Putin admite que ''habrá que negociar'' mientras fortifica la frontera de la región de Kursk
03:12
10 Diciembre 2022

Putin admite que ''habrá que negociar'' mientras fortifica la frontera de la región de Kursk

Kiev, ha manifestado su rechazo a las demandas de Rusia y ha condicionado el inicio de cualquier negociación a la salida de tropas rusas del país.

El presidente de Rusia, Vladímir Putin, admite la necesidad de llegar a un acuerdo en la guerra contra Ucrania, pero mantiene sus condiciones. “Al final habrá que negociar”, dijo este viernes el jefe del Kremlin, durante una rueda de prensa en la capital kirguís, Biskek. También, afirmó que todos los participantes en las negociaciones tendrán que estar de acuerdo con “la realidad sobre el terreno”. 

"De una forma u otra, todos los participantes en este proceso tendrán que estar de acuerdo", manifestó Putin y recogió la agencia Efe. El dirigente ha afirmado en varias ocasiones que esto significa que Ucrania tendrá que aceptar tanto la pérdida de Crimea, como la de las regiones de Jersón, Zaporiyia, Donetsk y Lugansk, anexionadas por Moscú.

Kiev, ha manifestado en reiteradas ocasiones su rechazo a esas demandas y ha condicionado el inicio de cualquier negociación a la salida de tropas rusas del país.

Posiciones defensivas en el Oblast de Kursk en Rusia cerca de la frontera ucraniana.

Posiciones defensivas en el Oblast de Kursk en Rusia cerca de la frontera ucraniana.

Putin aseguró asimismo que Moscú es consciente de que el arreglo del conflicto será "difícil" y requerirá "cierto tiempo".

Además, insistió este viernes en que la campaña militar rusa, iniciada el pasado febrero, sigue su curso y marcha sin contratiempos, contrariamente a lo que se dice en los países occidentales.

Kursk se refuerza

La región rusa de Kursk, en la frontera con Ucrania, ha empezado a reforzar sus defensas con la colocación de fortificaciones antitanque, conocidas como “dientes de Dragón”, tras el ataque perpetrado el martes contra un aeródromo local. 

"Seguimos reforzando las líneas de defensa de la región de Kursk", escribió el gobernador, Román Starovoit, en Telegram.

Dientes de dragón instalados como parte de la línea defensiva de Rusia.

Dientes de dragón instalados como parte de la línea defensiva de Rusia.

Rusia lleva construyendo líneas de defensa en Kursk desde finales de octubre, aunque el Kremlin reconoció la necesidad de tomar medidas “adicionales” tras los ataques de esta semana, de los que Moscú acusa a Kiev. 

Estos trabajos también se realizan en la anexionada provincia ucraniana de Lugansk, escenario de cruentos combates.

El aeropuerto de la edición rusa de Kursk, en la frontera con Ucrania, sufrió en la madrugada del martes un ataque con drones. Como resultado del ataque, del que Moscú culpa a Ucrania, se incendió el tanque de almacenamiento de petróleo del aeródromo. Nadie resultó herido. 

Según los expertos, este ataque es el más fuerte en territorio ruso perpetrado por el Ejército ucraniano desde el inicio de los combates en febrero. Este ataque, así como los ocurridos en otros aeropuertos rusos en los últimos días, han disparado las críticas de expertos y blogueros militares rusos por la falta de previsión de las autoridades.

Trenes especializados en extinción de incendios fueron enviados desde Moscú para poder extinguir el fuego, cuya humareda se podía ver a varios kilómetros de distancia. Los especialistas tardaron más de un día en sofocar el fuego declarado en el lugar del ataque.

Kursk declaró el alto nivel de alerta terrorista el pasado 11 de abril y desde entonces ha prolongado la medida en diversas ocasiones, la última hace tres días.

Situación en Ucrania

Mientras en Ucrania, se centran en la restauración de las infraestructuras dañadas para evitar que sus ciudadanos se queden sin luz durante el invierno. Con la dificultad añadida de las cambiantes condiciones climáticas con temperaturas bajo y sobre cero. 

"Debido a los daños ocasionados por los ataques con misiles a las centrales eléctricas y la red de alta tensión, el sistema presenta un importante déficit de energía eléctrica", informó este viernes Ukrenergo, operador de la red de distribución eléctrica de Ucrania.

[Ucrania lanza su ofensiva más audaz de la guerra: ataca los bombarderos rusos a 200 km. de Moscú]

La compañía señaló que "ya esta mañana se superaron los límites de consumo de energía en varias regiones", donde se realizaron apagones de emergencia. Los operarios ucranianos tienen la tarea de restaurar cuanto antes las infraestructuras tras cada ataque, pero en algunos casos la misión se alarga durante semanas.

Este viernes, Ukrenergo explicó que después de los ataques a las infraestructuras se realiza un examen del estado de la red eléctrica, "cuando la situación lo permite".

Se retrasa la restauración 

Y después de recibir el "permiso de los militares" se ponen en marcha los trabajos de restauración, que se llevan a cabo las 24 horas.

De acuerdo con el director general de la compañía energética YASNO, Serhiy Kovalenko, los últimos bombardeos contra la infraestructura energética ucraniana, a comienzos de la semana, echaron a perder los esfuerzos de los últimos días para restaurar los daños. "El último ataque, de hecho, retrasó el calendario (de reparaciones) por una semana", precisó.

[Así son los drones de la era soviética que podrían estar detrás de los ataques de Ucrania a bases rusas]

Kovalenko señaló que en las condiciones actuales, el principal objetivo de las autoridades es suministrar energía eléctrica a las infraestructuras críticas "y el resto distribuirlo de forma equitativa entre la población".

Según los especialistas ucranianos, para restaurar las infraestructuras, los trabajadores cuentan con la ayuda de sus socios y compañías extranjeras.

Guerra Rusia -Ucrania

Guerra de Ucrania Guerra Rusia-Ucrania Putin

Etiquetas:  #Putin #admite #que #habrá #que #negociar #mientras #fortifica #la #frontera #de #la #región #de #Kursk

COMENTARIOS