Regreso agridulce de Valverde a la Liga
23:04
15 Agosto 2022

Regreso agridulce de Valverde a la Liga

Un impetuoso Athletic choca contra el portero Rajkovic y no logra pasar del empate a cero frente al pétreo Mallorca en el regreso del 'Txingurri' al banquillo de San Mamés

Ernesto Valverde, el último entrenador español en ganar la Liga, regresó a la actividad oficial dos años y medio después de que fuera despedido por Josep Maria Bartomeu en un Barcelona que no ha vuelto a olisquear el campeonato. La vuelta del técnico al banquillo de un Athletic cuyo principal objetivo es la clasificación para Europa mezcló ilusión e impotencia, sensaciones harto conocidas en San Mamés. Los rojiblancos, pese a sus buenas intenciones y tramos de buen juego, especialmente en la primera parte, no lograron ir más allá de un empate a cero frente al pétreo Mallorca de Javier Aguirre. Los problemas con el gol, tan acusados durante la era de Marcelino, ni mucho menos están resueltos.

Fue el portero serbio Predrag Rajkovic, que venía de enhebrar exhibiciones en Francia con el Stade de Reims, el gran protagonista de esa soleada jornada bilbaína en la que se homenajeó a Muniain por sus 500 partidos con el Athletic. El meta se apuntó hasta seis paradas (algunas tan meritorias como la que le hizo a Guruzeta con la mano izquierda y en corrección hacia atrás en el crepúsculo) y demostró que el Mallorca quizá deje atrás las dificultades que tuvo en el puesto el curso pasado por la inestabilidad de Manolo Reina.

Innovó Valverde dibujando un 4-3-3 con Sancet y Muniain como interiores y el botín zurdo de Vesga como faro de referencia, con la esperanza de que la calidad técnica de ambos permitiera una buena circulación ante los cepos del Mallorca. Iñaki Williams, así, se iba a la banda derecha para que Villalibre ejerciera de ariete como recompensa a su buena pretemporada.

El Athletic, antes de que los nervios le limitaran, fluyó y supo crecer por los costados, especialmente el de Berenguer. Pero, una vez más, volvió a faltar quien rematara las acciones. Los rojiblancos tiraron 23 veces, incluso estrelló dos balones en los palos (Vesga y el revitalizado Yuri), pero se mostraron incapaces de batir a Rajkovic. Incluso tuvieron que ver cómo Unai Simón, que se ha pasado el verano lesionado en el hombro derecho, debía emerger para arrebatar la gloria a Kang-In Lee.

Las correcciones hechas por Valverde no mejoraron el asunto, por mucho que Nico Williams se hartara a percutir por la orilla o que Raúl García tratara de cazar algo en el área. Se desmayó la tarde con una última parada de Rajkovic a Nico en un San Mamés que seguirá soñando con el gol.


Etiquetas:  #Regreso #agridulce #de #Valverde #a #la #Liga

COMENTARIOS