Santa Comba, el pueblo gallego de las mociones de censura y las extrañas alianzas
02:15
20 Junio 2021

Santa Comba, el pueblo gallego de las mociones de censura y las extrañas alianzas

La alcaldesa (PP) llega al cargo gracias a una moción apoyada por el propio alcalde saliente (PSOE), al que ya desalojó con otra moción en 2016.

La política local es diferente y muchas veces las alianzas no obedecen al eje izquierda-derecha o a las dinámicas del Congreso de los Diputados y los Parlamentos autonómicos. En el municipio coruñés de Santa Comba, que va a ritmo de una moción de censura en cada legislatura, esta máxima se lleva al extremo.

Esta misma semana el bastón de mando ha vuelto a manos del PP: la nueva alcaldesa, María Pose, repetirá en el cargo tras una moción de censura, igual que había hecho en 2016. La diferencia está en sus apoyos, ya que en 2016 le arrebató la alcaldía al socialista José Antonio Ucha y ahora es el propio Ucha el que se la devuelve a ella.

En las elecciones municipales de 2015, este municipio de 9.700 habitantes ubicado en la comarca del Xallas, repartió cinco escaños para PSdeG y PPdeG -con los socialistas por delante por 400 votos- y otros tres para la formación galleguista Terra Galega, con antiguos ediles populares en sus filas.

Así, el candidato socialista José Antonio Ucha Velo se convirtió en alcalde al ser la suya la lista más votada. Su rival, la popular María Pose, ya había sido regidora anteriormente, aunque tampoco desde el arranque de la legislatura: en 2014 reemplazó a Antonio Landeira Gallardo después de que dimitiese tras recibir una multa de 1.800 por conducir ebrio.

Un año después, sin embargo, el PPdeG consiguió sumar a su causa a los tres ediles de Terra Galega y presentó una moción de censura contra un PSdeG "anclado en la soberbia" y sumido en "un autoritarismo desquiciado", por lo que Pose volvía a ser alcaldesa.

Reproches

En 2019, el PPdeG mejoró su resultado se quedó con seis ediles, aunque a escasos votos de la mayoría absoluta, mientras que el PSdeG subió a seis y la formación Compromiso por Galicia (CxG) -cercana a las posiciones del Partido Nacionalista Vasco (PNV)- logró entrar en el pleno con un único representante.

En esta ocasión, el socialista Ucha Velo alcanzó un acuerdo con el candidato de CxG, David Barbeira, para repartirse la legislatura, de tal modo que el exalcalde tomaría el bastón de mando pasados dos años de legislatura.

Dos años pasaron desde entonces y, tras una tensa relación, Barbeira se negó a cumplir su acuerdo y permitir al PSdeG, de acuerdo con lo pactado, gobernar lo que resta de legislatura.

Ante esta situación, la popular María Pose presentó una moción de censura que salió adelante el pasado 15 de junio con el apoyo de la bancada popular y de dos ediles socialistas: Cristina Fajín y Ucha Velo, quien le devolvía el bastón de mando a quien se lo había arrebatado cuatro años antes.

El pleno estuvo marcado por el intercambio de reproches entre los antiguos socios de Gobierno, con Barbeira acusando al PSdeG de haber sido "su propia oposición" y Ucha Velo afeando la "falta de dignidad" del primero al no aceptar el relevo, lo que obligó a presentar una moción de censura.

Ahora, Pose es alcaldesa por tercera vez, aunque sólo ha estado tres años en el cargo. Todo apunta a que ahora finalizará la legislatura como regidora y, ya en 2023, los vecinos de Santa Combra repartirán de nuevo las cartas que, quién sabe, podrían propiciar una tercera moción de censura.


Etiquetas:  #Santa #Comba #el #pueblo #gallego #de #las #mociones #de #censura #y #las #extrañas #alianzas

COMENTARIOS