidores cuando restaban 22 kilómetros para el final y la ventaja del esloveno superaba el minuto. Sí aguantaba Valverde, Asgreen, Narváez, Pello Bilbao y Wellens. El esloveno supo mantener su ventaja hasta el tramo final, donde desaparece la batalla en la tierra y comienza la ascensión Santa Caterina, con un firme empedrado y un desnivel del 16%. Una bofetada que rompe los biorritmos, que aprovechó Valverde para superar a Asgreen y lograr un valiosa segunda plaza. Es la tercera vez que el murciano finaliza en el podio. La subida también fue propicia para Bilbao, que fue quinto.

Los españoles fueron los actores invitados a la fiesta del fenómeno esloveno, que revive la ambición de aquellos antiguos que no distinguían entre pruebas de un día y las rondas de tres semanas, que se exprimían en todas las estaciones, desde las citas de invierno hasta las clásicas de las hojas secas. Hoy brilló en el sterrato de Siena, como ya hizo en febrero (comienzo de temporada) en el desierto de Emiratos. Los éxitos engarzan los cursos. En 2021 terminó con exhibición en el Giro de Lombardía tras imponerse en el Tour de Francia, Tirreno-Adriático o la Lieja-Bastoña-Lieja y sobresalir en la crono de los Juegos Olímpicos. Una indiscutible jerarquía que pretende extender en este ejercicio. Para la historia, el primer ganador de un Tour de Francia que se impone en la clásica de Siena.


Etiquetas:  #Pogacar #el #nuevo #Caníbal #asombra #en #el #sterrato #de #la #Strade #Bianche #con #Valverde #segundo

COMENTARIOS