Regreso al cole con un protocolo de cuarentenas muy cuestionado
10:44
10 Enero 2022

Regreso al cole con un protocolo de cuarentenas muy cuestionado

Pediatría y Enfermería escolar no encuentra respaldo científico a la decisión de elevar a cinco los casos positivos de covid en un aula para confinarla. Varias autonomías critican el apresurado cambio

En directo Última hora del coronavirus Covid-19 Los pediatras recomiendan cuarentenas en los menores de 5 años porque no llevan mascarilla ni tienen acceso a la vacuna

Este lunes es el regreso al cole de los niños después de las vacaciones de Navidad. Las indicaciones del Ministerio de Sanidad para la vuelta son: priorizar la presencialidad, el uso de mascarillas también en el recreo, grupos burbuja, ventilación de las aulas, higiene de manos... hasta ahí todo bien. Pero la medida más cuestionada llegó el pasado viernes, solo dos días antes del comienzo de las clases, con un protocolo de cuarentenas flexibilizado. Solo cuando se notifiquen cinco o más casos positivos en un aula, dentro de un periodo de siete días, los alumnos de ese grupo deberán quedarse en sus casas y guardar cuarentena. O, en su caso con un 20% de los alumnos del grupo que hayan dado positivo.

La recomendación de Sanidad sobre cuarentenas no ha gustado a pediatría, ni a enfermería escolar y tampoco a varias comunidades autónomas, que a lo largo de este fin de semana, han manifestado sus objeciones.

"No hay evidencia científica para tomar esta decisión", ha valorado para este diario Quique Bassat, coordinador del grupo de trabajo de la Asociación Española de Pediatría (AEP) para la reapertura de la escolarización.

Es más, si algún padre o madre ha sentido alivio con la posibilidad de que su hijo se libre de un confinamiento al elevar hasta cinco los niños que deben ser positivos para cerrar el aula, Bassat advierte: "La gente debe ser consciente de que no tendrán el niño aislado en casa, pero tendrán al niño contagiado, unos días después, en casa. Esa será la consecuencia clara de esta decisión".

"Sorprende un poco el cambio en la normativa de aislamiento de casos índice para las escuelas. Llama la atención que se necesiten cinco positivos para que se aísle a todo el grupo burbuja, cuando ya habíamos pasado de dos a tres. Tres positivos me parecía más que razonable para el aislamiento de toda una clase, porque sería mucha casualidad que los tres casos llegaran externamente y no hubiese habido transmisión intra, que es lo que queremos evitar con estas normativas", ha apuntado el experto a este diario.

De este modo, Bassat interpreta la decisión de Sanidad como "una concesión a la presión de algunas comunidades autónomas para abolir los confinamientos de los grupos burbuja y no me parece que esté avalado por la Ciencia". Y, además, apunta: "Tampoco hubiese pasado nada por esperar unas semanas, cuando ya tendríamos unos porcentajes de vacunación mayores y los niños correctamente vacunados, y no necesitarían aislarse".

En definitiva y con claridad, Bassat sentencia que "esta no es la mejor decisión posible". De la misma manera señala que "obvia la transmisión que puede haber en las clases, porque hasta llegar a cinco casos ya puede haber habido transmisión sustancial y, por lo tanto, no sería partidario de cambiarlo".

Sin embargo, el experto considera un acierto que se haya optado por una vuelta presencial a las aulas, "con más beneficios para los alumnos que los riesgos que puedan existir". Y ha advertido a las familias que deben "cumplir bien los protocolos y no deben relajarse ni enviar niños enfermos a las escuelas". Además, ha insistido en que "se debe vacunar con terceras dosis al personal docente y, en general, a los que trabajan en las escuelas" y "continuar a la inmunización de los niños".

En un tono similar, pero con algunas conclusiones diferentes, se expresa Natividad López Langa, presidenta de la Asociación Nacional e Internacional de Enfermería Escolar (Amece), que considera que aumentar los límites para dictar cuarentena entre todos los alumnos y la reducción de los aislamientos tiene detrás más motivos económicos y de conciliación que sanitarios, según informa Nuria Monsó.

Además, López Langa se muestra crítica con el retorno a la vuelta cien por cien presencial "con este índice de contagios tan alto y otros 15 días más que van a ser de aumento continuo". Aunque reconoce que el retraso de las clases "hubiera sido muy complicado sin otras medidas adicionales".

Reacciones de Madrid, Galicia y Cataluña

De la decisión de Salud Pública también se ha desmarcado la Comunidad de Madrid. El Ejecutivo de Isabel Díaz Ayuso ha defendido "un mayor control" a la posible transmisión del virus dentro de las aulas, con un protocolo autonómico que contempla la actuación de la Dirección General de Salud Pública a partir de los tres casos en una misma aula. Entonces, será la citada dirección general la que decida qué hacer, incluida la posibilidad de cuarentena.

En Galicia y Cataluña la crítica se ha centrado en el apresurado cambio de protocolo, a solo dos días del comienzo de las clases. "Nos gustaría haberlo tenido algunos días antes para poder informar a los diferentes estamentos de la comunidad educativa", confesó este sábado Román Rodríguez, consejero de Cultura, Educación e Universidades de la Xunta de Galicia, en una entrevista radiofónica.

En la misma línea, fuentes del Departamento de Salud de la Generalitat han expresado su desacuerdo con que se adopte esta decisión "dos días antes de la reanudación escolar, teniendo en cuenta el cambio de protocolo que supone y por la necesidad de informar adecuadamente a la ciudadanía en general y, en particular, a los profesionales del ámbito de la salud y la comunidad educativa".

Además, Cataluña ha anunciado este domingo que mantendrá la realización de test gratuitos a los alumnos que sean contacto estrecho de un positivo, una indicación que no cuenta con el aval de la Comisión de Salud Pública de Sanidad.

La apertura de las aulas se produce con unos datos de incidencia a 14 días en el territorio nacional por encima de los 2.700 casos. Mientras el 32,1% de los niños entre 5 y 11 años están inmunizados con una primera dosis de la vacuna.

Según Sanidad, son 3.349.276 los menores de entre 5 y 11 años que tienen que ser vacunados. La campaña de vacunación infantil contra a covid comenzó el 15 de diciembre y 1.076.522 han recibido el primer pinchazo.


Etiquetas:  #Regreso #al #cole #con #un #protocolo #de #cuarentenas #muy #cuestionado

COMENTARIOS