Ter Stegen, cada vez menos milagros
14:48
2 Octubre 2021

Ter Stegen, cada vez menos milagros

La fiabilidad del guardameta alemán con el Barcelona ha disminuído esta temporada y recibe más de un gol por partido.

Marc-André ter Stegen, durante mucho tiempo, fue considerado como el mayor acierto de la gestión de Andoni Zubizarreta al frente de la dirección deportiva del Barça. El ex portero azulgrana eligió como relevo de toda una figura clave en ese puesto, Víctor Valdés, a un meta alemán cuyo nombre no le sonaba demasiado al público general, pero que acabó por rodearse de un halo de fiabilidad puramente germana en sus primeras campañas en el club. Una condición que ahora está seriamente en entredicho.

Su rendimiento ha seguido una línea decreciente en los últimos tiempos. Nadie pone en duda que su capacidad para jugar con los pies es elevadísima, y que eso supone todo un plus para jugar en el Barça, pero, a la hora de lo que realmente se busca en un portero, las paradas, el capítulo ha ido perdiendo poco a poco su esplendor inicial. Sobre todo, se echan de menos acciones decisivas, esos milagros que una y otra vez han firmado estrellas del calibre de Iker Casillas, Gianluigi Buffon, Thibaut Courtois o Jan Oblak.

En lo que llevamos de temporada, ha encajado ocho goles en seis partidos. En la Liga, las cosas pintan bastante bien: lleva dos en cuatro partidos y ha conseguido dejar su meta a cero en dos ocasiones. En la Champions, en cambio, acumula seis tantos encajados en sólo dos encuentros. El Bayern y el Benfica humillaron a los azulgrana.

Esa falta de paradas decisivas se ha dejado notar, fundamentalmente, en Europa. En su primera temporada en el Barça, la 2014-15, con Bravo como titular en la Liga, se llevó 11 goles en 13 partidos en la Champions en los que terminó levantando la quinta Copa de Europa del club. Sólo el PSG, en la fase de grupos, y el Bayern, en la vuelta de semifinales, lograron más de un gol: ambos vencieron por 3-2. Y eso que en el Allianz Arena firmó, precisamente, un par de esos milagros que ahora tanto se echan de menos. Uno de ellos, a disparo de Lewandowski y con una doble intervención que fue considerada como la mejor parada de esa edición.

Lo más curioso es que, entre la temporada 2014-15 y la 2019-20, el rendimiento en Europa de Ter Stegen sólo se resintió en momentos puntuales. A veces, decisivos. En la 2015-16, no encajó nunca más de un gol hasta que el Atlético, en la vuelta de las semifinales, logró un 2-0 que eliminaba al Barça. En la 2017-18, se llevó 12 en nueve partidos. Tres se los marcó el City en el Etihad; cuatro el PSG en la ida de esos octavos que acabaron con remontada por 6-1, y tres en la ida de cuartos ante una Juventus que rubricó su eliminación con un 0-0 en el Camp Nou.

En los años siguientes, las humillaciones fueron in crescendo: 3-0 ante la Roma en la vuelta de cuartos, 4-0 contra el Liverpool en la vuelta de semifinales y 2-8 frente al Bayern en cuartos. La Juve y el PSG, mientras, le endosaron un 0-3 y un 1-4 que fueron la antesala de su eliminación europea. Hoy, se mide al Atlético en el Wanda bajo la sombra de una mala salida, tras error de Piqué, que acabó por condenar a su equipo a la derrota la temporada pasada.


Etiquetas:  #Ter #Stegen #cada #vez #menos #milagros

COMENTARIOS