Tiger Woods no quiere homenajes: está en Augusta vestido de superhéroe
23:30
7 Abril 2022

Tiger Woods no quiere homenajes: está en Augusta vestido de superhéroe

Entrega una primera tarjeta de 71 golpes en el Masters y se queda a sólo tres golpes del australiano Cameron Smith

Previa La tranquilidad de Jon Rahm en Augusta: "Juego por la gloria, no por el dinero"

Tiger Woods desafió una vez más al sentido común, al desgaste de tantas heridas. Cumplió su palabra y no volvió a Augusta National a recibir homenajes. Woods vino al Masters de Augusta a competir y así lo hizo durante toda la primera jornada, entregando un resultado de 71 golpes, uno por debajo del par del campo. Una tarjeta que es mucho más que un número.

Dos días de tormentas y un campo de golf muy pesado, probablemente el que tiene la orografía más dura en toda la temporada. En los tres días previos, Tiger Woods solo jugó 27 hoyos de prácticas, suficiente para que el ganador de 15 torneos del Grand Slam encarara su milagroso retorno 508 días después de su última vuelta oficial de golf.

A las 10:29 horas llegaba la leyenda, de rosa y negro, levantando la pasión de una abarrotada primera jornada del Masters. Más d 8.000 dólares se han llegado a pagar en la reventa por ser testigo de la resurrección del Tigre. Woods llegaba a la zona de prácticas 39 minutos antes de su hora de salida, escoltado por su caddie y cuatro guardaespaldas; siete minutos de approach antes de encaminarse a la zona de juego largo donde pegó un total de 53 golpes.

El entrenamiento

Sus movimientos son lentos, trabados, la sensación es que a Tiger le pesa su propio cuerpo. Solo interrumpió la práctica para secarse el sudor, y abrazarse a Bryson DeChambeau que le dijo algo al oído. Woods engulló una pastilla antes del último golpe de práctica; un driver emulando a la salida del hoyo uno, a la que fue a enfrentarse en unos pocos minutos.

Se hacía imposible moverse alrededor de ese tee del hoyo 1. De repente, la vuelta ya era una realidad y su primer golpe salía desviado a la derecha. El primer putt de cuatro metros para par terminó en el hoyo y el golf nos recordó al de su era, aquella tiranía: los gritos se escucharon por todo el estado de Georgia.

Woods completó los 18 hoyos como si el tiempo y las cicatrices no hubieran existido. Atrás quedaron horas de quirófano, sesiones de rehabilitación, calmantes, lo que en la práctica parecían movimientos perezosos se trasformaron en swings fluidos y ágiles. Tiger se transformó, se puso el disfraz de superhéroe y lo único que importa es que han vuelto los putts de garra, los golpes de fantasía.

Como el segundo del 1hoy 4, a través de una ventana imaginaria entre los árboles o los puños al aire, como los que vinieron después del birdie del hoyo 16, tras un putt de casi 10 metros, o el milagroso par del 18. El Tigre renqueante empezó el Masters de Augusta con una vuelta bajo el par, con errores lógicos de tanta inactividad y dos únicos fallo de bulto, el bogey en el hoyo 8, con un mal approach desde 45 metros y una muy mala salida en el 18. Unos números que incluyeron ocho calles cogidas, 10 greenes y 29 putts y dejaron al jugador de 46 años a solo tres golpes del líder provisional, el australiano Cameron Smith. El hoyo 18 era un clamor. Tiger ha vuelto.


Etiquetas:  #Tiger #Woods #no #quiere #homenajes #está #en #Augusta #vestido #de #superhéroe

COMENTARIOS