Polonia y Hungría fracasan en su pulso para revertir las multas de 20.000 euros por no acoger migrantes
16:32
30 Junio 2023

Polonia y Hungría fracasan en su pulso para revertir las multas de 20.000 euros por no acoger migrantes

Los líderes europeos se saltan el intento de veto de Morawiecki y Orbán a las conclusiones sobre migración.

Los Gobiernos de derecha radical de Polonia y Hungría han fracasado este viernes en su intento de revertir el acuerdo de mínimos que alcanzó la UE el pasado 8 de junio sobre el Pacto de Migración y Asilo. El pacto prevé crear un mecanismo permanente de reparto de migrantes con el fin de aliviar la presión que sufren los países de primera línea en la frontera exterior, como España, Italia o Grecia.

El mecanismo tendrá carácter voluntario, pero los Estados miembros que rechacen acoger migrantes deberán pagar una penalización de 20.000 euros por persona que les corresponda.

Los ministros del Interior de la UE aprobaron este acuerdo por mayoría cualificada (tal y como está previsto en la legislación comunitaria), con los únicos votos en contra de Polonia y Hungría y la abstención de Bulgaria, Malta, Eslovaquia y Lituania.

[La UE impondrá multas de 20.000€ por persona a los países que no acepten el nuevo reparto migratorio]

Sin embargo, los primeros ministros de Polonia, Mateusz Morawiecki, y de Hungría, Viktor Orbán, han intentado dar marcha atrás en este acuerdo llevándolo al Consejo Europeo que ha concluido este viernes en Bruselas, donde las decisiones se toman por consenso y no por mayoría cualificada.

Morawiecki y Orbán han planteado un pulso al resto de líderes europeos con su exigencia de enmendar las conclusiones de la cumbre sobre migración, reclamando una vuelta a las decisiones por consenso en este ámbito. Pero los demás jefes de Estado y de Gobierno no han cedido al chantaje de Polonia y Hungría.

"En el caso de Ucrania, Polonia ha recibido un apoyo escaso, varias docenas de euros por refugiado. Pero si rechazamos migrantes de Oriente Próximo, se nos va a multar con 20.000 euros o más por cada migrante", se quejaba el primer ministro polaco. El Gobierno de Ley y Justicia pretende convocar un referéndum en Polonia sobre esta cuestión.

"La Unión Europea quiere crear 'guetos de inmigrantes', obligando a Hungría a aceptar hasta decenas de miles de migrantes al año, pero el Gobierno luchará contra este escandaloso procedimiento golpista", ha dicho Viktor Orbán.

El pulso de Morawiecki y Orbán hizo que la primera jornada del Consejo Europeo se alargara hasta la una de la madrugada del jueves y al viernes y concluyera sin acuerdo. Este viernes, la primera ministra italiana, Giorgia Meloni, que pertenece a la misma familia política que Morawiecki pero sí apoya el mecanismo de reparto, ha intentado ejercer de mediadora. Sin éxito.

Al final, los líderes europeos han preferido quedarse sin conclusiones comunes sobre migración antes que aceptar las exigencias de Varsovia y Budapest. De todos modos, el texto se ha publicado con el formato de "Conclusiones del presidente del Consejo Europeo", apuntando que sólo Polonia y Hungría están en contra.

A la presidencia española le corresponderá ahora pilotar las negociaciones finales del Pacto de Migración y Asilo con el Parlamento Europeo. Sin nombrar directamente a Polonia y Hungría, el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha criticado la "ceguera" de los países que han vetado las conclusiones y se ha mostrado convencido de que el acuerdo final se cerrará antes de fin de año.

Sigue los temas que te interesan Crisis refugiados Cuota de refugiados Giorgia Meloni Mateusz Morawiecki Migración Unión Europea (UE) Viktor Orban

Etiquetas:  #Polonia #y #Hungría #fracasan #en #su #pulso #para #revertir #las #multas #de #20000 #euros #por #no #acoger #migrantes

COMENTARIOS