Ricky Rubio hace honores a Saitama
02:54
27 Julio 2021

Ricky Rubio hace honores a Saitama

Una solvente actuación del base (20 puntos, nueve asistencias) otorga la primera victoria en los Juegos a una España de dos velocidades ante Japón (77-88).

Luka Doncic 48 puntos ante Argentina (118-100) Rudy Fernández "Fue fundamental para mi carrera pedir ayuda" Piti Hurtado Donde fuiste feliz Fase de grupos Programa y resultados

La España de los amaneceres trémulos en los torneos, la de las dudas iniciales que luego revierten en poderío y éxitos, no quiere esta vez sustos, que ya tuvo bastante antes de empezar los Juegos. Todo lo sucedido con Juancho Hernangómez y su definitiva ausencia no es otra cosa que un acicate, uno de esos leitmotiv de los que la selección se vale para dominar el mundo. Ante Japón, aún en la retina la exhibición de Luka Doncic en Saitama un rato antes, España mostró colmillo, pero también algún resorte por ajustar. [Narración y estadísticas (77-88)].

También el escenario ayuda, porque pasaron 15 años y tantas medallas, pero nada como aquello. Saitama es una palabra mágica y el retorno merecía honores. Los que estuvieron de aquel Mundial -quedan Pau y Marc Gasol, Rudy y Chacho- y los que vendrían después. Especialemente Ricky Rubio.

Porque fue la primera unidad la que resultó inabordable para los locales, los que más echarán de menos el calor de las tribunas del impresionante escenario. Alberto Abalde es, de momento, el elegido para suplir al "insustituible" Juancho. El 7-16 de partida iba a tener, sin embargo, un buen lapsus. Porque en las rotaciones España encontró poca grasa en la cadena.

Pau y Garuba es un experimento aún por funcionar, peor todavía con Willy, al que Scariolo ya avisó que le costaría encontrar minutos. Tres gigantes son demasiado. Japón se vino arriba de la manos de sus dos NBA, Hachimura y Watanabe. Y de la osadía de un tipo que no levanta el 1,70 metros, Yuki Togashi. Al comienzo del segundo acto, los nipones igualaron (26-26). Pero entonces todo iba a saltar por los aires.

Parcial de 0-19

Scariolo no quiso más dudas. Devolvió a la pista al quinteto, enorme también el trabajo de Claver, y España asestó un parcial terrible, un 0-19 en un pestañeo que desarboló al equipo que dirige Julio Lamas. Al descanso, la máxima (28-48) hasta entonces. Ricky, de nuevo, con esa confianza vestido de rojo que le encumbró en el pasado Mundial.

La segunda parte se pareció bastante, con una buena salida -Abrines sustituyó a Abalde en el quinteto- y un bajón después. A Scariolo no le gustaron demasiado un par de defensas del gallego del Madrid y le mandó al banquillo por el recién aterrizao López-Aróstegui. Japón se volvió a acercar (59-69) y, sobre todo, a sembrar malas sensaciones.

Porque sin fluidez, de pronto se volvió a parecer todo demasiado a esos partidos perezosos que contagian las caras largas. Como, sin ir demasiado lejos, los de la primera fase del Mundial 2019, los tres partidos de Guangzhou. No corrió peligro el resultado, pero sí se puso de manifiesto que la segunda unidad no carbura aún. Aunque para eso estaba Ricky, para todo: 20 puntos, nueve asistencias...


Etiquetas:  #Ricky #Rubio #hace #honores #a #Saitama

COMENTARIOS