Rusia evacúa a sus civiles de Jersón pero no a sus soldados para convertirlo en el nuevo Stalingrado
03:12
25 Octubre 2022

Rusia evacúa a sus civiles de Jersón pero no a sus soldados para convertirlo en el nuevo Stalingrado

Las tropas rusas sufren en Jersón el asedio de las Fuerzas ucranianas y para frenarlas han creado las denominadas ''fuerzas de defensa territorial''.

La ciudad de Jersón, la segunda mayor de Ucrania, es la única que se encuentra completamente bajo control ruso. Pero también es en la que se están desarrollando los combates más intensos de las últimas semanas. Situada al sureste del país, a orillas del mar Negro y del río Dniéper, su ubicación es estratégica.

En los últimos días el despiadado general Sergei Surovikin, nuevo comandante de la 'operación militar especial' del Kremlin, ha alertado del incremento de la tensión en la zona debido a que todas las vías de comunicación hacia el otro lado del río Dniéper han sido dañadas por Ucrania y eso hace que Rusia tenga problemas logísticos para un repliegue ordenado. 

Las tropas rusas sufren el asedio constante de las Fuerzas ucranianas, por eso han empezado a evacuar la urbe, pero mantienen allí a sus soldados. Las tropas rusas desplegadas en la zona "son de buena calidad", pero están "en un callejón sin salida" por lo que "Jersón podría convertirse en un nuevo Stalingrado" opina el capitán de navío retirado Valentin Mateiu, exmiembro de la inteligencia militar rumana.

[El Cruel Currículum de Surovikin, el "Perro Sanguinario" de Putin en Ucrania: Ataques Químicos y Torturas]

La batalla de Stalingrado, que enfrentó al Ejército rojo y a las Fuerzas alemanas durante la Segunda Guerra Mundial, fue la más sangrienta de la historia. Murieron aproximadamente dos millones de personas, entre soldados de ambos bandos y civiles soviéticos. Y supuso el principio del fin de los planes de Hitler por conquistar el mundo. Algo similiar le puede ocurrir a Putin aunque sus planes, de momento, se ciñen a Ucrania.

Para intentar poner fin a la sangría de bajas que están sufriendo entre sus filas, las autoridades prorrusas de Jersón han anunciado la creación de fuerzas de defensa territorial con las que frenar el avance de los soldados ucranianos.

Soldados rusos en la región de Jersón.

Soldados rusos en la región de Jersón. Gtres

"Para todos los hombres que desean quedarse en Jersón, a pesar de la creciente amenaza a la seguridad debido a las acciones de los nacionalistas ucranianos, existe la oportunidad de unirse a unidades de defensa territorial de la ciudad", anunció la administración regional en su canal de Telegram, tal y como recoge Efe.

A la vez, los prorrusos subrayaron que se trata únicamente de las personas que deciden conscientemente permanecer en la urbe, puesto que todos los demás pueden abandonarla "en cualquier momento".

Lucha o repliegue

La contraofensiva ucraniana en Jersón, donde Kiev continúa recuperando territorio, ha provocado que Rusia se encuentre ante un dilema: luchar por la provincia recién anexionada a través de los referendos ilegales o, por lo contrario, replegarse.

Según Kiev y algunos análisis occidentales, las tropas rusas ya han comenzado a retirarse en paralelo a la evacuación de civiles de la región y de la única capital provincial bajo su control. El movimiento comenzó, según su versión, después de que Surovikin afirmara el martes que la situación en Jersón era "difícil".

[El riesgo de un ataque nuclear 'táctico' de Putin: de la crisis en Cuba en 1962 a Ucrania en 2022]

De perder Jersón, esencial para el corredor terrestre que ha conseguido crear desde el este al sur y para la protección y el suministro de agua de la anexionada península de Crimea, Rusia sufriría uno de los golpes más duros desde el inicio de la guerra.

Movilizados para mantener el frente

El Mando Sur de Ucrania cree que Rusia dejará unos 2.000 hombres recién movilizados y poco entrenados al cargo de las líneas de defensa y continuará atacando las posiciones ucranianas para cubrir la retirada de las tropas a través del río.

Putin saluda a un reservista ruso en la región rusa de Ryazan.

Putin saluda a un reservista ruso en la región rusa de Ryazan. Reuters

Dado que todas las vías de comunicación hacia el otro lado del río han sido dañadas por Ucrania, Rusia tiene problemas logísticos para un repliegue ordenado. Sin embargo, ha conseguido construir junto al agujereado puente de Antonivka un pontón de barcazas, según la información que maneja la inteligencia británica.

Mientras, en la capital provincial, parte de los soldados rusos se quedará en la ciudad para preparar "batallas urbanas", según el Estado Mayor.

"Ocupantes rusos que permanecieron en la ciudad se están vistiendo de civiles y mudándose a apartamento abandonados. El enemigo está preparando Jersón para batallas urbanas", indicó.

Rusia sigue con la evacuación

El Kremlin no ha querido pronunciarse sobre si el presidente ruso, Vladimir Putin, ha ordenado o no un repliegue de la región. El portavoz, Dmitri Peskov, remitió al Ministerio de Defensa, que guarda por ahora silencio sobre sus planes.

[Un millón de ucranianos se queda sin luz por los bombardeos mientras Rusia evacúa Jersón]

En el plano bélico, el Ministerio de Defensa, encabezado por Serguei Shoigu, asegura no obstante a diario que ha repelido ataques ucranianos en la provincia.

Este domingo el portavoz castrense, Igor Konashenkov, dijo que "el enemigo intentó sin éxito atacar con un batallón de infantería motorizado reforzado las posiciones de nuestras tropas" en cuatro localidades de la región. "El enemigo fue obligado a regresar a sus posiciones iniciales. Más de 90 militares ucranianos, tres tanques, ocho vehículos blindados de combate fueron destruidos", aseguró.

El presidente de Rusia, Vladimir Putin, junto a su ministro de Defensa, Serguei Shoigu, el pasado agosto.

El presidente de Rusia, Vladimir Putin, junto a su ministro de Defensa, Serguei Shoigu, el pasado agosto. Reuters

También las autoridades prorrusas intentan hacer ver que todo está bajo control en el frente. Ucrania, afirmó en Telegram el vicegobernador de Jersón, Kirl Stremosusov, "intenta romper la línea de defensa en pequeños grupos, pero son inmediatamente destruidos por fuego de artillería".

Aseguró además que la primera línea de defensa "ya está comenzando a prepararse para el invierno". "El frente se ha estabilizado. Se continúa reforzando la línea de contacto con personas, armas y equipos", añadió.

[Despachos desde el frente: BHL, testigo directo de cómo "Ucrania se acerca a la victoria a su ritmo"]

A la vez, los prorrusos continúan sus llamamientos a los civiles para que se marchen de la provincia, después de que sólo unos 25.000 la abandonaran de los hasta 60.000 que estaba previsto que lo hubieran hecho ya este martes.

Tras morir este domingo un civil por un supuesto "ataque terrorista" ucraniano en la capital regional, Stremoúsov recomendó "encarecidamente a todos los residentes abandonar la parte derecha de la región".

Kiev denuncia el pánico que Rusia pretende difundir entre la población y asegura que sus tropas no tienen como objetivo a los civiles, a diferencia de las rusas.

Guerra Rusia -Ucrania

Guerra Rusia-Ucrania Rusia Ucrania Vladimir Putin

Etiquetas:  #Rusia #evacúa #a #sus #civiles #de #Jersón #pero #no #a #sus #soldados #para #convertirlo #en #el #nuevo #Stalingrado

COMENTARIOS