Raúl Entrerríos o cómo retirarte desde allí arriba
00:34
24 Julio 2021

Raúl Entrerríos o cómo retirarte desde allí arriba

A sus 41 años, con el Barcelona no ha perdido ningún partido en toda la temporada y sigue dirigiendo a España.

Apertura Una ceremonia sencilla con el ruido de las protestas fuera del estadio Llama olímpica Naomi Osaka y el mensaje del pebetero: los negros japoneses existen Expectativas ¿Cuántas medallas aspira España en estos Juegos?

Cuando empezó el 2020, Raúl Entrerríos fue uno de aquellos a los que la pandemia les pilló en medio de una mudanza. Una mudanza cercana, de apenas unos pasos, pero ya saben que no hay mudanza sencilla. Del centro del ataque del Barcelona iba a pasar a los despachos del club como encargado de la cantera, pero ¡ay! El coronavirus le obligó a tomar una decisión: o retirarse desde casa o seguir un año más.

"Y no lo dudé mucho. No podía retirarme desde el sofá y sin los Juegos", confiesa quien nunca se tomó el tiempo extra a la ligera. Cualquiera podría pensar que a sus 41 años, con tres Champions, un Mundial o dos Europeos, los meses pre-olímpicos fueron un trámite para él, un amable caminar hasta la cita definitiva, pero todo lo contrario. Esta temporada, Entrerríos ofreció varias de las actuaciones más lúcidas de su carrera y, en cuanto a resultados, celebró los mejores de siempre. De hecho, es que no pudieron ser mejores. Imposible.

Con el Barcelona disputó 61 partidos y ganó los 61 para llevarse seis títulos: Champions, Liga Asobal, Copa del Rey, Supercopa, Copa Asobal y Supercopa de Cataluña. Con España llegó a las semifinales del Mundial y allí perdió -por un gol- contra Dinamarca, aunque eso es algo subsanable las próximas dos semanas en Tokio.

La pregunta es clara: ¿Puede alguien marcharse con esos números? Pues puede, claro que puede. "Ya es suficiente. He disfrutado de los últimos meses porque sé que se acaban. Ahora sólo espero competir por algo importante hasta el último segundo", confiesa y de él depende. Pese a su edad y a las múltiples variables que utiliza el seleccionador Jordi Ribera, España sigue bailando a su compás, más con la ausencia de Joan Cañellas por una lesión muscular. Jugará los minutos decisivos y lo hará como el resto de jugadores de su generación que se marchan: Julen Aguinagalde, Viran Morros, Gedeón Guardiola o Dani Sarmiento, con la doble motivación del adiós y de la redención.

Para este grupo sigue siendo un dolor aquella ausencia en los Juegos de Río y sólo una medalla servirá como calmante. Para ello, el camino es muy complicado. Mientras en el otro lado se colocaban selecciones de un nivel inferior como Japón, Egipto o Bahrein, con España pelearán por las cuatro primeras plazas Alemania (sábado a las 9:15 horas), Noruega, Francia, Argentina y Brasil. Ningún adversario ofrecerá un respiro, aunque, eso sí, ese aire puede llegar en el cruce de cuartos y eso en unos Juegos Olímpicos quiere decir...

"Debemos centrarnos en nuestro propio trabajo, que es lo que podemos controlar. Lo importante no es el rival, es hacer nuestro mejor juego, que es lo que nos ha llevado a cosechar los triunfos en los grandes campeonatos", insistió Entrerríos con su discurso tranquilo de siempre. Un año después de lo esperado, cambiará el pantalón corto por el traje, pero antes, como lleva haciendo toda la temporada, quiere seguir elevando su trayectoria.


Etiquetas:  #Raúl #Entrerríos #o #cómo #retirarte #desde #allí #arriba

COMENTARIOS