René Robert, el fotógrafo del flamenco que murió congelado tras caer en la calle
21:00
28 Enero 2022

René Robert, el fotógrafo del flamenco que murió congelado tras caer en la calle

Pasaba la treintena cuando descubrió la pasión que impulsaría su carrera y su vida: el flamenco. Fue en el Catalan, un tablao del París de la posguerra que reunía exiliados y artistas de gira por la capital

Fotografía Muere el fotógrafo francés René Robert congelado tras toda la noche tirado en la calle por una caída

Conocido por sus imágenes de bailaores y músicos flamencos, capturadas a lo largo de medio siglo de carrera, el fotógrafo René Robert falleció de hipotermia a los 85 años el jueves 20 de enero en el hospital Cochin de París. Las circunstancias de su muerte fueron reveladas por su amigo, el periodista y escritor Michel Mompontet. "Salió a pasear al final de la tarde, se cayó y nadie le ayudó a levantarse".

Robert nació en 1936 en Friburgo, una pequeña ciudad en los Alpes suizos. Su pasión por la fotografía empezó gracias al "padre de un muy buen amigo que solía hacer fotos y revelar las imágenes en blanco y negro en su bodega", recordaba Robert en una entrevista con la revista especializada Musique Alhambra. "Me invitó a ver cómo se hacía y fue una revelación para mí: descubrir la imagen me pareció algo milagroso". Se formó como fotógrafo en Lausana, donde dio también sus primeros pasos como reportero.

A finales de los 50 se trasladó a París, donde trabajó en la moda, la publicidad y también en la enseñanza. Pasaba la treintena cuando descubrió la pasión que impulsaría su carrera y su vida: el flamenco. Fue en el Catalan, un tablao del París de la posguerra que reunía exiliados y artistas de gira por la capital. "Picasso lo había frecuentado, entre otras cosas porque su estudio estaba situado en la calle. Era el lugar de encuentro de algunos españoles de París, pero también de todos aquellos que se interesaban por el flamenco", relató Robert en la misma publicación.

Para un hombre "educado en un ambiente que apenas muestra sus sentimientos en público" el mundo del flamenco supuso un contraste cautivador. "Me subyugó la fuerza, el nervio, la desvergüenza expresiva de estos artistas, su manera de exponer lo trágico, el dolor, el sufrimiento, pero también la vitalidad alegre, rítmica y sensual", explicó el propio fotógrafo en un texto escrito para una exposición que recorría su trayectoria, durante el Festival Flamenco de Nîmes en 2015.

Rápidamente su nueva pasión acapara su producción fotográfica, se da a conocer en el microcosmos parisino y captura con su objetivo lo mejor del flamenco del último medio siglo. Las imágenes de René Robert retrataban a los artistas en acción, en fotografías llenas de movimiento, en blanco y negro. "No están posando, sino moviéndose y viviendo su arte, mis fotos intentan mostrar momentos de emoción, de belleza y, sin embargo, bloquean los movimientos, hacen callar el cante y la guitarra". A lo largo de los años, viajó frecuentemente a España, donde fotografía incansablemente a casi trescientos cantaores, guitarristas y bailaores. "Poco a poco fue trabando amistad con Paco de Lucía, con Camarón, con todos", recordaba su amigo Michel Mompontet "y él, que hablaba tan mal español, se convirtió en el confidente de muchos de ellos".

Una calle transitada

A través del flamenco conoció a Mompontet, también gran aficionado. El periodista le dedicó esta semana su columna diaria en el canal de noticias público France Info, en el que describió las circunstancias de su muerte. "¿Tropezó? ¿Se desmayó? No lo sabemos. Lo que sabemos es que se cayó, aturdido, y no pudo volver a levantarse. Cuando llegó la ambulancia, alertados por un sintecho, debían ser las 6.30 de la mañana; lo trasladaron al hospital con hipotermia extrema y no pudo ser reanimado. Demasiado tarde, demasiado frío", relataba Mompontet, antes de recordar que se trata de una calle transitada de París, entre Les Halles y République. "¿Cómo hemos podido llegar a esto? Lo que dice de nosotros este trágico final, sobre nuestro comportamiento y nuestra solidaridad con el prójimo, es algo totalmente espantoso".

Al final de su columna, el periodista lanzó un llamamiento para intentar encontrar a la persona que finalmente había rescatado a René Robert. "Su viuda estaba buscando a la persona que lo rescató y encontró a una mujer llamada Fabienne, a la que ella y René habían regalado ropa durante mucho tiempo, explicaba hace unos días Mompontet al diario Le Figaro. "Fue su pareja la que llamó a los bomberos, van a encontrarse para hablar".

La obra de René Robert está recogida en varios libros, entre ellos La Voz de los flamencos (2008) y una parte se guarda en el Departamento de Grabados y Fotografía de la Bibliothèque nationale de France, que alberga 593 fotos, todas en blanco y negro.



Etiquetas:  #René #Robert #el #fotógrafo #del #flamenco #que #murió #congelado #tras #caer #en #la #calle

COMENTARIOS