Sadie Frost: ''La minifalda de Mary Quant fue un corte de mangas al Gobierno''
12:57
10 Mayo 2022

Sadie Frost: ''La minifalda de Mary Quant fue un corte de mangas al Gobierno''

La actriz y realizadora retrata en un documental a la diseñadora británica, estilista de cabecera de los 60, la era de la píldora y el rock'n'roll

Revolución La vida de Mary Quant, la diseñadora que creó la minifalda y liberó a las mujeres Exposición La creadora de la minifalda, Mary Quant, ausente de su exposición en Londres

Una década antes de que los Beatles conquistaran el planeta, Mary Quant abrió su primera tienda de ropa, Bazaar, en King's Road, en 1955. Quant, que ya intuía el terremoto juvenil que se avecinaba y que eclosionó en los 60, empezó a vender como rosquillas su prenda estrella, la minifalda.

"Ella siempre fue bastante tomboy y una gran abanderada de la androginia, de mezclar lo femenino y lo masculino. La idea de la minifalda no era provocar a los hombres, sino tener la libertad para correr, subirte a un árbol, hacer lo que te diera la gana", explica la actriz, empresaria de moda y productora de cine Sadie Frost, que ha dirigido el documental Quant, la cinta que inaugura el próximo jueves el festival Moritz Feed Dog en Barcelona.

"No se me ocurre otra pieza de ropa con un significado político tan importante para la mujer como lo tuvo la minifalda en su día. Llegó acompañada de un montón de libertades, la píldora anticonceptiva, la incorporación de la mujer al trabajo, el rock'n'roll... probablemente sólo sea comparable a cuando las mujeres, después de haberlo tenido prohibido, empezaron a llevar pantalones", cuenta Frost, para quien el fenómeno de la minifalda es comparable al del punk. "En Inglaterra todo era cuestión de clases. La que tenía el dinero siempre había controlado lo que sucedía en la moda hasta que llegó Quant, que le dio a las chicas de clase trabajadora un vehículo para decir que las cosas estaban cambiando, que no iban a ser como sus madres. Fue tan escandaloso. Un corte de mangas al gobierno y la sociedad".

Se nota que Frost, una presencia habitual en los tabloides ingleses en la primera década de los dosmiles por su sonado divorcio de Jude Law, padre de tres de sus hijos, tiene una estupenda agenda de contactos: en el documental aparecen Kate Moss, Edward Enninful, Vivienne Westwood y Dave Davies de The Kinks analizando el impacto social y cultural de la minifalda, un invento cuya autoría original sigue siendo una cuestión brumosa que suele repartirse entre Courrèges y la diseñadora británica. "Creo que a veces la misma idea puede surgir en dos sitios distintos a la vez, como pasó con la bombilla, y que se les puede dar el crédito a ambos", explica Frost, "todo el mundo tiene su opinión sobre quién fue el primero, yo me inclino por pensar que fue el producto de algo colectivo, que estaba en el ambiente".

El documental descubre a una Quant tímida y listísima, acostumbrada a torear la condescendencia masculina con media sonrisa y toneladas de elegancia, también a una empresaria adelantada a su tiempo que construyó un imperio comercial (su marca llegó a conquistar Japón y Estados Unidos) que fue mucho más allá de la ropa y que también incluía calzado, maquillaje y productos para el hogar. "Levantó una gran compañía a lo largo de cinco décadas, fue una de las grandes exportaciones británicas de la época. Yo fui una niña de los 60 y la moda también es una de mis grandes pasiones, así que su figura siempre ha sido crucial para mi. Ahora esa generación está desapareciendo y es muy importante asegurarme de que su legado perdure y de que nadie la olvide. Hay toda una nueva generación de jóvenes que deberían saber lo que Mary hizo por las mujeres", afirma la realizadora. "Su hijo siempre me dice que ella no se veía a sí misma como una feminista, pero está claro que lo fue. Hizo muchísimo por las mujeres, las animó a ser creativas, expresivas, era una adelantada a su tiempo. Hoy, con todo lo que esta pasando, sería una feminista de vanguardia, estoy segura".

Quant tiene hoy 92 años y desde la pandemia vive recluida sin acudir a actos públicos. No aparece en el documental, aunque le ha dado el visto bueno y su hijo y sus nietos sí se involucraron. Quant también sirve para conocer al que fue el amor de su vida, Alexander Plunkett-Greene, un joven de clase alta al que Quant conoció estudiando en la academia de arte Goldsmiths y con el que formó un sensacional tándem empresarial y sentimental hasta su muerte, en 1990. Apuesto, adinerado, muy bien conectado , extrovertido y con la clase de llave que abre todas las puertas, Plunkett-Greene se volcó en la parte más comercial y de relaciones públicas del proyecto de Quant, a la que siempre consideró su musa. "En los 50 no era tan habitual que alguien de clase alta se juntara con alguien de clase trabajadora, y creo que de ese crisol surgió algo tan excitante como lo que hizo Quant", opina Frost. "Para él era fascinante observar cómo ella se expresaba a través de la ropa. Los ricos siempre han podido ponerse lo les plazca, pero a las clases trabajadoras nunca se les había permitido vestir de un modo tan escandaloso, y eso es lo que hace que su historia sea tan interesante".


Etiquetas:  #Sadie #Frost #La #minifalda #de #Mary #Quant #fue #un #corte #de #mangas #al #Gobierno

COMENTARIOS