Sánchez y Yolanda Díaz competirán por revitalizar la izquierda con dos 'procesos de escucha' paralelos
16:21
27 Agosto 2022

Sánchez y Yolanda Díaz competirán por revitalizar la izquierda con dos 'procesos de escucha' paralelos

El PSOE saldrá a la calle a «escuchar» hasta final de año, como la vicepresidenta

Política Pedro Sánchez se echa a la calle y a la carretera para frenar al PP: maratón de actos por España hasta final de año Política Yolanda Díaz impulsará Sumar mientras negocia la nueva subida del SMI

La primera de las batallas se dará en las plazas. La tendencia al alza del Partido Popular en las encuestas y la incertidumbre económica que amenaza al país obligan a la izquierda a volcarse en la calle, aproximarse a «la gente» con multitud de actos antes de final de año y «escuchar» las reclamaciones de la ciudadanía como principal consigna para devolver al electorado la confianza de cara a las urnas.

El tiempo, de hecho, corre en contra tanto para el PSOE como para el plan que está diseñando Yolanda Díaz. La carrera electoral hasta las generales tendrá una cota intermedia en mayo, con los comicios autonómicos y municipales, que valdrá de termómetro de cara al examen de los partidos en el plano nacional de finales de año. Por tanto, la izquierda arranca el curso desde ya con la intención de reconectar con sus bases y lograr un efecto movilizador que frene el impulso de la derecha.

Así, el Ejecutivo y el PSOE han diseñado un maratón de actos hasta final de año. En al menos una treintena de ellos participará Pedro Sánchez con el fin de «estar más cerca aún de la ciudadanía para explicar sus políticas y escuchar sus demandas», cuentan fuentes socialistas.

En el Gobierno y la cúpula del PSOE se trabaja con la perspectiva de que la guerra aún se prolongará en el tiempo y, con ello, sus efectos: una crisis socioeconómica y energética. Fuentes del PSOE explican que «comprenden el cansancio que ha generado la pandemia y la preocupación que supone ver que, cuando parecíamos salir de ella, las perspectivas económicas se ensombrecen por la guerra». Pero contraponen que el Gobierno está tomando medidas, insisten en que algunas «incómodas para determinados poderes», y ha diseñado la estrategia el Gobierno de la gente para intentar recuperar esa sintonía con la calle que ahora las encuestas muestran que no tiene.

La movilización afecta a todo el Gobierno y estamentos del PSOE: presidentes, presidentas, alcaldes, alcaldesas, candidatos y candidatas, tanto a las comunidades autónomas como a los ayuntamientos, porque, detallan desde la dirección de Ferraz, son estas personas quienes están más cerca de la gente y conocen de primera mano sus problemas.

Pero la campaña la liderará el propio Sánchez. De hecho, la primera parada del presidente será en Sevilla, única gran alcaldía que mantienen los socialistas en Andalucía tras la debacle del pasado junio en las urnas.

Se trata de cambiar la tendencia no sólo demoscópica, sino de percepción entre la ciudadanía: tratar de alejar la imagen de un presidente subido en el Falcon, como lo ilustra la oposición, con preferencia por la agenda internacional. Se quiere mostrar un Sánchez sin el traje, un Sánchez que anda por la calle, habla con la gente, entra en comercios... Mientras hace pedagogía sobre la acción de Gobierno.

De ahí, como desgranan en la cúpula socialista, hasta final de año el presidente y secretario general participará en unos 30 eventos por toda España, la mayoría de ellos serán jornadas territoriales de la mano del mundo local. Una estrategia que se aprobará en la Ejecutiva del partido que se celebra el próximo lunes 29 de agosto.

El caso de Díaz es más complejo aún. La vicepresidenta, que arrancó en julio su fase de acercamiento a la ciudadanía, tiene además el reto de articular un proyecto político en el que el peso recaiga en protagonistas civiles y los partidos políticos jueguen un rol secundario. Un objetivo ambicioso pero complicado, sabiendo además que Díaz busca con su plataforma la reunificación de las fuerzas a la izquierda del PSOE mediante un conglomerado que forme un frente amplio con potencia electoral. Pero lo cierto es que hasta el momento el proceso de escucha de Díaz apenas ha dado sus primeros pasos. A pesar de que hace dos meses que la vicepresidenta segunda del Gobierno presentó oficialmente la plataforma Sumar, con la que ejecutar este acercamiento a la ciudadanía, sólo se ha celebrado un acto más. Fue en Madrid, apenas dos semanas después del pistoletazo de salida.

La ministra de Trabajo concentrará en los últimos meses antes de Navidad su aproximación a la ciudadanía, en paralelo a como prevé hacerlo el PSOE. La próxima semana, de hecho, llevará su escucha a Galicia, donde se reunirá con la España «despoblada» en O Courel (Lugo), y está previsto que desde entonces hasta Navidad recorra diversos puntos de España antes de abordar, ya en enero, el engranaje político de su proyecto.

En la rama morada del Ejecutivo se considera que los Presupuestos Generales del Estado, cuya negociación ya ha comenzado, son la oportunidad para ganar los primeros votos de cara a los siguientes comicios. La también ministra de Trabajo ha arrancado el curso político con dureza, arremetiendo contra los empresarios e instándoles a secundar la siguiente subida del SMI que Díaz pretende lograr en estas cuentas públicas. La comisión de expertos delegada para estudiar la operación, de hecho, se reunirá el próximo viernes, apenas un día después del acto de Sumar en Lugo.


Etiquetas:  #Sánchez #y #Yolanda #Díaz #competirán #por #revitalizar #la #izquierda #con #dos #procesos #de #escucha #paralelos

COMENTARIOS