Reino Unido teme un viernes negro con el fin del programa de compra de deuda del Banco de Inglaterra
01:32
13 Octubre 2022

Reino Unido teme un viernes negro con el fin del programa de compra de deuda del Banco de Inglaterra

carlos fresneda LONDRES

CORRESPONSAL

El Banco de Inglaterra ha reiterado su intención de poner fin a su programa de emergencia para la compra de deuda pública el 14 de octubre, lo que ha disparado de nuevo la inquietud en los mercados. El gobernador Andrew Bailey lanzó un ultimatum a los invesores, y en particular a los administradores de fondos de pensiones en el Reino Unido: «Reequilibren sus posiciones antes del viernes».

El BoE (por sus iniciales en inglés) tuvo que ampliar esta semana su intervención en el mercado de deuda pública para contener las «ventas masivas» que se estaban produciendo, y extendió de hecho sus operaciones diarias de compra para incluir los bonos indexados a la inflación.

Andrew Bailey recordó que la intervención del banco central en los mercados financieros anunciada el 28 de septiembre iba a ser puntual y que se extendería durante dos semanas. El anuncio del BoE sirvió para devolver cierta estabilidad a los mercados, aunque el programa de apoyo de emergencia (con la compra de bonos estimada en 72.000 millones de euros) ha sido al final sustancialmente menor a al anunciada.

Ayer el Banco de Inglaterra comunicó oficialmente que la decisión de acabar su intervención el viernes quedó «absolutamente clara» tras una reunión con celebrada con directivos de la City. Según el Financial Times, sin embargo, el banco central ha dejado la puerta abierta a una extensión de la fecha límite si los mercados siguen dando señales de volatilidad.

Alerta

De hecho, ayer fue uno de los días más activos desde la intervención de emergencia, con la compra de 4.400 millones de libras (5.300 millones de euros) en «guilts» o bonos soberanos. Fuentes citadas por el FT aseguraron que los inversores han interpretado el mensaje de Andrew Bailey como una señal de alerta, pero que en el fondo están convencidos de que la intervención se mantendrá hasta que el Gobierno de Liz Truss no dé señales de «una trayectoria fiscal sostenible».

El ultimátum de Bailey agitó de nuevo los mercados. La cotización de la libra volvió a caer a 1,09 frente al dólar a última hora del martes, aunque recuperó terreno el miércoles. La cuenta atrás hacia el final de la intervención del BoE el viernes volverá a poner a pruena los nervios de los inversores, en medio del fuego cruzado sobre cuál fue el origen de la tormenta financiera.

El Gobierno de Liz Truss no solo ha eludido la responsabilidad, sino que ha llegado a culpar al Banco de Inglaterra. El secretario de Empresas y Energía, Jacob Rees-Mogg, declaró que no existe una «la relación causal» con el presupuesto de emergencia y aseguró que la respuesta de los mercados «pudo igualmente estar relacionada con la decisión del Banco de Inglaterra» de no aumentar los tipos de interés al mismo nivel que la Reserva Federal (2,25% frente a 3%).


Etiquetas:  #Reino #Unido #teme #un #viernes #negro #con #el #fin #del #programa #de #compra #de #deuda #del #Banco #de #Inglaterra

COMENTARIOS