Rabat alienta protestas en Ceuta y Melilla para que la frontera se abra antes de que España la controle
04:54
15 Abril 2022

Rabat alienta protestas en Ceuta y Melilla para que la frontera se abra antes de que España la controle

Marruecos presiona para abrir las fronteras con España antes de que Sánchez instale los dispositivos de control facial.

“Tienen 72 horas para abrir, de lo contrario nos volveremos a reunir y a reivindicar nuestros derechos”, alentaba durante la madrugada de este jueves el empresario Mohamed Uasani –estrechamente relacionado con las autoridades marroquíes– a cientos de ciudadanos agolpados en una concentración convocada en la frontera de Melilla con el paso de Beni Ensar.

Entre vítores al rey Mohamed VI, lanzaron amenazas a las autoridades melillenses para empujar a que abran las fronteras. A lo largo de esta semana, circularon mensajes en las redes sociales y en medios españoles y marroquíes anunciando la apertura. Pero era un bulo.

A tenor de lo contrastado por este periódico, Rabat está alentando esas protestas para lograr la apertura de la frontera antes de que el Ejecutivo español pueda diseñar ese "control inteligente" que le permitirá emplear tecnología para vigilar la inmigración ilegal y el narcotráfico, entre otras cosas.

Desde Madrid indican a EL ESPAÑOL que “no se ha fijado aún una fecha con Rabat para la apertura de las fronteras”, tras la reunión del presidente Pedro Sánchez con el rey Mohamed VI el pasado 7 de abril en Rabat.

Además, el Gobierno español había prorrogado el cierre hasta el 30 de abril, publicado en el Boletín Oficial del Estado (BOE) y firmado por el ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska.

En todo caso, para calmar los ánimos que en los últimos días se detectaron tanto en las ciudades autónomas como en las localidades cercanas marroquíes, la Delegación del Gobierno de Melilla emitió dos notas de prensa en días consecutivos, anunciando que “la frontera con Marruecos permanecerá cerrada de momento”.

Sin embargo, durante la concentración de la madrugada del jueves, el partido Coalición por Melilla (CpM), socio del PSOE en el gobierno autónomo, pidió en su cuenta de Twitter la apertura de la frontera, “como se comprometió Pedro Sánchez en su visita a Marruecos. Los melillenses han esperado este momento durante años y no debe demorarse más innecesariamente”.

“Esto es totalmente vergonzoso y peligroso, melillenses de toda la vida creando incertidumbre y alentando a las personas a manifestarse contra nuestro Gobierno, que es el primero que está deseando abrir la frontera, pero lógicamente con control y mucha seguridad. Como tiene que ser”, denunció en su cuenta de Twitter José Reyes, presidente de la Asociación de Instaladores-Mantenedores de Melilla.

Marruecos conocía las protestas

En el país vecino, en la región de Nador, las autoridades y la sociedad civil conocían con anterioridad que los ciudadanos melillenses saldrían a protestar para exigir la apertura de la frontera, como indicaron a este propio medio.

Precisamente, esta semana se celebraron en la región del noreste del país varias reuniones entre las autoridades locales y regionales y altos cargos del ministerio del Interior de Rabat para organizar y tener todo dispuesto para abrir la frontera, según las indicaciones de un escrito oficial.

Aunque en la letra pequeña se indicaba que con el consenso de España. Y esa parte se omitió en los mensajes en las redes sociales y en las noticias de ciertos medios de comunicación afines al régimen marroquí.

Marruecos esperó a la celebración de la Semana Santa para anunciar la apertura porque “sabía que no habría la misma disposición policial habitual por las vacaciones, teniendo en cuenta que los refuerzos en la frontera son de la península”, detalló a EL ESPAÑOL una de las personas de la sociedad civil que asistió a las reuniones.

“Quieren dar una mala imagen de Ceuta y Melilla ante Europa para poner sus condiciones, porque Marruecos no quiere la frontera inteligente que propone España”, explica una fuente de la inteligencia extranjera a EL ESPAÑOL. Lo cierto es que Rabat viene organizando la puesta en escena de la apertura desde el mes de noviembre de 2021, como ya adelantó este medio.

El objetivo es adelantarse a la frontera inteligente que España tiene diseñada, con detectores de huellas y reconocimiento facial, pero que todavía está en obras. Ya se intentó instalar sin éxito con el ministro Jorge Fernández, del Partido Popular, durante el gobierno de Mariano Rajoy.

