Ter Stegen pierde su luz: las operaciones en la rodilla, su peor porcentaje de paradas y la confianza ciega del Barça
14:42
21 Diciembre 2021

Ter Stegen pierde su luz: las operaciones en la rodilla, su peor porcentaje de paradas y la confianza ciega del Barça

El guardameta alemán, que hoy cumple 300 partidos como azulgrana, es el segundo portero de la Liga con peor porcentaje de acierto en paradas (58%), sólo por detrás del rojiblanco Oblak (50%)

Lopetegui "Nos espera uno de los mejores Barcelona de hace mucho tiempo"

El relato del modelo, indispensable para comprender tanto el éxito como la caída del Barcelona, acostumbra a llevárselo todo por delante. Las respuestas, pero también las coartadas, se buscan en el modelo. Cuando ayer Xavi Hernández trató de defender a Marc-André ter Stegen, portero que ha abandonado su estatus de semidiós para vivir uno de los momentos más complicados de su carrera, el técnico se puso a elogiar su juego de pies. «Su salida de balón nos da la vida. Sólo Manuel Neuer está a su nivel en ese sentido», dijo el entrenador.

Echemos la vista atrás. Víctor Valdés, probablemente uno de los mejores porteros de la historia del Barcelona, y también quien más veces vistió la camiseta azulgrana, pronunció una rueda de prensa el 31 de mayo de 2013 en la que anunció que no renovaría su contrato. Cuando quedaban un par de preguntas para concluir aquella comparecencia, a Valdés le preguntaron cuál debía ser el rol del portero en el Barça. Y Valdés, que no disimuló haber estado esperando esa pregunta durante toda su carrera, provocó un cortocircuito en el imaginario barcelonista.

«Todo el mundo habla del juego con los pies. Y yo siempre digo que el portero del Barça debe ser el mejor del mundo en el uno contra uno. Los números dicen que cada temporada te enfrentas a 25 o 30. Por tanto, más que el juego con los pies, es más importante el uno contra uno. Y de eso nadie habla». Aquella declaración de Valdés pasó completamente desapercibida. Él mismo era consciente que mejorar en la salida de balón le ayudó. Pero también que si no hubiera parado, con la final de la Champions de París en 2006 como punto culminante de su carrera, el Camp Nou se lo hubiera tragado.

Si hay algo que hace especial a Ter Stegen es que no exterioriza sus emociones. Un gol encajado no le hace bajar la cabeza. Tampoco se abronca a sí mismo o la toma con el compañero de turno. No busca excusas. Ni propias ni ajenas. Él, simplemente, vuelve a ajustarse los guantes y se coloca bajo palos fotocopiando una expresión que nunca cambia. «Es su manera de blindarse ante el exterior», explican desde la Ciutat Esportiva Joan Gamper. Los dirigentes del club aseguran no tener dudas con el guardameta alemán, a quien no se busca sustituto pese a la amplia rumorología al respecto. El técnico Xavi Hernández intenta animarle, sin pensar en la búsqueda de una alternativa que a estas alturas no contempla, como el brasileño Neto o el joven Iñaki Peña. De hecho, José Ramón de la Fuente, Dela, es de los pocos que ha resistido a los cambios del técnico de Terrassa y continúa siendo el ángel de la guarda del portero alemán. Pero Ter Stegen dejó de parar como solía.

Si bien es cierto que diferenciar a los porteros según sus estadísticas puede ser contraproducente al ser ellos los más expuestos a los errores estructurales y colectivos, los registros de Ter Stegen son muy llamativos. También lo son los de Jan Oblak. Dos guardametas que han ido perdiendo la confianza a medida que sus equipos han ido abriendo la puerta a sus rivales.

Courtois

Ter Stegen es el segundo peor portero en porcentaje de paradas de la Liga (apenas salva un 58% de los disparos a puerta). Sólo tiene por debajo a Oblak (50%). Aunque son los metas de los equipos más humildes quienes tienen más opciones de lucirse al ser quienes más disparos reciben, la estadística de Courtois en el Real Madrid (76% de acierto) habla de su relevancia en el área. Por encima sólo tiene al sevillista Bono (77%) y al portero del Athletic e internacional español Unai Simón (77%).

El porcentaje de acierto en paradas de Ter Stegen nunca había estado por debajo del 70%. El curso pasado aún resistía en el 71%, siendo las campañas 2016-17 (79%) y 2017-18 (78%) donde el meta alcanzó su pico de forma.

En esta Liga ha encajado el portero alemán 18 goles en 15 partidos. En la Champions no han ido mejor las cosas, con nueve tantos encajados en los seis encuentros de la fase de grupos. Sólo en seis de los 21 partidos oficiales que ha disputado esta temporada ha podido dejar su portería a cero.

En el club se resisten a considerar que Ter Stegen haya podido perder explosividad después de que los tres últimos veranos haya tenido que tratarse la rodilla derecha, con delicadas intervenciones quirúrgicas incluidas para reparar el tendón rotuliano por parte de Ramon Cugat (agosto 2020) y del sueco Håkan Alfredson (mayo 2021).

Ter Stegen, de 29 años y con contrato hasta 2025, asoma esta noche en Sánchez Pizjuán dispuesto a cumplir su partido 300 con el Barcelona. Sólo Sadurní (332), Ramallets (387), Zubizarreta (410) y Valdés (los citados 535) ha defendido más veces la portería azulgrana. Cada vez más discutido, él opta por mantenerse firme. Aunque sus manos ya no sean tan fiables como sus pies.


Etiquetas:  #Ter #Stegen #pierde #su #luz #las #operaciones #en #la #rodilla #su #peor #porcentaje #de #paradas #y #la #confianza #ciega #del #Barça

COMENTARIOS