Tripledemia, qué podemos esperar del Covid y los otros virus este invierno y en un futuro a largo plazo
12:18
18 Diciembre 2022

Tripledemia, qué podemos esperar del Covid y los otros virus este invierno y en un futuro a largo plazo

Es una incógnita lo que pasará en estos meses de invierno con el Covid, sobre todo con la confluencia de gripe, bronquiolitis y Covid, por lo que hay que mantener la vigilancia en los más vulnerables

La pandemia de Covid no ha terminado. Es cierto que la situación actual no es ni de lejos como hace un año o dos, especialmente en los países occidentales donde el índice de vacunación es alto. Pero ahora que ha llegado el frío y estamos conviviendo más tiempo en interiores es cuando sabremos si tendremos por fin unas Navidades más tranquilas. La sensación general en la población es como si no hubiera Covid y la relajación de las medidas, unido a la falta de inmunidad al no haber estado expuestos durante estos últimos años a otros virus, ha hecho que aumenten las infecciones por gripe y virus respiratorio sincitial (VRS), adelantándose y llegando incluso dos-tres meses antes de lo habitual.

Hace algunas semanas que se escucha la palabra 'tripledemia', que no es otra cosa que la confluencia de las epidemias de Covid, gripe y VRS (el que provoca la bronquiolotis en los niños, si bien se está viendo este año que también afecta seriamente a los mayores). Si miramos el Los contagios y hospitalizaciones se ha disparado en las últimas semanas, con especial fuerza en lugares como California y Nuevo México, con un crecimiento de la media diaria de positivos del 28%, lo que ha llevado a algunos estados a pensar de nuevo en reinstaurar el uso de mascarillas en espacios cerrados.

Del Pozo asegura que en España estamos en una situación de transición, "en parte porque somos uno de los países del mundo con mayor cobertura vacunal. Sigue habiendo ingresos y sigue habiendo muertes, pero este impacto es muy pequeño". Además, añade: "Es verdad que es una incógnita lo que va a pasar en los meses de diciembre, enero y febrero cuando estén cocirculando el virus de la gripe, que ya está circulando y de hecho hay más ingresos por neumonía gripal que por neumonía por Covid en estos momentos, pero cuando suba la curva no sabemos bien qué va a pasar. Seguro habrá aumento de casos, esperemos que no colapsen los hospitales, pero me da más miedo este año la gripe que el Covid. Hasta 2020 la gripe colapsaba todos los hospitales españoles en invierno, no al nivel del Covid, pero se llenaban, igual que el virus sincitial con los niños y las bronquiolitis, que ahora estamos viendo que también afecta a personas mayores. Este año la necesidad de vacunarse contra la gripe es mayor porque llevamos dos años sin haber estado expuestos y hemos perdido inmunidad".

Gabriel Reina, especialista en Microbiología y Parasitología de la CUN, cree que lo que hay que vigilar es BQ.1, la variante que está por explotar. "Pero no sabemos cómo va a ser esa explosión porque apenas hemos entrado ahora en el invierno de verdad. Se supone que la capacidad de transmisión del virus va a aumentar en la medida en que aumenten las relaciones en espacios cerrados, poco ventilados y además sin restricciones ya de ningún tipo, con lo cual, hay que estar atentos y vigilar de cerca la situación de las próximas semanas para ver si hay un repunte". En este punto coincide con Del Pozo: "Es verdad que el repunte parece que empieza a venir por la gripe y por otros virus respiratorios, pero yo creo que lo importante ahora es que el sistema de vigilancia siga funcionando activamente para detectar los casos que se declaren lo antes posible en esa población más vulnerable. Y la población general debe ser consciente de que puede ser vehículo transmisor, en el caso de estar con un cuadro respiratorio, a población más vulnerable, por lo que sería recomendable en esos casos usar mascarilla".

Para Antonio Salas, catedrático de la Facultad de Medicina de la Universidad de Santiago de Compostela e investigador en el Instituto de Investigación Sanitaria de Santiago de Compostela (IDIS), "no hace falta ser un experto para darse cuenta de que estamos mejor que hace un año, lo estamos porque hay un panorama epidemiológico diferente que ha cambiado en buena medida porque tenemos un estado de inmunización que no teníamos antes. Tengo cierto grado de optimismo y quiero pensar que estamos llegando a cierto equilibrio de convivencia con el virus 'actual'. De todas maneras, no me relajaría en el sentido de que aún hay margen para sustos, es decir, para que surja alguna variante que se comporte de una manera un poco extraña frente a las vacunas y nuestro estado de inmunización. Ahora estoy un poquito más confiado, como casi toda la población, pero no mandaría nunca el mensaje de 'tranquilos, está todo solucionado, aquí ya está todo superado'.

Futuro del Covid a medio-largo plazo

En este sentido, Salas recuerda que este es el tercer susto importante que tenemos. "Las pandemias de coronavirus estaban anunciadas desde principios del 2000, cada 10 años nos toca algo (SARS-CoV-1, MERS, SARS-CoV-2...). Aunque seamos capaces de superar completamente este, no quita que dentro de 5, 6, 7 o 10 años vuelva a surgir otro SARS-CoV o una gripe de la misma magnitud que nos deje temblando".

'La familia del Covid' sigue creciendo y tendremos que vigilar cómo se van generando las nuevas variantes, apunta Reina. "A medio y largo plazo el Covid seguramente sea un virus de transmisión respiratoria más, como la gripe y como los otros coronavirus que existen en el ambiente y causan cuadros catarrales. Yo creo que este invierno todavía hay que vigilar muy estrechamente y ser precoces en el diagnóstico del virus, sobre todo en población vulnerable que pueden sufrir un cuadro más severo. Y a medio-largo plazo no creo que el virus desaparezca, pero que vaya hacia eso que se ha dicho tantas veces, la gripalización de este virus".

La prolífica ómicron sigue dándonos subvariantes, pero ¿podría aparecer una variante que merezca su propia letra griega, la variante Pi? "Por supuesto, pero por estadística lo más probable es que sea una variante que cada vez se parezca más a los coronavirus humanos que causan cuadros catarrales en épocas invernales, no tiene por qué ser más agresiva", subraya Del Pozo. A estas alturas de la película, ¿podrían surgir variantes más agresivas? "Pueden surgir, pero ya ha pasado en la pandemia y no fueron capaces de proliferar. En ciencia no podemos decir nada de manera muy categórica, pero yo diría que las probabilidades que tenemos de que aparezca una variante mucho más agresiva son extremadamente bajas. Seguro que surgirán en zonas del mundo donde no haya cobertura vacunal y el virus se esté multiplicando de manera incontrolada, pero lo más probable es que sean incapaces de sustituir a las que tenemos ahora".

En ese sentido, Del Pozo ve de manera optimista que en España predominen BA.4 y BA.5 o si crece BQ.1 "porque están ocupando un nicho que no pueden ocupar otras que vengan de fuera, nos están protegiendo de una nueva variante más agresiva". Lo que sí habrá seguro son otras pandemias. Según el especialista, en 2002-2003 ya había artículos científicos preconizando esta pandemia. "También está escrito, porque científicamente es posible, que aparezcan nuevos virus que combinen la facilidad de transmisión del SARS-CoV-2 con la agresividad y la letalidad que tenía el SARS-CoV-1. Por eso es importante que utilicemos todo lo aprendido con el Covid para intentar prever y estar en condiciones de afrontar nuevas pandemias que van a ocurrir seguro".


Etiquetas:  #Tripledemia #qué #podemos #esperar #del #Covid #y #los #otros #virus #este #invierno #y #en #un #futuro #a #largo #plazo

COMENTARIOS