Sánchez maneja un dosier para convocar elecciones sin disolver las Cortes y votar el 10-D de 2023
03:33
23 Abril 2022

Sánchez maneja un dosier para convocar elecciones sin disolver las Cortes y votar el 10-D de 2023

Pedro Sánchez tiene que convocar elecciones sin disolver las Cortes para que la Princesa Leonor jure la Constitución al cumplir 18, el 31 de octubre.

Pedro Sánchez es consciente de que si logra cumplir su expresado deseo de "recuperar la tradición de las legislaturas completas, de cuatro años, que dotan de estabilidad a las instituciones", hay un mandato constitucional que le impedirá actuar con normalidad. El presidente tendrá que convocar las elecciones generales de 2023 a mediados del mes de octubre, pero no podrá disolver las Cortes hasta noviembre. 

A la acumulación de problemas importados -desde la pandemia a la guerra en Ucrania- que han convulsionado su mandato, se le añaden las zozobras de una coalición de gobierno inestable y unos socios parlamentarios que amenazan con "retirar el apoyo" si Moncloa no aclara el caso Pegasus

Además, el 31 de octubre de 2023 la Princesa Leonor cumple 18 años. En esa fecha, la heredera al trono debe celebrar su cumpleaños jurando "desempeñar fielmente sus funciones, guardar y hacer guardar la Constitución y las leyes, y respetar los derechos de los ciudadanos y de las Comunidades Autónomas". El artículo 61 de la Constitución de 1978 así lo mandata, como hizo Felipe VI el 30 de enero de 1986.

Felipe de Borbón, entonces Príncipe de Asturias, jura la Constitución y fidelidad al Rey ante las Cortes, el 30 de enero de 1986.

Felipe de Borbón, entonces Príncipe de Asturias, jura la Constitución y fidelidad al Rey ante las Cortes, el 30 de enero de 1986. Congreso

Pero en esa fecha deberían estar ya convocadas las elecciones... porque, aunque Sánchez tiene hasta el 10 de noviembre -cuarto aniversario de las elecciones de 2019- para disolver las Cortes, el artículo 42 de la Ley Orgánica del Régimen Electoral General establece que las elecciones habrán de celebrarse "el día quincuagésimo cuarto después de la convocatoria"... y en ese caso tocaría ir a las urnas el 3 de enero de 2024: un miércoles y con toda la campaña electoral en Navidad.

La previsión de Moncloa, si Sánchez resiste hasta el final de la legislatura, es que las elecciones se celebren el 10 de diciembre. Pero como eso obligaría al Consejo de Ministros a aprobar el preceptivo decreto en la reunión semanal del martes 17 de octubre, el texto legal no podría incluir la disolución del Congreso y el Senado.

Porque Leonor "no puede jurar, de ningún modo, ante la Diputación Permanente" ni hacerlo antes de "alcanzar la mayoría de edad". Así lo aclara el abogado Luis María Cazorla Prieto, que fue secretario general del Congreso de los Diputados y letrado mayor de las Cortes Generales entre los años 1982 y 1988.

Pirueta jurídica

Para esta pirueta jurídica, el ministro de la Presidencia, Félix Bolaños, ya cuenta con un informe documentado elaborado por Cazorla Prieto.

El prestigioso abogado, presidente de su propio despacho desde hace años, es miembro de la Real Academia de Jurisprudencia y Legislación. La institución publicó el año pasado un libro suyo, de 82 páginas, que trata precisamente sobre este extremo. De hecho, el académico abrió solemnemente el curso 2021 con una conferencia sobre "los aspectos constitucionales y parlamentarios del juramento de la Princesa Leonor".

Según los datos recabados para esta información, corroborados en fuentes de Moncloa, la preferencia es el 10 de diciembre. Aún hay otra fecha en diciembre de 2023 disponible, el domingo 17, para la que el decreto de convocatoria debería aprobarse el martes 24 de octubre... siempre antes de la jura de la Heredera-.

Pero en ese caso, la semana central de la campaña estaría cruzada con el largo puente de los festivos de la Constitución y la Inmaculada. De cualquier modo, todo este galimatías implicaría una convocatoria sin disolución de las Cámaras, y Sánchez "ampliaría el mandato de las Cortes" aunque el BOE hubiera publicado el decreto de convocatoria electoral.

Tal como especifica el artículo 167 de la Ley Orgánica del Régimen Electoral General (LOREG), en el supuesto de extinción de la legislatura, el decreto de disolución ha de incluir la convocatoria de elecciones. Es, pues, imposible una disolución sin convocatoria aunque "sí es posible una convocatoria sin disolución"

Remontar las encuestas

Sánchez necesita darse tiempo. Debe apurar para darle la vuelta a las encuestas que ya lo colocan por detrás de Alberto Núñez Feijóo.

Los fondos europeos de recuperación aún no son percibidos por la ciudadanía y la recuperación tras la pandemia se ha visto truncada por el IPC disparado y las consecuencias de la guerra en Ucrania.

Pedro Sánchez, presidente del Gobierno, recibe a Alberto Núñez Feijóo, líder del PP, en Moncloa.

Pedro Sánchez, presidente del Gobierno, recibe a Alberto Núñez Feijóo, líder del PP, en Moncloa. EP

Además, hay que recordar que en el segundo semestre de 2023 España ostentará la Presidencia rotatoria de la Unión Europea. Como el francés Emmanuel Macron, en esta primera mitad de 2022, Sánchez podrá beneficiarse electoralmente de la visibilidad internacional que le dará su liderazgo en el Consejo.

De ahí el empeño en llegar hasta el final de la legislatura. E incluso los estudios encargados por el Ministerio de Bolaños para confirmar "hasta qué fecha" podía alargarse el mandato. Moncloa llegó a sopesar una votación en enero, pero no halló el soporte legal. Entre esos documentos está el ya citado del letrado Cazorla Prieto. 

En resumidas cuentas: si nada ocurre, lo más probable es que los españoles votemos el 10 de diciembre de 2023. Las urnas se habrán convocado -como toca- en octubre, pero las Cortes no habrán sido disueltas -excepcionalmente- hasta noviembre.

La mayoría de edad de Leonor de Borbón obliga. Y es que, en caso de que la Princesa jurara la Constitución ya en la XV Legislatura, el presidente del Gobierno debería disolver el Congreso y el Senado con antelación suficiente para que las nuevas Cámaras estuvieran debidamente constituidas... lo que obligaría a ir a elecciones en septiembre y tener las Cámaras disueltas en verano. Pero es impediría a Sánchez ejercer su presidencia de la Unión Europea, que comenzará en julio.

Elecciones Generales Felipe VI Leonor de Borbón Ortiz Pedro Sánchez

Etiquetas:  #Sánchez #maneja #un #dosier #para #convocar #elecciones #sin #disolver #las #Cortes #y #votar #el #10 #D #de #2023

COMENTARIOS