Por qué el Atlético no es bienvenido en Oporto: Futre, la huida de Assunçao y aquella eliminatoria de 2009
01:50
7 Diciembre 2021

Por qué el Atlético no es bienvenido en Oporto: Futre, la huida de Assunçao y aquella eliminatoria de 2009

Desde los octavos de final de hace 12 años, la relación entre ambas aficiones se ha deteriorado. Hasta ocho futbolistas, entre ellos Falcao, han cambiado Madrid por la ciudad portuguesa

Análisis Las claves de la crisis de identidad del Atlético Previa Giménez, otra grieta para el muro: "Tengo un equipo de hombres y sabrán salir adelante"

Aunque hoy apenas sea un simple apunte en la estadística, de la primera vez entre el Atlético y el Oporto han pasado casi seis décadas (1963). Fue en un duelo de primera ronda de la Copa de Ferias (luego Copa de la UEFA, más tarde Europa League), que los rojiblancos sacaron adelante con su victoria en el Metropolitano. En el desaparecido Metropolitano, claro. Tampoco existe ya el Estadio das Antas donde se jugó la vuelta. Fue demolido en 2004, ante la eclosión de Do Dragao, una de las joyas de la Eurocopa que se celebró aquel año en Portugal, a unos pocos metros del desaparecido recinto.

No volvieron a enfrentarse hasta aquella eliminatoria de octavos de final, en 2009. Los lusos pasaron por la diferencia de goles fuera de casa (2-2 en el Calderón y 0-0 en Do Dragao). Sin embargo, aquel duelo destapó una feroz enemistad. Paulo Assunçao, un ex del conjunto portugués que huyó a Madrid casi gratis (600.000 euros), tras haber recibido amenazas de los hinchas del Oporto, tuvo que recibir protección policial y fue recibido como «un traidor». En él focalizó su ira la grada más extrema. Igual que en todo aquel que llevara el escudo del Atlético. Aquella noche de marzo, los radicales protagonizaron varias cacerías contra aficionados rojiblancos. Quizás fuera el arranque de una intensa antipatía.

Seis duelos en 12 años

Con el de esta noche, ambos equipos habrán vivido seis duelos en los últimos 12 años. Todos en fases de grupos. El Oporto se llevó los dos en la 2009/10, frente a un Atlético que, sin saberlo, viajaba hacia la catarsis con aquel título de la Europa League en Hamburgo. Venció en Portugal (2-0) y goleó en Madrid (0-3). Y Radamel Falcao, que entonces desconocía lo que le esperaba en el Atlético, se convirtió en verdugo.

Antonio López consuela al Kun Agüero tras perder en Oporto, en 2009.Antonio López consuela al Kun Agüero tras perder en Oporto, en 2009.AP

Ya con Simeone, habría revancha en 2013. Los rojiblancos asaltarían Do Dragao con remontada (1-2) y zarpazo final de Arda Turan, y sacarían adelante el duelo del Calderón con tantos de Raúl García y Diego Costa. No habría más reencuentros hasta el pasado mes de septiembre, en aquel empate a cero donde se empezaron a torcer las cosas para el Atlético. En Portugal, el gol anulado al Oporto por el VAR, tras una mano de Mehdi Taremi, generó un revuelo que dura hasta hoy. «Hay que sacar la personalidad y la actitud que todos tenemos», recalcaba ayer Marcos Llorente. Su padre sabe lo que es rendir Oporto.

Con Futre empezó todo

No ha habido ni uno solo de los episodios que no haya sido declarado de alto riesgo por la Policía. Puede que tampoco haya ayudado ese puente aéreo entre Oporto y Madrid, pese a las clásicas exigencias negociadoras del ya octogenario (83 años) Pinto da Costa, el presidente de los dragones, en el cargo desde 1982. El primero en mudarse fue Paulo Futre, en 1987, ocasionando un shock, ya que acababa de conquistar la Copa de Europa y era la estrella emergente del país. Después llegarían los traslados de Assunçao, Cebolla Rodríguez, Rúben Micael, Radamel Falcao, Jackson Martínez y, aún en el club rojiblanco, Felipe, que no estará esta noche por sanción, y el mexicano Héctor Herrera, ambos en el verano de 2019. A Joao Félix, que cambió en 2015 la cantera del Oporto por la del Benfica, tampoco le esperan flores.

Es la historia de dos enemigos íntimos. De una enemistad que no deja de crecer. De ahí la advertencia para quienes visiten Oporto, más allá del Estado de Calamidad provocado por la pandemia. El odio va más allá del fútbol.


Etiquetas:  #Por #qué #el #Atlético #no #es #bienvenido #en #Oporto #Futre #la #huida #de #Assunçao #y #aquella #eliminatoria #de #2009

COMENTARIOS