Los melillenses lanzaron el jueves varias preguntas en las redes sociales: “Tarde o temprano se sabía que la frontera se iba a abrir, ¿por qué no se han tenido a punto todas las modificaciones y obras?”, “¿por qué durante estos dos años se nos ha estado mintiendo con las obras?”, “Sabían que el tema asilo es un coladero, ¿por qué no se ha modificado?”.

Frontera inteligente

Esta son algunas de las justificaciones para instalar la frontera inteligente, los crímenes transfronterizos: la migración irregular, el narcotráfico y el terrorismo.

Precisamente, ese control y seguridad es lo que Marruecos evita, alegando que son dos pueblos vecinos y que la relación se tiene que basar en la confianza. El objetivo es informar a Europa de que el 14 de abril tenían todo preparado para abrir y que se retrasaron por culpa España. Según las fuentes consultadas, la intención de Mohamed VI pasa por derivar esta negociación a Bruselas.

“La única manera de que las fronteras se abran de manera inmediata es aceptar las condiciones que Marruecos impone, un paso de vecindad. Para el país vecino, consentir una frontera inteligente sería reconocer la soberanía española sobre las ciudades, y antes Rabat prefiere extender la negociación a Europa”, detalla la misma fuente de la inteligencia extranjera.

Precisamente, en la declaración conjunta posterior al encuentro de media hora entre Sánchez y Mohamed VI en el Palacio Real, precisaron que actualizarán el Tratado de Buena Vecindad, Amistad y Cooperación de 1991, “que debe guiar sus relaciones bilaterales en los años venideros”. Este rige parte de lo que pasa en las fronteras.

Posteriormente, en una rueda de prensa ante los medios, Pedro Sánchez manifestó de manera unilateral, porque no aparece por escrito en ninguno de los documentos marroquíes ni se ha hecho alusión a ello, que España y Marruecos acordaron la apertura gradual hasta lograr la “plena normalidad” de las fronteras en Ceuta y Melilla, de manera progresiva, entre otros motivos, por la pandemia que todavía golpea a ambos países.

“Ceuta y Melilla están ocupadas”

Lo cierto es que el discurso de Marruecos sobre las ciudades de Ceuta y Melilla no ha cambiado tras la carta que el presidente Pedro Sánchez envió el 14 de marzo al rey Mohamed VI considerando el plan de autonomía de Marruecos para el Sáhara Occidental como el “más creíble, serio y realista”.

Ese era el requisito imprescindible para comenzar la negociación y poner el broche final a la crisis desencadenada en abril de 2021 tras la acogida en España de Brahim Ghali, secretario general del Frente Polisario.

La embajadora Karima Benyaich ha vuelto a ocupar su puesto en Madrid, las líneas marítimas desde Algeciras y Almería a Tánger y Nador se han restablecido esta semana, e incluso las repatriaciones de personas migrantes se reanudaron el 22 de marzo, antes del encuentro bilateral.

Sin embargo, las fronteras con Ceuta y Melilla y la jurisdicción de las aguas territoriales de la costa atlántica, que se solapan con la de Canarias, siguen pendientes de que se rehabiliten los grupos de trabajo conjuntos.

Mientras tanto, en Marruecos se siguen reivindicando como propias las ciudades autónomas españolas. “Ceuta y Melilla están ocupadas. Lo que ha pasado ahora entre Marruecos y España de reconocer la soberanía marroquí sobre el Sáhara es parte de la integración territorial. El tema de recuperar Ceuta y Melilla está encima de la mesa, es cuestión de tiempo”, declaró Abderrahim Manar Slimi, presidente del Centro Magrebí de Estudios de Seguridad y Análisis Político en la televisión marroquí i24news

Las declaraciones las pronunció esta semana en un debate televisivo con el refugiado saharaui en España Taleb Alisalem. Manar Slimile advirtió, a pesar de los intentos del presentador de pararlo: “Este puto tiene que hacer las maletas cuanto antes y escapar (…) Serás expulsado de España. ¡Te detendrán, lo harán! Mejor escapa ahora a Argelia”.

Ceuta Fronteras Marruecos Melilla Pedro Sánchez

Etiquetas:  #Rabat #alienta #protestas #en #Ceuta #y #Melilla #para #que #la #frontera #se #abra #antes #de #que #España #la #controle

COMENTARIOS