Portugal entra en estado de calamidad: vuelve el certificado Covid y el teletrabajo será obligatorio después de Navidad
02:10
2 Diciembre 2021

Portugal entra en estado de calamidad: vuelve el certificado Covid y el teletrabajo será obligatorio después de Navidad

El país más vacunado de la Unión Europea (el 87% de la población tiene la pauta completa) también registra un aumento de contagios

MARÍA CRESPO Actualizado Miércoles, 1 diciembre 2021 - 14:53Enviar por emailVer 83 comentariosEn Directo Siga la última hora de la pandemia

El país con la tasa más alta de vacunación de toda la Unión Europea- alrededor del 87% de una población de 10 millones de personas ha recibido la pauta completa- tampoco es inmune a una quinta ola de coronavirus. Con una incidencia en 325 casos por cada 100.000 habitantes, Portugal entra hoy en estado de calamidad, un paso por debajo del estado de emergencia (utilizado para decretar confinamientos). Empieza así un periodo marcado por la vuelta de la obligatoriedad del certificado digital y del teletrabajo, así como el refuerzo de los controles en los viajes.

Un día antes de que entraran en vigor estas medidas se registraron 2907 nuevas infecciones, un aumento considerable respecto de las reportadas el lunes, 1635. El coordinador de la Comisión Nacional de Respuesta Medicina Intensiva, João Gouveia, advirtió de que son números "preocupantes" y "no podemos cometer los mismos errores, hay que evitar que la bomba en nuestras manos vuelva a estallar". El país "no está tan bien como querría estar", admitió por su parte el primer ministro Antonio Costa. Preguntado acerca de si serán necesarias nuevas restricciones durante las Navidades, Costa afirmó hoy que "siempre debemos estar atentos para tomar nuevas medidas, si es necesario. Así hemos estado viviendo los últimos dos años y hemos logrado resistir, aunque ha sido difícil para todos", afirmó.

Entre las restricciones que entran en funcionamiento hoy y que estarán en vigor hasta el 20 de marzo, destaca la vuelta de los certificados digitales de Covid, que serán necesarios casi para todo (menos para ir a misa) o la adopción de una "semana de contención" después de Navidad.

Certificado digital y mascarillas

Habrá que presentar el certificado que acredite estar vacunado, recuperado o tener una prueba negativa de Covid, para entrar en restaurantes, alojamientos turísticos, gimnasios, eventos de ocio o culturales con plazas señalizadas, gimnasios o casinos (no hará falta presentarlo para ir a misa). Además, para entrar en hospitales, residencias, discotecas y grandes eventos culturales o deportivos -tanto en espacios cerrados como al aire libre-, habrá que presentar necesariamente una prueba negativa, también las personas vacunadas.

Las mascarillas volverán a ser obligatorias en todos los espacios cerrados. Además, el pasado lunes, el presidente de la República, Marcelo Rebelo de Sousa, promulgó un decreto que permite al Gobierno decretar que la mascarilla pueda ser obligatoria en determinados espacios y vías públicas cuando "la distancia física de separación recomendada por las autoridades de salud resulte impracticable". El proyecto de ley que da poderes al Gobierno para obligar a llevar mascarillas por la calle aclara que esta medida se tomará "en función de la evolución de la pandemia".

Pruebas negativas para entrar en el país

Hasta el próximo 9 de enero será obligatorio presentar una prueba negativa para todos los pasajeros que vuelen a Portugal a partir de hoy, independientemente de la nacionalidad o del lugar de origen. Están exentos los menores de 12 años, la tripulación, los pasajeros procedentes de Madeira y Azores y las personas que demuestren haber pasado el Covid-19 hace menos de seis meses. Las compañías aéreas que trasladen a pasajeros sin ese test negativas pueden enfrentarse a multas de hasta 20.000 euros por persona.

Para la entrada a través de las fronteras terrestres, se realizarán controles aleatorios bajo unas reglas que aún no se han detallado y que han generado cierta confusión en el país, según informa la agencia Efe. Para los ciudadanos que procedan de países de la UE con riesgo bajo o moderado, bastará con el certificado digital. Para aquellos que provengan de fuera de la UE o de países con riesgo elevado, además del certificado habrá que presentar un test negativo.

Además, todo aquel que no quiera someterse a una necesaria prueba de Covid deberán pagar una multa de entre 300 a 800 euros.

Semana clave después de Navidad

Con la intención de evitar que las reuniones familiares y de amigos, tan habituales en estas fechas, provoquen una escalada en los contagios (y más teniendo en cuenta la nueva variante Ómicron, detectada en Portugal en 13 futbolistas del equipo Belenenses, uno de cuyos jugadores había viajado recientemente a Sudáfrica), el ejecutivo de Costa ha implantado la "semana de contención".

Así, el reinicio del año escolar, inicialmente previsto para el día 3 de enero, se pospone al día 10. El aplazamiento afecta a todos los colegios, públicos y privados y también a las guarderías. Se compensarán esos días extra con las vacaciones de Carnaval y Semana santa.

Entre el 2 y el 9 de enero, todas las discotecas y los bares estarán cerrados y el teletrabajo será obligatorio (ya es aconsejable desde esta semana)


Etiquetas:  #Portugal #entra #en #estado #de #calamidad #vuelve #el #certificado #Covid #y #el #teletrabajo #será #obligatorio #después #de #Navidad

COMENTARIOS