Por qué es tan importante el ocio de calidad para empoderar a los menores más vulnerables
03:12
3 Agosto 2022

Por qué es tan importante el ocio de calidad para empoderar a los menores más vulnerables

La Fundación “la Caixa” impulsa durante el verano colonias urbanas, campamentos y centros abiertos para más de 28.000 menores en riesgo de pobreza.

Entretener con ocio de calidad y que tenga un carácter educativo es una de las prioridades para las familias durante los periodos de vacaciones. Pero muchas familias en riesgo de exclusión en nuestro país no pueden permitirse unas vacaciones y los menores deben soportar el calor veraniego desde sus domicilios. Por eso, el programa CaixaProinfancia de la Fundación “la Caixa”, a través de 320 entidades sociales colaboradoras, ha puesto a disposición de estas familias un completo abanico de alternativas para divertirse, aprender y desarrollar valores y herramientas personales.

Así, 28.000 niños, niñas y adolescentes que se encuentran en una situación de vulnerabilidad, riesgo de pobreza o exclusión disfrutan en verano de campamentos, colonias urbanas y centros abiertos donde el ocio deviene educación y llena a los pequeños de las experiencias necesarias durante los periodos de ocio.

Esta ambición es clave para formar a las personas del mañana. De hecho, como señala el pedagogo Jordi Longás, miembro de la Dirección Científica del Observatorio CaixaProinfancia, “el acceso a la escuela es un derecho universal garantizado, mientras que el acceso a las actividades de tiempo libre no es igual para todos”. Por eso, defiende que, “para alcanzar el éxito educativo, es tan importante una buena integración escolar como tener acceso a experiencias educativas positivas fuera de la escuela”.

En esta misma línea, el subdirector general de la Fundación “la Caixa”, Marc Simón, recuerda que “para muchos niños estas actividades se convierten en sus únicas vacaciones de verano”, lo que hace más importante si cabe que desde CaixaProinfancia se haya planificado muy bien este periodo y su oferta. “Es imprescindible lograr que la experiencia sea enriquecedora y permita que desarrollen sus capacidades y su confianza, que puedan abrirse a nuevas posibilidades y conexiones, y así romper el círculo de la pobreza”, concluye.

La estadística europea AROPE (siglas de ‘At risk of poverty and exclusion’ – en riesgo de pobreza y exclusión) sitúa por encima del 33% los menores en esta categoría en nuestro país (lo que supone más de 2,3 millones). Por eso, poner en marcha estas iniciativas resulta especialmente necesario porque buena parte de la educación que recibe un menor a lo largo de su vida procede del exterior de un centro educativo, y eso invita a cuidar su tiempo de ocio poniendo en sus manos opciones de calidad.

El objetivo es empoderar a estos menores. Así, las actividades veraniegas de CaixaProinfancia se diseñan en línea con los parámetros recogidos por la UNESCO, que resalta la necesidad de realizar actividades deportivas y psicomotoras, artísticas, lúdicas, sociales, medioambientales y cognitivas durante los periodos de ocio escolar. Con ellas, se fomentan valores como la madurez, la creatividad, la confianza y la autoestima o la empatía y el sentimiento de comunidad, entre otros. Como explica Longás, se trata de aprovechar que “el tiempo libre es un espacio de normalización extraordinario”.

Todo este ecosistema de actividades también está encaminado a mejorar los resultados escolares. Diferentes estudios señalan la estrecha relación entre actividades de calidad durante los momentos libres y un mejor desempeño en los colegios. Y, por tanto, estos menores en situación de vulnerabilidad tendrían más dificultades si no se les dota, también en vacaciones, de oportunidades para desarrollar sus necesidades cognitivas y sociales de una manera adecuada. Esa es una de las conclusiones que recogen los estudios del Observatorio CaixaProinfancia.

A través del programa CaixaProinfancia, la Fundación “la Caixa” colabora con 320 entidades de todo el país que han puesto en marcha las diferentes actividades . Se trata de un abanico de alternativas complementarias, de tal modo que cada persona puede participar en más de una. Los centros abiertos, por ejemplo,ofrecen un servicio diario durante todo el curso fuera del horario escolar y en algunos casos también los fines de semana. Esto les facilita disponer de un proyecto educativo propio y de una programación anual preestablecida.

Las colonias urbanas sin embargo, se desarrollan en momentos específicos y de manera intensiva, especialmente durante las vacaciones. Como en el caso anterior, cuentan con un proyecto educativo propio y, entre sus atribuciones, también disponen de unidades de apoyo a la realización de tareas escolares o refuerzo educativo.

Los campamentos se realizan fundamentalmente durante las vacaciones de verano. Son más enriquecedores ya que conllevan un desplazamiento a un lugar diferente al de la residencia habitual y, generalmente, en entornos en lugares en los que se impulsa el contacto con la naturaleza.

Para complementar estas actividades, CaixaProinfancia también ha creado un cuaderno interactivo que comparte con todas las entidades colaboradoras y que incluye juegos que combinan el aspecto lúdico con valores como la empatía, la solidaridad, el altruismo o el trabajo en equipo. Se trata de una idea que forma parte de la iniciativa Campamentes conectadas, mediante la cual se ofrecen actividades digitales que complementan a las presenciales.

Se trata de juegos simples, que ofrecen dinámicas sencillas a través de las cuales conocerse y conocer a los demás. Por ejemplo, el que ofrece el denominado 'Conozcámonos' usa como único material una pelota: aquel que la recoja tras ser lanzada deberá contestar preguntas para abrirse a lo demás.

'Intercambio de talentos' propone algo parecido: cada participante escribe algo que le caracterice de forma anónima y, con todos los mensajes puestos en común, un jugador elige uno que le interese, lo lee y 'descubre' al autor, que durante 20 minutos le puede dar una pequeña clase al respecto. El juego pretende fomentar la autoestima y el altruismo.

'Stop' y 'Pica la mamba' son las actividades más físicas del cuadro. La primera es una variante del pilla pilla de origen rumano en la que una palabra permite a un jugador salvarse de ser capturado; en el segundo, aquellos que son 'mordidos' por la serpiente se unen a la fila, haciendo más grande el peligro. Es una manera de fomentar el espíritu de equipo y desarrollar la percepción espacial.

En 'Manos cruzadas' importa mucho la coordinación. Los participantes, colocados en corro, empiezan con las manos en las rodillas de sus compañeros más cercanos y deben responder al movimiento del círculo dando un golpe o cambiando el sentido si se dan dos golpes. Fácil de decir, difícil de ejecutar bien y, sobre todo, muy divertido.

'Por qué es tan importante el ocio de calidad para empoderar a los menores más vulnerables' es un contenido elaborado por Marcas Ñ, la sección de Branded Content de EL ESPAÑOL, para Fundación "la Caixa".

Becas Branded Content CaixaBank La Caixa CaixaForum Educación Estudios universitarios Fundación la Caixa Marcas Ñ

Etiquetas:  #Por #qué #es #tan #importante #el #ocio #de #calidad #para #empoderar #a #los #menores #más #vulnerables

COMENTARIOS